¿Es seguro viajar en transporte público durante la pandemia?

Compartir el espacio cerrado con otros pasajeros es una de las principales preocupaciones para la reanudación de actividades

Pasajeros con mascarillas en la estación Waterloo de Inglaterra, donde su uso es obligatorio (Victoria Jones/PA Wire/dpa)
Pasajeros con mascarillas en la estación Waterloo de Inglaterra, donde su uso es obligatorio (Victoria Jones/PA Wire/dpa)

En la búsqueda de minimizar el riesgo de contagios y la necesidad de reactivar la economía, uno de los debates más planteados es qué tan seguro es viajar en transporte público durante una pandemia. Según la comunidad científicas, depende de una serie de factores, pero existen formas de estar más protegido.

La principal vía de propagación del virus es a través de las gotitas que la gente esparce cuando habla, tose o estornuda. Esto supone que la mejor forma de minimizar su expansión en el transporte público y en otros lugares es llevar mascarilla y mantenerse a unos dos metros (seis pies) de los demás, según los expertos.

Por ahora hay mucho por saber acerca del virus y de cómo se propaga, pero los expertos destacan que todavía no ha habido ningún gran brote ligado al transporte público, como sí los hubo tras eventos en espacios cerrados.

En todo el mundo, los sistemas de transporte exigen a sus usuarios que usen cubrebocas y les instan a mantener la distancia social. El cumplimiento de las recomendaciones puede variar, especialmente a medida que aumenta el número de viajeros y los trenes y autobuses se llenan de nuevo. Pero hay otras medidas para hacer que esos viajes sean menos peligrosos.

La línea Jubilee en Londres Este (Victoria Jones/PA Wire/dpa)
La línea Jubilee en Londres Este (Victoria Jones/PA Wire/dpa)

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) sugieren viajar fuera de las horas punta, evitar lugares concurridos en las estaciones y dejar filas vacías entre los asientos cuando sea posible.

Se cree que las superficies suponen también un riesgo, aunque en un grado menor, y en el transporte público se están utilizando una amplia variedad de técnicas de limpieza. Moscú y Shanghái han experimentado con luz ultravioleta que mata los gérmenes mientras que Hong Kong ha desplegado un robot que ricía peróxido de hidrógeno. En Nueva York, el metro cierra durante la noche para limpiar los trenes.

Aún así, los CDC piden que, si se puede, se evite tocar superficies como los tornos de entrada o los pasamanos.

(Con información de AP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Por qué los laboratorios internacionales afirman que la vacuna rusa aprobada contra el coronavirus es una caja de pandora

Tras 102 días, Nueva Zelanda registró nuevos contagios comunitarios de coronavirus: ordenaron el confinamiento en Auckland

MAS NOTICIAS