Brigitte Bardot, furiosa con el gobierno francés: “Estamos gobernados por cobardes sin pelotas”

La actriz y activista por los derechos de los animales defendió a las fuerzas de seguridad de Francia en medio de una serie de protestas por la brutalidad policial, criticó la presencia de inmigrantes en el país, insultó a las autoridades y amenazó con irse de Francia

Brigitte Bardot tiene 85 años y es una declarada admiradora de la líder de extrema derecha Marine Le Pen (Christian Alminana/Shutterstock)
Brigitte Bardot tiene 85 años y es una declarada admiradora de la líder de extrema derecha Marine Le Pen (Christian Alminana/Shutterstock)

La legendaria actriz francesa Brigitte Bardot, alejada hace más de cuarenta años de las cámaras y el mundo del cine, ha llegado a los titulares en numerosas oportunidades desde su retiro por sus polémicas declaraciones sobre el feminismo, la población musulmana y la política francesa, entre otros grandes temas.

En los últimos días, Bardot, abocada hace décadas al activismo por los derechos de los animales, fue noticia nuevamente tras manifestarse abiertamente contra el gobierno de Emmanuel Macron y amenazar con abandonar Francia.

Todo comenzó el pasado 12 de junio cuando la actriz de 85 años publicó en su cuenta de Twitter un mensaje de apoyo a las fuerzas de seguridad francesas, acusadas de racismo y abuso de autoridad en una serie de protestas a lo largo de toda Francia contra la violencia policial tras el asesinato de George Floyd en Estados Unidos. Las manifestaciones -convocadas por la familia de Adama Traoré, un joven negro muerto en 2016 tras haber sido arrestado por los gendarmes en Paris- motivaron que las propias fuerzas de seguridad declararan sentirse “abandonadas” por el gobierno, que impulsaba la prohibición del estrangulamiento como una técnica de arresto y luego dio marcha atrás.

“¡Viva la Policía Francesa!” era el título de su mensaje, para no dejar lugar a dudas. “Larga vida a quienes nos protegen con valentía y abnegación, a quienes representan la ley republicana y se dedican perpetuamente, día y noche, para evitar que la escoria invasiva ponga en peligro a la población”. “Admiro su bravura y comprendo su revuelta frente a un lamentable (Christophe) Castaner (el ministro del Interior) apoyado por un sumiso Macron”, agregó la célebre estrella del cine que además apuntó contra “los que dan lecciones, el grupo políticamente correcto de cobardes castrados”.

La actriz abandonó su carrera artística a los 40 años y se trasnformó en una activista por los derechos de los familiares (Shutterstock)
La actriz abandonó su carrera artística a los 40 años y se trasnformó en una activista por los derechos de los familiares (Shutterstock)

La mujer que supo ser un ícono de belleza en los años 60 contrajo matrimonio por cuarta vez en los años 90 con su actual pareja Bernard D´Ormale, miembro del ultraderechista Frente Nacional francés y asesor del líder nacionalista Jean-Marie Le Pen, y es ella misma una declarada admiradora de la líder de extrema derecha Marine Le Pen. En los últimos días, Bardot fue aún más lejos, criticó con dureza al gobierno francés y hasta amenazó con irse de Francia, donde vive actualmente, en una mansión ubicada en las afueras de la ciudad de Saint-Tropez en la Costa Azul.

“Estoy asqueada. Yo, que he sido un símbolo de Francia [N. de la R: en algún momento su rostro fue elegido para representar a la Marianne, la efigie femenina que simboliza a la República Francesa], descubro mi patria invadida por una canalla extranjera que amenaza a los franceses auténticos. Buena parte de Francia no pertenece ya a los franceses. Se ha convertido en una asquerosidad”, expresó en un reportaje radial con la emisora Sud Radio el pasado martes 7 de julio. No es la primera vez que la parisina carga las tintas contra la inmigración -fue multada cinco veces por “incitar al odio racial”-, especialmente contra los musulmanes: en 2004, incluso, escribió una carta dirigida al ex presidente Nicolas Sarkozy en la que acusaba a la población musulmana de “destruir” el país “imponiendo sus actos”.

La mujer que fue sex symbol de los años 60 fue señalada varias veces por sus expresiones racistas contra la comunidad musulmana (Shutterstock)
La mujer que fue sex symbol de los años 60 fue señalada varias veces por sus expresiones racistas contra la comunidad musulmana (Shutterstock)

La actriz fue especialmente consultada en la entrevista por la muerte de Mélanie Lemée, una gendarme de 25 años y campeona de judo que fue atropellada por un conductor en un operativo de control. “¡Estoy harta, y más que harta! Hay momentos en que quiero irme de Francia, porque se ha vuelto asquerosa. Los policías deben garantizar la seguridad de la población, pase lo que pase y siempre debemos respetarlos”, expresó. “Nos permitimos ser invadidos por poblaciones que no tienen nada que ver con nosotros y que son extremadamente violentas, extremadamente crueles”.

Luego la estrella de Y Dios creó a la mujer apuntó contra el gobierno e hizo un pedido de mayor “mano dura”: “Francia está hoy gobernada por unos cobardes, sumisos y sin pelotas, una banda de cagones muertos de miedo. Creo que todos tienen miedo. Realmente es necesaria una mano de hierro, un gobierno autoritario, que deje las cosas un poco claras“, concluyó.

SIGA LEYENDO:

Fue un ícono de la belleza y la libertad, protagonizó unas 50 películas y se retiró a los 40 años: Brigitte Bardot, el mito que hoy cumple 85

El día que un hombre salvó a Francia: De Gaulle y su llamado a la resistencia desde la BBC de Londres

MAS NOTICIAS