Un medio neozelandés se disculpó por 50 años de noticias racistas sobre la etnia maorí

“Nos disculpamos públicamente e implementamos planes para representar mejor a todas las comunidades de Aotearoa”, dijeron las autoridades del diario

El grupo mediático neozelandés Stuff, uno de los más grandes del país, pidió este lunes disculpas por 50 años de cobertura "racista" sobre los asuntos maoríes que contribuyó "al estigma social y los estereotipos negativos".EFE/Ross Setford/Archivo
El grupo mediático neozelandés Stuff, uno de los más grandes del país, pidió este lunes disculpas por 50 años de cobertura "racista" sobre los asuntos maoríes que contribuyó "al estigma social y los estereotipos negativos".EFE/Ross Setford/Archivo

El grupo mediático neozelandés Stuff, uno de los más grandes del país, pidió este lunes disculpas por 50 años de cobertura “racista” sobre los asuntos maoríes que contribuyó “al estigma social y los estereotipos negativos”.

“Nos disculpamos públicamente con los maoríes e implementamos planes para representar mejor a todas las comunidades de Aotearoa”, nombre maorí de Nueva Zelanda, apunta el medio en un artículo especial donde reconoce los errores cometidos durante medio siglo de publicaciones.

Stuff, que posee el mayor portal de noticias y otros nueve periódicos del país, realizó una investigación histórica sobre la cobertura que sus periodistas realizaron al tratar noticias indígenas.

En la vasta investigación denominada “Nuestra Verdad, Tā Mātou Pono”, en la que trabajaron 20 periodistas para analizar las publicaciones impresas y digitales del grupo mediático, Stuff recopila diversos ejemplos de artículos tendenciosos y racistas publicados por sus diarios.

 AFP 162
AFP 162

El pueblo maorí, que representan el 17 % de los alrededor de 5 millones de neozelandeses, afronta diversos problemas como la pobreza, la marginalización y la discriminación institucional y entre su comunidad tiene altas tasas de encarcelamiento, alcoholismo o violencia doméstica, entre otros.

Ha sido muy difícil darme cuenta que los hallazgos de esta investigación también se reflejan en mi persona, como reportera y como mujer maorí”, dijo en un comunicado Carmen Parahi, quien lideró este proyecto junto al director editorial director Mark Stevens.

El grupo mediático también admitió que protegió los intereses de los colonizadores y el Estado neozelandés y que “marginalizó” las voces de los maoríes cuando reclamaron los derechos tradicionales sobre sus tierras.

No nos adherimos a los principios del periodismo de justicia y equilibrio al tratar los asuntos de los maories”, admitió Stuff.

Los maoríes firmaron en 1840 con la Corona británica el Tratado de Waitangi, que es la espina dorsal de las relaciones entre el Gobierno y este pueblo originario.

Con información de EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Un centenar de ballenas piloto murieron varadas en Nueva Zelanda

La primera ministra de Nueva Zelanda Jacinda Ardern ofreció a Joe Biden compartir la experiencia de su país en la lucha contra el coronavirus

Jacinda Ardern marca el camino en Nueva Zelanda: apostó por la diversidad en su nuevo gabinete y nombró a una maorí como canciller