La brutal muerte del “Valiente”, el faraón egipcio que fue asesinado en una guerra por hipopótamos ruidosos

Los restos muestran heridas perpetradas por cinco armas diferentes, lo que los investigadores interpretan como “una ejecución ceremonial”.

La momia de Segenenre fue descubierta en 1881 por un grupo de arqueólogos que estudiaban las tumbas de Deir el-Bahir (Foto: EPA)
La momia de Segenenre fue descubierta en 1881 por un grupo de arqueólogos que estudiaban las tumbas de Deir el-Bahir (Foto: EPA)

Seqenenre-Taa-II, conocido como “El Valiente”, murió ejecutado tras una guerra iniciada por hipopótamos ruidosos que perturbaban el sueño de Apofis, gobernante de los hicsos y enemigo del faraón.

Una tomografía computarizada de los restos del dirigente egipcio, quién gobernó el sur de Egipto por 3,576 años, reveló que fue capturado y brutalmente ejecutado por cinco personas.

El estudio publicado por Frontiers in Medicine se relaciona con el mítico conflicto entre Apofis y Segenenra. Este se encuentra conservado en el papiro Salier I y narra que, al no poder dormir por varias noches, Apofis envió un mensajero a Tebas para acusar la situación al faraón:

Apopi, quién me envía a ti a decirte: Haz que abandone el estanque de los hipopótamos que está al este de la ciudad, pues impiden que el sueño acuda a mí ni de día ni de noche. El ruido que ellos tienen repletos los oídos de las gentes de su ciudad

El estudio de su tomografía reveló y confirmó detalles que no habían sido detectados, entre ellos, que el faraón fue atado de manos para evitar que se defendiera.

“La muerte de Seqenenre fue más bien una ejecución ceremonial”, aseguraron los investigadores (Foto: Sahar Saleem)
“La muerte de Seqenenre fue más bien una ejecución ceremonial”, aseguraron los investigadores (Foto: Sahar Saleem)

“Esto sugiere que Seqenenre estaba realmente en la primera línea con sus soldados arriesgando su vida para liberar a Egipto”, dijo el autor principal, el doctor Sahar Saleem, profesor de radiología en la Universidad de El Cairo que se especializa en paleorradiología, a Europa Press.

Los restos fueron analizados con nuevas tecnologías médicas que permiten saber la edad, el sexo y la causa de muerte. Gracias a ello, los investigadores lograron determinar que las heridas del “Valiente” fueron perpetradas por cinco armas diferentes, lo que implicaría que el mismo número de personas lo atacó.

“En una ejecución normal de un prisionero atado, se podría suponer que solo un asaltante ataca, posiblemente desde diferentes ángulos pero no con diferentes armas”, explicó a la agencia Saleem. “La muerte de Seqenenre fue más bien una ejecución ceremonial”.

Las heridas del “Valiente” fueron perpetradas por cinco armas diferentes, lo que implicaría que el mismo número de personas lo atacó. (Foto: Europa Press)
Las heridas del “Valiente” fueron perpetradas por cinco armas diferentes, lo que implicaría que el mismo número de personas lo atacó. (Foto: Europa Press)

Entre otras cosas, determinaron que el líder de Tebas murió a los 40 años, la estimación más precisa hasta la fecha desarrollada a partir de su morfología.

La momia de Segenenre fue descubierta en 1881 por un grupo de arqueólogos que estudiaban las tumbas de Deir el-Bahir, al interior de la necrópolis tebana. Su muerte había permanecido bajo un halo de misterio, pues su cuerpo no mostraba heridas y se encontraba en mal estado, lo que era atribuido a un embalsamamiento apresurado.

Los egiptólogos que realizaron el examen forense de Segenenre, James Harris y Kent Weeks, hablaron de un “olor fétido y aceitoso” que llenó la habitación (Foto: EPA)
Los egiptólogos que realizaron el examen forense de Segenenre, James Harris y Kent Weeks, hablaron de un “olor fétido y aceitoso” que llenó la habitación (Foto: EPA)

Sin embargo, Saleem y el coautor del estudio Zahi Hawass, arqueólogo y exministro egipcio de antigüedades, dieron con otro hallazgo sin precedentes sobre la momia: los embalsamadores utilizaron una capa de material parecido al utilizado actualmente en la cirugía plástica para ocultar las heridas del faraón.

Esto podría significar que el cuerpo de Segenenre fue embalsamado en un laboratorio de momificación real y no en un lugar mal equipado, como habían interpretado anteriormente los expertos.

De acuerdo con el Daily Mail, hasta la fecha se consideraba que los restos del faraón egipcio eran “los peor conservados de todas las momias reales conservadas enel museo de El Cairo”. Incluso, los egiptólogos que realizaron el examen forense de Segenenre, James Harris y Kent Weeks, hablaron de un “olor fétido y aceitoso” que llenó la habitación al momento de abrir la caja donde se encontraban los restos.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: