Kim Jong un le ordenó a 12 mil personas que ayudaran a reparar daños del tifón en Corea del Norte

La península coreana se prepara para la llegada de un nuevo huracán, pero el litoral oriental del país registró importantes inundaciones y daños a causa de las lluvias torrenciales

El dictador de Corea del Norte, Kim Jong Un, con un grupo de militares
El dictador de Corea del Norte, Kim Jong Un, con un grupo de militares

El líder norcoreano Kim Jong un ordenó a 12.000 miembros de su partido, radicados en Pyongyang, que ayuden a dos provincias rurales a recuperarse de los daños causados por un violento tifón, indicó el domingo la agencia oficial KCNA.

La península coreana se prepara para la llegada de un nuevo huracán, pero el litoral oriental del país registró importantes inundaciones y daños a causa de las lluvias torrenciales que acompañaron e paso del violento tifón Maysak a principios de semana, además de por otras tormentas.

Las catástrofes naturales suelen provocar más daños en Corea del Norte que en Corea del Sur, sobre todo por la fragilidad de las infraestructuras norcoreanas. El país, además, es muy vulnerable a las inundaciones a causa de la deforestación.

Más de un millar de viviendas fueron destruidas por el tifón Maysak y numerosos edificios públicos y tierras de cultivo quedaron inundados en las provincias de Hamgyong del Norte y del Sur, según KCNA.

El sábado, el dirigente visitó la zona para constatar los daños y organizó una reunión sobre las operaciones de rescate, precisó la misma fuente.

Además, despidió al presidente del comité del partido de la provincia de Hamgyong del Sur, según KCNA.

El dictador de Corea del Norte,Kim Jong Un
El dictador de Corea del Norte,Kim Jong Un

En unas fotos publicadas este domingo por el diario del partido en el poder, Rodong Sinmun, aparece el líder norcoreano discutiendo sobre la situación con otros funcionarios, de pie frente a las casas destruidas y los árboles derribados.

En una carta abierta manuscrita dirigida a los miembros del Partido del Trabajo, el dirigente anunció que unos 12.000 afiliados, residentes en Pyongyang, serán enviados a esas dos provincias.

Su misión consistirá en participar en las operaciones para ayudar a esa región a recuperarse de los daños. Fijó el 10 de octubre como fecha limite, día del 75º aniversario de la fundación del partido en el poder.

“No podemos dejar a los habitantes de las provincias Sur y Norte del Hamgyong, que acaban de sufrir nuevos daños, festejar este día de aniversario sin un techo”, escribió Kim Jong Un.

El mandatario calificó la situación de “urgente” y que requería ser “gestionada sin esperar ni un solo instante”.

El diario no precisaba el número de heridos, desperecidos o fallecidos.

En 2016, al menos 138 norcoreanos murieron durante unas inundaciones provocadas por lluvias torrenciales, según Naciones Unidas.

(Con información de AFP)

MÁS SOBRE ESTOS TEMAS:

El ministro de exteriores de Alemania anunció que tomará medidas si Rusia no da explicaciones sobre el caso de Navalni

Los trabajadores de la salud de Venezuela comenzaron a cobrar un bono mensual de USD 100 financiado con recursos congelados en cuentas de los EEUU