Detenidos y heridos en las protestas por la detención de Pablo Hasél, el rapero condenado por tuitear contra la monarquía

La mayor de las manifestaciones se produjo en Barcelona. El músico fue aprehendido en la universidad de la ciudad de Lérida, donde estaba atrincherado junto a decenas de seguidores. El caso generó un amplio debate en el país sobre los límites a la libertad de expresión

Marchas Pablo Hasel

Varias manifestaciones celebradas en diversas ciudades catalanas en protesta por el arresto del rapero español Pablo Hasel, en las que participaron miles de personas, acabaron en diversos disturbios que se saldaron con 15 detenciones y 33 heridos, 17 de ellos agentes de la policía catalana.

Según informaron los Mossos d’Esquadra (fuerza policial de Cataluña), en los incidentes ocho personas fueron detenidas en Lleida, tres en Barcelona, y cuatro en Vic, las localidades catalanas donde, junto con Girona, se produjeron los incidentes más graves durante las manifestaciones que se han celebrado en numerosas poblaciones de Cataluña.

Disturbios en Barcelona por el encarcelamiento de Pablo Hasel en el marco de la Ley Mordaza. REUTERS/Nacho Doce
Disturbios en Barcelona por el encarcelamiento de Pablo Hasel en el marco de la Ley Mordaza. REUTERS/Nacho Doce

Hasel fue detenido por la mañana, tras encerrarse en la Universidad de Lérida para evitar su encarcelamiento por una controvertida condena a prisión por unos tuits contra la monarquía y las fuerzas de seguridad, y por la tarde se registró la concentración de mayor envergadura en Barcelona, donde también se han reportado choques entre los manifestantes y las fuerzas de seguridad.

Foto de la marcha por la libertad de Pablo hasel (Josep LAGO / AFP)
Foto de la marcha por la libertad de Pablo hasel (Josep LAGO / AFP)

“¡No nos van a parar nunca, no nos van a doblegar!”, gritó Pablo Hasel mientras la policía lo escoltaba fuera de la universidad de la ciudad de Lérida (Cataluña), donde se había atrincherado la víspera con decenas de activistas. “Muerte al Estado fascista”, vociferó, antes de que los agentes le hicieran entrar al vehículo policial, entre abucheos de activistas que protestaban en esta ciudad, situada 150 km al oeste de Barcelona.

“¡Resistencia!”, “Pablo, compañero, estamos a tu lado” y “¡Libertad Pablo Hasel!”, fueron los lemas más utilizados durante las manifestaciones convocadas para protestar por la detención del rapero por enaltecimiento del terrorismo.

(REUTERS/Lorena Sopena)
(REUTERS/Lorena Sopena)

En Lleida, en cuya universidad fue detenido el rapero la mañana del martes, unas 2.000 personas, según la organización, y 1.400, según la Guardia Urbana, iniciaron la protesta en la plaza de la Catedral, donde leyeron un manifiesto.

La comitiva se dirigió hasta la sede del Partido Socialista de Cataluña (PSC) en Lleida, donde se lanzaron huevos y otros objetos contra la fachada, y posteriormente, a la altura de la plaza Sant Joan, donde arrojaron pintura contra la fachada de la sede del Partido Popular (PP).

Varios centenares de personas caminaron entonces hasta la Subdelegación del Gobierno en Lleida, donde se vivieron los momentos de más tensión al tirar contenedores al suelo, incendiar algunos de ellos y tirar petardos contra algunas furgonetas de los Mossos, uno de cuyos agentes sufrió lesiones.

(REUTERS/Lorena Sopena)
(REUTERS/Lorena Sopena)

En Girona, 5.000 personas, según Mossos d’Esquadra y Guardia Urbana, se reunieron en la plaza 1 de Octubre y después recorrieron diversas calles hasta la delegación de la Generalitat y, poco después, ante los juzgados.

