China multó a Alibaba y Tencent por esquivar reglas antimonopolio y elevó su presión sobre los gigantes tecnológicos

Aunque los montos son menores en comparación con la facturación de las empresas, muestra la mayor supervisión sobre el sector digital, especialmente las “fintech”

(Reuters)
(Reuters)

El regulador del mercado chino anunció este lunes la imposición de multas por importe de 500.000 yuanes (76.500 dólares) a los gigantes digitales Alibaba y Tencent por no cumplir con los procedimientos antimonopolísticos en la adquisición de otras firmas.

En un comunicado publicado en su página web, la Administración Estatal para la Regulación del Mercado (SAMR) indica que estos conglomerados no informaron correctamente de las operaciones, que comportaban una concentración de actores del mercado en determinados sectores, para la aprobación por parte de las autoridades.

En el caso de Alibaba, la investigación se centra en una ampliación de la participación de su subsidiaria de inversiones en el operador de centros comerciales Yintai (Intime) en febrero de 2018, mientras que en el de Tencent se trata de la compra de la productora audiovisual New Classics Media por parte de su filial China Literature, plataforma líder de literatura en línea.

Tras las pesquisas, las autoridades llegaron a la conclusión de que ambas compañías no remitieron, tal y como requiere la ley antimonopolio del país, documentos que especificasen que las operaciones representaban una concentración de actores del mercado, aunque estas “no tuvieron un efecto de exclusión o restricción a la competencia”.

(Reuters)
(Reuters)

Por ello, la Oficina Antimonopolio de la SAMR decidió imponer la máxima multa contemplada por las normativas, una cantidad que, pese a ser reducida en comparación con el tamaño de dichas empresas -tanto Alibaba como Tencent están valorada en más de 700.000 millones de dólares-, pretende poner de relieve que se está incrementando la supervisión antimonopolística en el sector digital.

SEÑALES DE MAYOR SUPERVISIÓN

“Aunque la cantidad de las multas es relativamente baja, envían señales a la sociedad de una supervisión antimonopolística más fuerte en el sector de internet, eliminar la mentalidad de ‘esperar a ver qué ocurre’ de algunas empresas y producir un efecto disuasorio”, explicó un portavoz del organismo.

Aparte de Alibaba y Tencent, también fue sancionado el principal operador de taquillas para paquetería del país, Fengchao (Hive Box), por su compra de su principal competidor, Sudiyi, hasta entonces propiedad de la compañía pública de correos China Post.

La SAMR advirtió de que todas las empresas digitales deben someterse al escrutinio de las autoridades a la hora de llevar a cabo fusiones o adquisiciones, incluidas las de las pymes, para que estas puedan evitar la formación de monopolios y el “ahogamiento” a otras empresas con el objetivo de “poner trabas a la innovación”.

En los últimos meses, la relación del régimen chino con las grandes firmas digitales parece haberse agriado, especialmente con aquellas que cuentan con grandes subsidiarias dedicadas al sector tecnofinanciero (‘fintech’) como es el caso de Alibaba, propietaria de Alipay, y de Tencent, matriz de Tenpay -utilizada principalmente a través de su red social WeChat, conocida como el “WhatsApp chino”-.

Este mes, el presidente de la Comisión Reguladora de Bancos y Aseguradoras (CBIRC) y número dos del banco central, Guo Shuqing, aseguró que China supervisará de forma “especial” a las ‘fintech’, a las que acusó de tener un control ‘de facto’ sobre los datos, de “tender a poner trabas a la competencia y a tratar de conseguir beneficios excesivos” y, en algunos casos, de engañar a ciudadanos con pocos recursos para que se endeuden.

Las autoridades han anunciado ya una normativa más restrictiva para el sector y suspendieron a última hora la salida a Bolsa de Ant Group, operadora de Alipay, que de haberse producido el 5 de noviembre como estaba previsto hubiera sido la mayor operación de este tipo de la historia.

(Con información de EFE)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: