Moscú confirmó el primer caso de coronavirus de un ciudadano ruso en su país

Se trata de un moscovita de 29 años que estuvo recientemente en Italia. Sin embargo, el paciente denunció que los médicos no han cumplido con el protocolo de internación y pusieron en riesgo a otras personas

Un hombre con una mascarilla recorre la plaza Roja en Moscú  (REUTERS/Maxim Shemetov)
Un hombre con una mascarilla recorre la plaza Roja en Moscú (REUTERS/Maxim Shemetov)

Un ciudadano ruso que se encuentra en cuarentena en un hospital de Moscú fue confirmado como contagiado de coronavirus, después de haber regresado recientemente del norte de Italia, foco epidémico en Europa.

Si bien Rusia había confirmado casos de turistas chinos, y hubo ciudadanos rusos en el crucero puesto en cuarentena en Japón, se trata del primer caso de un nacional en su territorio.

Según la agencia estatal RIA Novosti, el paciente fue identificado como David Berov, de 29 años y residente en Moscú. En febrero viajó para esquiar a Italia y regresó a la capital rusa el 23 de febrero. Allí estuvo tres días con su rutina habitual, viendo a familiares y amigos, hasta que se presentó el jueves en un centro de salud local, con síntomas de la enfermedad, y fue transferido a un hospital público.

Sin embargo, las condiciones de atención desataron fuertes críticas. Según relató al Moscow Times, fue internado en una habitación con otros cinco hombres que también habían regresado recientemente de los centros para el brote: Italia, Irán y Corea del Sur.

FILE PHOTO: Russian President Vladimir Putin rides from Belorusskaya to Fili station on the Russian-made Ivolga train during the launch of the first routes of the Moscow Central Diameters, the new surface metro lines./File Photo
FILE PHOTO: Russian President Vladimir Putin rides from Belorusskaya to Fili station on the Russian-made Ivolga train during the launch of the first routes of the Moscow Central Diameters, the new surface metro lines./File Photo

A Berov se le hizo la prueba del virus dos veces y cada vez la prueba resultó negativa. Luego, el domingo por la tarde, una tercera prueba dio positivo.

“Cuando llegamos allí preguntamos al personal médico por qué estamos todos juntos en la misma habitación - cualquiera de nosotros podría infectar a los demás”, se quejó.

El paciente hizo notar esta situación a las autoridades del hospital y, según contó, cuando le confirmaron el diagnóstico positivo, le pidieron que no reporte los detalles de la internación.

Berov también declaró que no se ha determinado si contrajo el virus en Italia o si fue contagiado por uno de los pacientes con los que compartía la habitación.

Entre las medidas que tomó el gobierno ruso para prevenir el avance de la epidemia, cerró su frontera terrestre de 4.209 kilómetros con China, donde el brote comenzó a finales de 2019, y ha limitado los vuelos entre los países. También ha suspendido algunos vuelos con Corea del Sur y Rusia, ha prohibido la entrada al país de algunos ciudadanos de Irán.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

TE PUEDE INTERESAR