La imagen del petrolero Grace 1, bajo sospecha de transportar crudo iraní a Siria, después de ser detenido cerca de Gibraltar el 4 de julio de 2019 (Reuters)
La imagen del petrolero Grace 1, bajo sospecha de transportar crudo iraní a Siria, después de ser detenido cerca de Gibraltar el 4 de julio de 2019 (Reuters)

Estados Unidos pidió este jueves a Gibraltar, en nombre de la cooperación judicial internacional, el embargo del petrolero iraní detenido allí desde hace un mes por fuerzas del Reino Unido, justo cuando la Justicia gibraltareña se encaminaba a liberar al buque, anunció el ministerio público del enclave británico.

El abogado Joseph Triay, representante de la fiscalía, no explicó ante el Tribunal Supremo del territorio británico de ultramar en qué se basaba la demanda del departamento de Justicia estadounidense, pero Estados Unidos acaba de lanzar una serie de nuevas sanciones contra Irán orientadas a impedir el comercio de petróleo proveniente de ese país.

El Tribunal, que debía decidir si prolongaba o no la inmovilización del petrolero Grace 1, sospechoso de transportar petróleo hacia Siria en violación del embargo europeo, aplazó la vista hasta las 16:00 locales (14:00 GMT).

Infantes de marina británicos durante el abordaje (Ministerio de Defensa)
Infantes de marina británicos durante el abordaje (Ministerio de Defensa)

Sin esta demanda, recibida a la 01:30 de la madrugada (23:30 GMT del miércoles), "el barco se habría marchado", declaró el presidente del Tribunal, el juez Anthony Dudley.

Mientras tanto, el capitán y los tres oficiales del Grace 1, que se hallaban en libertad bajo fianza, fueron formalmente liberados, anunció un portavoz del Gobierno de Gibraltar, situado en el extremo sur de la península ibérica.

Los infantes de marina de la Armada británica junto a oficiales de Gibraltar interceptaron e incautaron el buque el 4 de julio, cuando intentaba cruzar el estrecho presuntamente en dirección a Siria y cargado con petróleo, lo cual la Unión Europea prohíbe por el contexto de la guerra civil en ese país.

El Grace 1 estaba próximo a ser liberado por las autoridades de Gibraltar (Reuters/ Jon Nazca)
El Grace 1 estaba próximo a ser liberado por las autoridades de Gibraltar (Reuters/ Jon Nazca)

Poco después el régimen de Irán respondió incautando un buque británico, el Stena Impero, en el Estrecho de Ormuz, sobre el Golfo Pérsico, lo que dio inicio a una escalada de tensiones y una "guerra de petroleros", con acusaciones cruzadas y actos de sabotaje contra el comercio internacional de crudo en Medio Oriente.

Las tensiones también llevaron a que Estados Unidos y el Reino Unido ampliaran su presencia militar en la zona, desplegando numeroso buques de guerra y apoyo para ofrecer protección y prestar escolta a los petroleros.

Pero desde la captura del Grace 1 y el Stena Impero se creía que Teherán y Londres estaban inmersos en negociaciones para formalizar un intercambio de naves, un diálogo que no había sido confirmado ni negado.

Sin embargo, el domingo, el secretario de Exteriores del reino Unido, Dominic Raab, negó ante la cadena Sky la existencia de estos contactos alegando que la incautación del Grace 1 era legal, y no así la del Stena Impero. "No vamos a negociar con barcos, esas no es la forma de hacer que Irán retorne desde el enfriamiento" de las relaciones recientes, agregó.

Se refería de este modo al rápido deterioro de las relaciones entre la comunidad internacional e Irán en los últimos tiempos, luego de que en 2018 Estados Unidos saliera unilateralmente del acuerdo nuclear firmado con 2015, y Teherán acusara a los restantes signatarios del tratado de no hacer lo suficiente para mantener sus principales postulados.

(Con información de AFP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: