España levanta la restricción de las actividades económicas no esenciales en pleno debate por el riesgo de repunte de coronavirus

En el país europeo se han registrado 166.019 casos desde el comienzo de la pandemia, y el ritmo de crecimiento es del 2,6 % y la cifra de fallecidos asciende a 16.972

Un hombre con una máscara protectora y guantes pasa por la Puerta de Alcalá, en medio del brote de la enfermedad coronavirus (COVID-19) en Madrid, España, el 9 de abril de 2020. REUTERS/Sergio Pérez
Un hombre con una máscara protectora y guantes pasa por la Puerta de Alcalá, en medio del brote de la enfermedad coronavirus (COVID-19) en Madrid, España, el 9 de abril de 2020. REUTERS/Sergio Pérez

España levanta este lunes la restricción de las actividades económicas no esenciales, por lo que cientos de miles de trabajadores se reincorporan a sus puestos, en medio del debate entre políticos, sindicatos y científicos, por el posible riesgo de repunte de la pandemia de coronavirus al aumentar la movilidad.

El Gobierno decretó el pasado 30 de marzo el cese de toda actividad que no fuera esencial, lo que supuso una paralización casi total de la economía, una medida extrema y excepcional ante el avance de la COVID-19, después de que la semana anterior hubiera crecido a un ritmo de entre el 15 y el 20 % las cifras de contagios y muertes.

Según los últimos datos oficiales, en España se han registrado 166.019 casos desde el comienzo de la pandemia, y el ritmo de crecimiento es del 2,6 % y la cifra de fallecidos asciende a 16.972, un 3,8 % más en 24 horas.

El presidente del Gobierno, el socialista Pedro Sánchez, insistió ayer en una comparecencia pública en que el retorno de la actividad de este lunes no supone un relajamiento de las medidas de confinamiento decretadas el pasado 14 de marzo y que el país no entra en la fase de desescalada de esas medidas.

La gente camina por el puente de Triana durante el brote de la enfermedad coronavirus (COVID-19), en la capital andaluza de Sevilla, España, el 10 de abril de 2020. REUTERS/Marcelo del Pozo
La gente camina por el puente de Triana durante el brote de la enfermedad coronavirus (COVID-19), en la capital andaluza de Sevilla, España, el 10 de abril de 2020. REUTERS/Marcelo del Pozo

Para garantizar en lo posible la seguridad en el desplazamiento de los trabajadores, desde primera hora de la mañana de este lunes policías y miembros de protección civil reparten mascarillas en los principales nudos de comunicación - estaciones de tren y metro -, de las grandes ciudades.

Para este fin, el Gobierno anunció el reparto de un total de 10 millones de mascarillas en puntos logísticos de toda España entre aquellas personas que tengan que desplazarse para trabajar en medios de transporte, donde es más complejo mantener la distancia de seguridad.

Además, agentes de policía vigilan que trenes y autobuses no excedan en número de viajeros para que puedan mantener esa separación.

Se han decretado también medidas de distanciamiento para el trabajo en las empresas, y en la construcción se prohíbe la actividad si la obra tiene lugar en edificios ya habitados, para evitar el contacto entre trabajadores y vecinos.

El presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, pronuncia su discurso durante una sesión sobre la enfermedad coronavirus (COVID-19) en el Congreso de los Diputados, en Madrid, España, el 9 de abril de 2020. Mariscal/Pool vía REUTERS
El presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, pronuncia su discurso durante una sesión sobre la enfermedad coronavirus (COVID-19) en el Congreso de los Diputados, en Madrid, España, el 9 de abril de 2020. Mariscal/Pool vía REUTERS

Las imágenes de la Dirección General de Tráfico mostraban hoy carreteras despejadas y accesos a las grandes ciudades con muy pocos vehículos y lo mismo ocurría en las principales estaciones de metro de Madrid.

Además, la vuelta a la normalidad será escalonada porque hoy es festivo en ocho de las diecisiete regiones españolas, entre ellas Cataluña, por lo que otras grandes ciudades como Barcelona, están sin actividad.

Sin embargo, esta reanudación de la actividad ha sido criticada pero algunos presidentes regionales, como el catalán Quim Torra, quien este domingo consideró “una temeridad y una imprudencia absoluta” levantar algunas restricciones ahora.

También diferentes portavoces sindicales han cuestionado esta medida por el riesgo que supone para los trabajadores, mientras que desde la principal organización empresarial (CEOE), consideran que “es positivo” que se retome la actividad, siempre pendientes de la seguridad.

Con información de EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Volvieron a aumentar las muertes por coronavirus en España: confirmaron 619 fallecidos pero bajó el ritmo de contagios

Francia registró un menor número de muertes por coronavirus en las últimas 24 horas y el total de víctimas asciende a 14.393

MAS NOTICIAS