En ese punto, al que se había llegado sin incidente alguno, se produjeron los primeros lanzamientos de objetos y pirotecnia contra los agentes. Al final, un grupo de manifestantes llegó a la Subdelegación del Gobierno, donde se desataron los disturbios con lanzamientos contra los agentes y con la colocación de una barricada con contenedores.

Manifestaciones por la libertad a Pablo Hasel en Barcelona, España February 16, 2021. REUTERS/Nacho Doce
Manifestaciones por la libertad a Pablo Hasel en Barcelona, España February 16, 2021. REUTERS/Nacho Doce

La protesta en Barcelona congregó a unas 1.700 personas, según la Guardia Urbana. Los incidentes en la capital catalana se produjeron cuando los participantes se dirigieron a la altura de la comisaría del Cuerpo Nacional de Policía, donde los Mossos d’Esquadra cargaron con balas de foam contra algunos manifestantes que lanzaban petardos, piedras y botellas hacia el cordón de agentes y que montaron barricadas con contenedores y otros elementos del mobiliario urbano a los que prendieron fuego.

También atacaron la sucursal de una entidad bancaria y quemaron varias motos estacionadas en la zona de Via Augusta con Travessera de Gràcia.

El cantante se encerró en la Universidad de Lérida “para ponérselo a la Policía lo más difícil posible” y con el objetivo de visibilizar lo que considera un “gravísimo ataque” contra las libertades. (REUTERS/Lorena Sopena)
El cantante se encerró en la Universidad de Lérida “para ponérselo a la Policía lo más difícil posible” y con el objetivo de visibilizar lo que considera un “gravísimo ataque” contra las libertades. (REUTERS/Lorena Sopena)

Hasel, de 32 años y cuyo verdadero nombre es Pablo Rivadulla Duró, tenía plazo hasta la noche del viernes para entregarse voluntariamente y empezar a cumplir una sentencia de nueve meses de cárcel por enaltecimiento del terrorismo debido a los mensajes, publicados entre 2014 y 2016.

Conocido por sus críticas muchas veces radicales contra el sistema, Hasel ha sido condenado antes de agresión y de elogiar a grupos extremistas armados, pero nunca ha estado tras las rejas. Una sentencia previa a dos años fue suspendida.

Barricadas preparadas por simpatizantes de Hasel en Lérida (REUTERS/Lorena Sopena)
Barricadas preparadas por simpatizantes de Hasel en Lérida (REUTERS/Lorena Sopena)

Este lunes, la Audiencia Nacional española volvió a rechazar la suspensión de la ejecución de la condena, al recordar que en 2017 fue condenado por un delito de resistencia o desobediencia a la autoridad; y en 2018, por allanamiento de local.

Hasel fue condenado a nueve meses de prisión, seis años de inhabilitación para ejercer cargo público y al pago de casi 30.000 euros de multa por delitos de enaltecimiento del terrorismo e injurias contra la Corona y las instituciones del Estado español.

(REUTERS/Lorena Sopena)
(REUTERS/Lorena Sopena)

El cantante se encerró en la Universidad de Lérida “para ponérselo a la Policía lo más difícil posible” y con el objetivo de visibilizar lo que considera un “gravísimo ataque” contra las libertades.

Los tuits por los que fue condenado

En su música y en los tuits incriminados, Hasel arremetía contra la monarquía y llamaba, por ejemplo, “mercenarios de mierda” a las fuerzas policiales y las acusaba de torturar y asesinar a manifestantes e inmigrantes.

-¿50 policías heridos? Estos mercenarios de mierda se muerden la lengua pegando hostias y dicen que están heridos. (23/03/2014)

-Ahora van de lloricas los antidisturbios cuando han golpeado y torturado siempre a miles y miles de personas, han desahuciado a porrazos, etc. (25/03/2014)

-Pretenden ocultar que muchas personas han salido hoy a exigir el fin de la monarquía fascista y golpean hasta a periodistas. (30/03/2014)

-Policía Nazi-onal torturando hasta delante de las cámaras. (30/03/2014)

-¿Matas a un policía? Te buscan hasta debajo de las piedras ¿Asesina la policía? Ni se investiga bien. (04/04/2014)

-El mafioso del Borbón de fiesta con la monarquía saudí, entre quienes financian el ISIS queda todo. (02/12/2014)

-Ante el terrorismo de Estado, el barrio organizado (29/12/2015)

-Quieren exterminarlo como a su camarada [la grapo] Isabel Aparicio. Que se sepa. (20/01/2016)

-Uno de CUP hablando claro contra la monarquía mientras IU anda de risitas con esta en la Zarzuela. (21/01/2016)

-Policías que con Franco encarcelaban y que ahora encarcelan como jueces de la Audiencia Nazi-onal. (07/02/2016)

-[El etarra] Joseba Arregi asesinado por la policía torturándolo. (14/02/2016)

-Ada Colau no le llamará criminal al Rey por vender armas a Arabia Saudí o vivir a todo lujo a costa de la miseria, criminaliza la huelga. (21/02/2016)

-Y así fue, la acabaron exterminando. [Adjunta una imagen con un texto de la grapo Isabel Aparicio]. (01/04/2016)

“Una falsa democracia”

En una entrevista telefónica con AFP, Hasel había dicho el viernes que no se presentaría ante la policía. “Tendrán que venir ellos a secuestrarme y también servirá para que el Estado quede retratado como lo que es: una falsa democracia”, dijo, desafiante, en aquel momento.

El lunes, ante los rumores de una detención inminente, se atrincheró en el edificio del rectorado de la universidad de su ciudad, Lérida, junto a decenas de jóvenes que querían dificultar su arresto.

“Me encarcelarán con la cabeza alta por no haber cedido a su terror”, publicó el rapero en uno de sus últimos tuits, pocas horas antes de su detención.

Allí acudieron los agentes policiales sobre las 6:30 hora local (5:30 GMT) y, pese a encontrarse algunas barricadas y contenedores para impedir su acceso, pudieron ir desalojando a los activistas sin “incidentes graves”, comentó un portavoz.

En Madrid y en Barcelona se han celebrado varias manifestaciones de apoyo a Hasel y unos 200 artistas, entre ellos el director de cine Pedro Almodóvar, el actor Javier Bardem y el cantautor Joan Manuel Serrat, firmaron un manifiesto en su defensa, mientras que organizaciones como Amnistía Internacional (AI) consideraron injusto y desproporcionado el encarcelamiento.

Ante el escándalo, el gobierno del socialista Pedro Sánchez prometió la semana pasada que plantearía “una revisión de los delitos relacionados con excesos en el ejercicio de la libertad de expresión”, con el objetivo de que se impongan penas “disuasorias” y no de cárcel. Su socio en el Ejecutivo, la formación de izquierda Unidos Podemos, pidió el indulto para el rapero.

Protestas en Barcelona por el encarcelamiento de Pablo Hasel. REUTERS/Nacho Doce
Protestas en Barcelona por el encarcelamiento de Pablo Hasel. REUTERS/Nacho Doce

La propuesta es rechazada por el Partido Popular de oposición, un partido conservador, y el partido de extrema derecha Vox.

Los cambios al código bajo una nueva Ley de Seguridad Pública, conocida como “Ley mordaza”, se hicieron en 2015 cuando gobernaba el Partido Popular y han sido criticados desde entonces por grupos de derechos humanos y organizaciones internacionales por limitar potencialmente la libertad de expresión en nombre de la protección al estado y las instituciones religiosas.

El caso de Hasel recuerda al del rapero español Valtonyc, quien en 2018 se marchó a Bélgica horas antes de entrar en prisión para cumplir una condena por injurias al rey, enaltecimiento del terrorismo y amenazas en sus canciones. Bélgica ha rechazado la extradición solicitada por España hasta el momento, alegando que sus acciones no constituyen delito bajo la ley belga.

(Con información de AFP, EFE, AP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: