Italia cerró las escuelas y ya hay 300 millones de alumnos sin clases en el mundo por coronavirus

El gobierno de Giuseppe Conte ordenó la suspensión de actividades en colegios y universidades hasta el 15 de marzo. La Unesco advirtió que si la medida se prolonga “podría amenazar el derecho a la educación”

Una escuela en Roma, sin alumnos por la suspensión de clases (Reuters)
Una escuela en Roma, sin alumnos por la suspensión de clases (Reuters)

El nuevo coronavirus ha dejado a casi 300 millones de estudiantes sin clases en el mundo, luego de que Italia se sume a la lista de países que cerraron los colegios en un intento por frenar la epidemia que preocupa cada vez más al planeta y amenaza la economía mundial.

Italia, principal foco europeo, que superó el miércoles los 100 muertos (3.089 contagiados de los cuales 107 muertos), y tomó medidas excepcionales: todos los colegios y universidades permanecerán cerrados desde el jueves hasta el 15 de marzo.

Las lecciones en escuelas de todo grado y universidades, y las guarderías, quedarán suspendidas siempre y cuando no se desarrollen a distancia. Se excluye a los estudiantes de posgrado de la rama de medicina y formaciones de la salud.

Italia cerró todos los colegios y universidades para acotar la difusión del coronavirus, que ya ha contagiado a 3.089 personas y causado la muerte de más de 100 personas (Reuters)
Italia cerró todos los colegios y universidades para acotar la difusión del coronavirus, que ya ha contagiado a 3.089 personas y causado la muerte de más de 100 personas (Reuters)

También quedan prohibidos los viajes escolares, las iniciativas de intercambio y las salidas didácticas o guiadas. Los colegios y universidades de Emilia Romaña, Lombardía y Véneto (norte), las regiones más afectadas, ya estaban cerrados.

A nivel mundial

En las últimas dos semanas, 13 países han ordenado el cierre de escuelas y otros nueve han impuesto medidas similares a escala local para impedir la expansión del COVID-19, señaló en un comunicado la Organización de la ONU para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Corea del Sur, segundo foco de contagio después de China (5.766 infecciones, incluidas 35 muertes) ha prolongado las vacaciones tres semanas en centros educativos y guarderías.

Una escuela cerrada en el Bronx (Nueva York), tras la detección de un caso de coronavirus (Reuters)
Una escuela cerrada en el Bronx (Nueva York), tras la detección de un caso de coronavirus (Reuters)

En Irán, donde las autoridades informaron el martes de 15 nuevas muertes (92 en total, 2.922 casos), también se cerraron los establecimientos escolares, se suspendieron los eventos culturales y deportivos y se redujeron las horas de trabajo en las administraciones.

A causa de la epidemia, 13 países se han visto obligados a cerrar todos los colegios, lo que afecta a cerca de 300 millones de estudiantes en todo el mundo, según la Unesco, una “cifra sin precedentes”.

La organización de la ONU para la Educación y la Cultura recuerda que hace solo dos semanas, China, donde apareció el virus en diciembre, era el único país que había cerrado los colegios.

Estudiantes usan mascarillas en Jakarta, Indonesia (REUTERS/Ajeng Dinar Ulfiana)
Estudiantes usan mascarillas en Jakarta, Indonesia (REUTERS/Ajeng Dinar Ulfiana)

La Unesco ha convocado una reunión de emergencia de ministros de Educación el próximo 19 de marzo -que se celebrará a distancia, dijeron a Efe fuentes del organismo- para poner en común las diferentes estrategias nacionales para mantener la enseñanza.

Estamos trabajando con los países para asegurar la continuidad del aprendizaje para todos, especialmente de los niños y jóvenes desfavorecidos que suelen ser los más golpeados por el cierre de escuelas”, dijo la directora general de la Unesco, Audrey Azoulay, en el comunicado.

Para la también ex ministra francesa de Cultura, “la escala global y la velocidad de la actual alteración educativa no tiene paralelo y, si se prolonga, podría amenazar el derecho a la educación”.

Una escuela en Japón intenta mantener una distancia considerable entre los alumnos (Reuters)
Una escuela en Japón intenta mantener una distancia considerable entre los alumnos (Reuters)

La Unesco recuerda que el cierre de colegios, incluso cuando es temporal, “es problemático por numerosas razones”, ya que implica una reducción del tiempo de aprendizaje y puede tener otras repercusiones como efectos perniciosos sobre las familias y el trabajo de los padres.

La organización destaca que está apoyando la implementación de programas de educación a distancia a gran escala y de plataformas que permitan a estudiantes y profesores conectarse desde sus casas.

(Con información de AFP y EFE)

MÁS SOBRE ESTE TEMA:


TE PUEDE INTERESAR