El Parlamento de Egipto aprobó el despliegue de tropas en Libia

Sería en apoyo de las fuerzas del mariscal Haftar, que desde 2014 se enfrentan al Gobierno de Unidad que cuenta con apoyo de las Naciones Unidas. El presidente egipcio Abdel Fattah al-Sisi enfatizó el objetivo de “evitar un mayor deterioro de la seguridad" en la región, pero una intervención podría desestabilizar aún más al país africano

Una sesión del Parlamento de Egipto en febrero de 2019 (AP, archivo)
Una sesión del Parlamento de Egipto en febrero de 2019 (AP, archivo)

El parlamento de Egipto autorizó este lunes al presidente Abdel Fattah al-Sisi a desplegar tropas en la vecina Libia si las fuerzas respaldadas por Turquía, aliadas con el gobierno apoyado por la ONU en Trípoli, se mueven para retomar la ciudad costera de Sirte.

Una intervención egipcia desestabilizaría aún más a Libia, un país rico en petróleo, y pondría a dos aliados de Estados Unidos, Turquía y Egipto, en una posible confrontación directa.

La votación estaba programada inicialmente para el domingo, pero se trasladó al lunes en una sesión cerrada, según el legislador Mustafa Bakry. E

Libia se sumió en el caos cuando un levantamiento respaldado por la OTAN en 2011 derrocó al dictador de toda la vida Muhammar Gaddafi, quien luego fue asesinado.

El país ahora está dividido entre un gobierno en el este, controlado por el comandante militar Jalifa Haftar y con apoyo de Rusia, Egipto y Emiratos Árabes Unidos, y uno en Trípoli, en el oeste, con el apoyo de las Naciones Unidas y principalmente Turquía.

El conflicto se ha convertido en una guerra de poder regional impulsada por potencias extranjeras que vierten armas y mercenarios en el país.

Egipto ha estado respaldando a las fuerzas libias del este (Haftar) en el conflicto, mientras que Turquía respalda a las fuerzas en la capital, Trípoli. El presidente de Egipto advirtió en junio que cualquier ataque contra Sirte o la base aérea interior de Jufra provocaría que El Cairo interviniera militarmente, supuestamente para proteger su frontera occidental con Libia.

El presidente egipcio Abdel Fattah al Sisi, y el jefe militar libio Jalifa Haftar en un encuentro en mayo de 2019. (Presidencia de Egipto via AP, archivo)
El presidente egipcio Abdel Fattah al Sisi, y el jefe militar libio Jalifa Haftar en un encuentro en mayo de 2019. (Presidencia de Egipto via AP, archivo)

“Egipto no escatimará esfuerzos para apoyar a la hermana Libia ... para superar la crisis actual”, dijo la presidencia egipcia en un comunicado después de una reunión del Consejo de Defensa Nacional el domingo que fue presidida por Al Sisi, un polémico líder que lideró del golpe de estado de 2013 contra el presidente Mohammed Morsi y un año después fue electo presidente en unas muy cuestionadas elecciones generales.

Junto con Egipto, Haftar también cuenta con el respaldo de los Emiratos Árabes Unidos y Rusia, mientras que además de Turquía, Qatar e Italia ayudan a las fuerzas de Trípoli.

Estados Unidos ha enviado señales mixtas a los bandos rivales en el transcurso de la guerra, pero cada vez está más preocupado por la creciente influencia de Moscú en Libia, donde cientos de mercenarios rusos respaldaron un intento fallido de las fuerzas de Haftar de capturar Trípoli.

En una llamada el lunes con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, Al Sisi enfatizó el objetivo de Egipto de “evitar un mayor deterioro de la seguridad en Libia”, según un comunicado del portavoz presidencial egipcio. Dijo que los dos líderes acordaron mantener un alto el fuego y evitar una escalada militar en Libia.

El diario estatal egipcio Al-Ahram informó el domingo que la votación en el parlamento tenía la intención de ordenar a Al Sisi “intervenir militarmente en Libia para ayudar a defender al vecino occidental contra la agresión turca”.

La semana pasada, Al Sisi recibió a docenas de líderes tribales leales a Haftar en El Cairo, donde repitió que Egipto “no se quedará de brazos cruzados frente a los movimientos que representan una amenaza directa para la seguridad”.

Combatientes de las fuerzas del gobierno de unidad de Libia, con sede en Trípoli y apoyo de las Naciones Unidas (Amru Salahuddien/dpa)
Combatientes de las fuerzas del gobierno de unidad de Libia, con sede en Trípoli y apoyo de las Naciones Unidas (Amru Salahuddien/dpa)

El parlamento con sede en el este de Libia, el único cuerpo elegido en el país rico en petróleo, también instó a Al Sisi a enviar tropas.

Stephanie Williams, jefe interino de la misión de apoyo de la ONU en Libia, pidió el lunes un “alto el fuego inmediato ... para proteger a los 125,000 civiles que permanecen en peligro y para poner fin a las violaciones flagrantes del embargo de armas de la ONU. "

Sus comentarios llegaron después de su reunión el domingo con el presidente de la vecina Argelia, Abdelmadjid Tebboune.

Las fuerzas de Haftar lanzaron una ofensiva para tomar Trípoli del gobierno apoyado por la ONU en abril del año pasado, pero su campaña, que se había estancado después de llegar a las afueras de la capital libia, sufrió un golpe el mes pasado cuando las fuerzas aliadas de Trípoli, con el apoyo turco, las empujó hacia atrás y ganó la delantera en la lucha.

Las fuerzas de Trípoli retomaron el aeropuerto de la capital, todos los puntos principales de entrada y salida a la ciudad y una serie de pueblos clave de la región. Avanzaron hacia el este, prometiendo retomar también Sirte, que Haftar capturó a principios de este año. Ambas partes han estado movilizando fuerzas durante semanas.

Capturar la ciudad, el lugar de nacimiento de Gaddafi, abriría la puerta para que las fuerzas respaldadas por Turquía avancen aún más hacia el este y potencialmente tomen instalaciones petroleras vitales, terminales y campos ahora bajo el control de Haftar.

(Con información de AP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Últimas Noticias

MAS NOTICIAS