Israel y Estados Unidos pusieron a prueba con éxito y en secreto un sistema antimisiles de largo alcance en Alaska, anunció este domingo el ministerio de Defensa israelí en un comunicado, y detalló que interceptó con éxito varios misiles más allá de la atmósfera.

El sistema Arrow 3 funcionó en los ejercicios con el apoyo del radar estadounidense AN-TPY2.

"Hoy Israel tiene la capacidad de actuar contra misiles balísticos que podrían ser lanzados contra nosotros desde Irán u otra parte", dijo el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu.

"Es un gran éxito para la seguridad de Israel", añadió. El embajador estadounidense en Israel, David Friedman, asistió al consejo de ministros para observar las imágenes de las pruebas.

(AFP)
(AFP)

Cientos de ingenieros, militares y expertos han trabajado en el país y también en el Pacífico durante las últimas once semanas para llevar a cabo los ejercicios. Un misil lanzado desde Irán tardaría en llegar a Israel diez minutos, un margen que da tiempo de sobra para preparar la respuesta.

Los ensayos del sistema Arrow-3 fueron llevados a cabo en Alaska, "para probar capacidades que no podrían haber sido testadas en Israel", explicó el ministerio de Defensa israelí.

Israel ya anunció en enero que llevaría a cabo pruebas del sistema Arrow-3 en su territorio junto a Estados Unidos. Otros ensayos también tuvieron lugar antes de que el sistema fuera desplegado en las bases aéreas israelíes, en 2017.

Las autoridades no detallaron el lugar exacto de la prueba (Ministerio de Defensa israelí)
Las autoridades no detallaron el lugar exacto de la prueba (Ministerio de Defensa israelí)

Según los responsables israelíes, el sistema de Alaska debe ofrecer una mejor protección que su versión anterior.

El Arrow 3 es un componente principal de la defensa multicapa de Israel, que cuenta con cuatro elementos: el Iron Dome (Cúpula de Hierro), el David's Sling (Honda de David) y los Arrow 2 y 3.

El sistema Arrow, cofinanciado por Estados Unidos, fue concebido y desarrollado por Israeli Aerospace Industries junto al grupo estadounidense Boeing.

Estas pruebas tienen lugar en un contexto de tensiones con Irán en el Golfo.

(Con información de AFP y EFE)