EEUU anunció que se reunirá con Rusia para tratar el control de armas y asuntos nucleares e instó a China a unirse al diálogo

La cumbre se realizará el 22 de junio en Viena y la presencia del gigante asiático es determinante: Washington quiere evitar un pacto que no incluya un compromiso por parte de Beijing

Vladimir Putin y Donald Trump se comprometieron en una llamada el pasado día 1 a mejorar el diálogo en el campo de la estabilidad estratégica (Reuters)
Vladimir Putin y Donald Trump se comprometieron en una llamada el pasado día 1 a mejorar el diálogo en el campo de la estabilidad estratégica (Reuters)

Estados Unidos informó este lunes que mantendrá con Rusia una reunión para abordar asuntos nucleares este mes de junio y que China ha sido invitada, una cita que tendrá lugar el día 22 en Viena, a solo unos meses de que expire el único tratado que queda en vigor entre ambas potencias sobre la reducción de armas atómicas.

Así lo anunció el enviado especial de Estados Unidos para el Control de Armas, el embajador Marshall Billingslea, en su cuenta de Twitter. “Hoy se ha acordado con el viceministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Sergei Ryabkov, el día y el lugar para las negociaciones sobre armas nucleares en junio”, publicó, y añadió que China también ha sido invitada. Al respecto, se preguntó: “¿China negociará de buena fe?”.

Por su parte, Rusia confirmó su participación, a través del viceministro ruso de Asuntos Exteriores Serguéi Riabkov señaló a la agencia rusa RIA Nóvosti que él participará por parte de Rusia en el diálogo. “El 22 de junio Viena acogerá una reunión sobre control de armas y estabilidad estratégica al nivel del viceministro de Exteriores de Rusia y el enviado especial del presidente de EEUU Marshall Billingslea. Las consultas se celebrarán en un formato interdepartamental. Evaluamos positivamente la reanudación de estos contactos”, indicó el funcionario.

Fuentes del Departamento de Estado han señalado que Estados Unidos podría estar dispuesto a prorrogar el Nuevo START (único pacto en vigor entre estas potencias), el tratado armamentístico con el que se limita a 1.550 las cabezas nucleares de cada potencia y cuya vigencia finaliza en febrero de 2021, siempre y cuando Rusia pueda convencer a China de sentarse a negociar.

Sin embargo, el Kremlin no parece avanzar en dicha dirección. “Estamos sorprendidos por la mención en Washington de que la parte estadounidense espera que acudan representantes de China a esta reunión” de Viena, afirmó Riabkov. “Respetamos la postura bien conocida de Beijing”, añadió el viceministro, quien da por hecho que el día 22 se celebrará solamente una reunión bilateral entre EEUU y Rusia.

Moscú se ha mostrado partidario de alcanzar un acuerdo, mientras que Estados Unidos siempre lo ha supeditado a la capacidad del Kremlin para convencer a Beijing de que se siente a negociar.

Si bien el armamento nuclear del gigante asiático supone una fracción comparado con el de Rusia y Estados Unidos, China no ha mostrado demasiado interés por entablar negociaciones en este sentido.

(Con información de EFE y Europa Press)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: