John Bolton, Asesor en Seguridad Nacional del gobierno de Estados Unidos
John Bolton, Asesor en Seguridad Nacional del gobierno de Estados Unidos

El ministerio de Exteriores de China se opuso "enérgicamente" este lunes a una reunión reciente entre el Asesor en Seguridad Nacional del gobierno de Estados Unidos, John Bolton, y el Director de Seguridad Nacional de Taiwán, David Lee.

"El principio de 'una sola China' sigue siendo el cimiento político de la relación entre Estados Unidos y China", indicó el portavoz del ministerio, Lu Kang, en conferencia de prensa, haciendo referencia a reclamo de Beijing sobre Taiwán y la representación de la nación china.

"Nos oponemos enérgicamente a cualquier contacto oficial entre Estados Unidos y Taiwán", agregó, de acuerdo a la agencia Reuters..

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores chino, Lu Kang
El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores chino, Lu Kang

De esta manera, el funcionario diplomático hizo referencia a los llamados "tres comunicados" realizados en 1972, 1979 y 1982 en conjunto por Washington y Beijing, a través de los cuales asentaron el establecimiento de las relaciones diplomáticas entre ambos países y un largo período de cooperación y entendimiento entre las dos primeras economías del mundo

Este período ha entrado en crisis en los últimos tiempos por el choque de los intereses de ambas naciones en el Pacífico, en África y en América, y el año pasado Estados Unidos y China incluso iniciaron una llamada "guerra comercial", o la imposición de tarifas recíprocas al comercio en un intento de mejorar sus posiciones y que ha tenido fuertes efectos en el mundo.

Según numerosos reportes, Lee mantuvo una reunión con Bolton durante su visita a Estados Unidos entre el 13 y el 21 de mayo, y la semana pasada Beijing realizó una queja formal por la navegación de dos buques de Estados Unidos por el estrecho de Taiwán en el Mar del Sur de China.

Donald Trump, presidente de Estados Unidos, y Xi Jinping, presidente de la República Popular China
Donald Trump, presidente de Estados Unidos, y Xi Jinping, presidente de la República Popular China

La mayoría de los países del mundo adhieren al principio de "Una sola China", por el cual la República Popular China con capital en Beijing es reconocida por sobre la República de China en Taiwán.

La coexistencia de las dos entidades data de 1949, cuando los comunistas de Mao Tse Tung triunfaron en la guerra civil, fundaron la República Popular y expulsaron a los seguidores de Chiang Kai Shek, líder nacionalista chino, que se instalaron en la isla de Taiwán, continuando el gobierno de la anterior República.

Tsai Ing-wen presidenta de Taiwán (Sam YEH / AFP)
Tsai Ing-wen presidenta de Taiwán (Sam YEH / AFP)

Ambos estados reclaman ser el legítimo, pero la postura internacional fue progresivamente mutando en favor de la República Popular, que controla el territorio chino continental y la inmensa mayoría de la población.

Al respecto, y tras el restablecimiento de relaciones entre Beijing y Washington en 1972, el país comunista finalmente llegó a ocupar el asiento permanente en el Consejo de Seguridad de la ONU en lugar de Taiwán en 1979, año en el que Estados Unidos también cortó relaciones con la República China.

Sin embargo, Washington siempre mantuvo vínculos informales con el gobierno en Taipei, que podrían aumentar si el conflicto con Beijing continúa.

Una imagen de las recientes tensiones entre Washington y Beijing: un destructor chino casi embiste a un buque estadounidense en el Pacífico
Una imagen de las recientes tensiones entre Washington y Beijing: un destructor chino casi embiste a un buque estadounidense en el Pacífico

Así, la reunión entre Bolton y Lee, ex ministro de Exteriores taiwanés, es la primera en cuatro décadas entre altos representantes de seguridad de Estados Unidos y Taiwán, y llega mientras las tensiones en el pacífico entre el ejército chino y la armada de Estados Unidos están en alza.

"Durante la visita, y junto a oficiales del gobierno de Estados Unidos, el Secretario General Lee se reunió con representantes de nuestros aliados diplomáticos, reiterando el apoyo y compromiso a una región indo-pacífica abierta y libre", indicó un comunicado emitido por Taiwán.

Usualmente moderada en sus posturas diplomáticas, China se ha mostrado siempre intransigente en torno a la situación de Taiwán, a la que considera una provincia rebelde a la que aspira poder anexar, y en cuanto a la aceptación del principio de "Una ola China".

MÁS SOBRE ESTE TEMA: