Cada vez atrae a más competidores esta práctica (Foto: Twitter)
Cada vez atrae a más competidores esta práctica (Foto: Twitter)

Puede no ser del agrado de muchos, pero el Air Guitar cada vez cobra más fuerza en el mundo, al grado de ser ya considerado por muchos como un deporte. El US Air Guitar Championships 2019 se celebrará en un par de meses y, por lo pronto, es promocionado como "la mejor cosa que jamás se haya visto".

Los competidores del país estadounidense se disfrazarán, reconstruirán personajes fantásticos y realizarán cómicas pantomimas de icónicos solos en la historia del rock. El air guitar promete exponer a representantes de esta práctica enardecidos, elevando la guitarra a niveles que un auténtico guitarrista jamás imaginó.

Pero si la exposición a nivel nacional de su práctica predilecta pareciera poco para los competidores, el premio mayor sí que podría terminar de convencer a quienes duden en participar en el US Air Guitar Championships 2019, pues el ganador representará a Estados Unidos en el Campeonato del Mundo de Air Guitar, que tendrá lugar en Oulu, Finlandia, a finales de agosto.

Más allá de la evidente dosis humorística e irónica de las actuaciones de quienes se dedican a esta práctica, se encuentra una seria disciplina que ha crecido en popularidad durante las últimas dos décadas. El fonógrafo, que se convirtió en un elemento doméstico común en la primera década del siglo XX, inspiró algunos de los primeros ejemplos conocidos de tocar en solitario.

De acuerdo con The Conversation, una periodista del Evening Star escribió un artículo sobre pacientes en un asilo, que incluía a "una joven que parecía estar tocando una guitarra imaginaria". Y un artículo de 1909 en The Seattle Star describía a un preso que "pasaba su tiempo en la cárcel tocando un piano imaginario, esperando así dar la impresión de que estaba loco y podría así escapar de un castigo más severo".

Simular con aspavientos también encuentra sus orígenes en la comedia musical, pues los artistas suelen acumular toneladas de risas con tan solo fingir que la música de fondo es tocada por ellos.Tan solo los actores Fred Astaire y Jerry Lewis continuaron con esta tradición de comedia al aire en películas como "Cinderfella".

Estas actuaciones también allanaron el camino para la sincronización de labios. Durante la Segunda Guerra Mundial, el canto en vivo con sincronización de labios se usó para entretener a los soldados estacionados en bases militares. La sincronización de labios eventualmente se convirtió en una característica perdurable del rendimiento de arrastre en las subculturas LGBTQ, donde los artistas simularan cantar con música grabada imitando a estrellas mundiales de la música.

Pero los fanáticos del rock comenzaron a simular que tocaban instrumentos hasta la década de 1970, según la publicación de The Conversation llamada Cómo el air guitar se convierte seriamente en un deporte, cuando no pudieron resistirse a imitar a sus artistas favoritos, quienes se habían vuelto cada vez más inventivos con su guitarra en las manos.

Inspirados por los virtuosos de la guitarra afroamericana de la primera mitad del Siglo XX, artistas como Jimi Hendrix, Jimmy Page, Eddie Van Halen, Rick Nielsen y Lita Ford adoptaron auténticas exhibiciones teatrales por demás llamativas. Los fanáticos pronto comenzaron a copiar los salvajes gestos de sus guitarristas predilectos para reflejar su energía en el escenario.

Pero también fue una manera de comprometerse sinceramente con la música. Permitió que muchos hombres movieran sus cuerpos con el ritmo, mientras que evitaban los estereotipos de género de que el baile debería ser algo femenino y no masculino.

A principios de la década de 1980, el air guitar se había convertido en una verdadera corriente de expresión. Compañías de cerveza, estaciones de radio y algunos colegios organizaron batallas de sincronización de labios y competiciones de air guitar en todo Estados Unidos.

En 1996, el Festival de Videos Musicales de Oulu en Finlandia organizó una competencia de esta práctica. Dado que la competencia contó con la mayoría de los artistas locales y algunos extranjeros, los organizadores lo llamaron en broma el "Campeonato Mundial de Air Guitar". El debut fue un éxito, y los organizadores decidieron convertirlo en un festival anual. Un grupo en los Estados Unidos escuchó sobre esta competencia internacional y fundó una sucursal estadounidense en 2003.

La popularidad de Air Guitar en los Estados Unidos se vio reforzada por el lanzamiento del documental de 2006 "Air Guitar Nation" y la memoria de 2006 "To Air Is Human". Hoy en día, el US Air Guitar Championships continúa organizando competiciones, lo que permite a los artistas avanzar de la competencia local a la regional y la nacional.

Este año se celebra el 17º concurso anual, y el guitarrista aéreo Georgia Lunch competirá como el campeón reinante.  Sus principales rivales incluyen un grupo de conocidos nombres del circuito de guitarras aéreas: Airistotle, Cindairella, Shred Nugent, Lieutenant Facemelter, Kingslayer y Rockness Monster, quienes unidos por esta práctica peculiar, mostrarán que la historia del solo de guitarra aún se está escribiendo.