(Foto: Facebook @dankerholmes)
(Foto: Facebook @dankerholmes)

Nathaniel Holmes, 63 años, y su esposa Cynthia Day, 49., llegaron el 25 de mayo al hotel Bahía Príncipe La Romana, en República Dominicana, y desde entonces no dejaron de compartir en Facebook numerosas fotografías de sus vacaciones de ensueño.

"¿Puede alguien prestarme USD 250.000 porque no quiero volver a casa", escribió Nathaniel Holmes en su perfil de la red social, junto a algunas imágenes en las que aparecía el matrimonio feliz y sonriente.

El viaje terminaba el pasado jueves 30 de mayo, pero la pareja nunca se presentó en recepción para tramitar el check out. Un trabajador del hotel los encontró muertos dentro de la habitación, "sin signos de violencia".

La hermana de Cynthia Day, Sonya Jackson, contó al canal de noticias News 4 que la embajada de EEUU confirmó la muerte del matrimonio a la familia. Junto a los cuerpos encontraron varios botes de pastillas para el corazón, informó el Departamento de Estado de EEUU, que no precisó si estaban vacíos.

El periódico local Diario Libre también reveló que la Policía Nacional de República Dominicana supo que Nathaniel Holmes había pedido asistencia médica el jueves por la mañana, ya que no se sentía bien, y que rechazó la atención del doctor del hotel cuando éste se acercó para realizarle un chequeo.

(Foto: Facebook @dankerholmes)
(Foto: Facebook @dankerholmes)

Sólo dos días antes había llamado a su hermana para contarle que lo estaban "pasando genial". El mismo día que dijo en Facebook que habían vivido "el paseo en barco de nuestras vidas".

"De camino a la isla de Saona con mi amor", escribió junto a una fotografía en la que aparecía su esposa con un mono y un loro en los hombros.

Ahora la familia busca saber la verdad. "Nunca debió haber ocurrido", dijo la hija de Nathaniel, Dajuan Holmes Hamilton, a la cadena de televisión NBC.

La muerte de la pareja estadounidense se produjo sólo unos días después de que una turista americana del estado de Delaware revelara en un escalofriante testimonio cómo estuvo a punto de ser asesinada en un resort de Punta Cana. 

Tammy Lawrence contó que se hospedaba en enero en el Majestic Elegance Resort, ubicado en este destino turístico, cuando un hombre la atacó por la espalda sobre las 22:30 horas.

"Pensó que me había matado", contó la superviviente, que estuvo desaparecida durante más de ocho horas.

"No hay cámaras, ni iluminación brillante, etc. Mi esposo y mis amigos fueron a la recepción al menos tres veces durante la noche antes de que el personal de seguridad accediera a buscarme. Esto consistió en que salieron a buscarme. La seguridad en Majestic Elegance pensaba que estaba borracha en alguna parte. Me perdí a las 22:30 y fui encontrada 8 horas más tarde. Fue el infierno", contó la víctima, que escribió el sórdido relato del ataque a través de redes sociales, y que apuntó que al hotel no le pudo reclamar ninguna responsabilidad por lo ocurrido.