El líder supremo de Irán, Ali Khamenei, ha remodelado la cúpula de la Guardia Revolucionaria de Irán, nombrando nuevo comandante en jefe al general Hossein Salami, dos semanas después de que Estados Unidos designara a este cuerpo militar de élite como grupo terrorista.

Salami, hasta ahora "número dos" de la Guardia Revolucionaria, sustituyó a Mohammad Ali Jafari, según el decreto publicado el domingo por la prensa oficial, que no profundizó en los motivos de este cambio.

Salami se ha destacado por sus amenazas a EEUU y a Israel y por su férrea defensa de los programas de misiles de Irán, asegurando que Teherán "nunca" frenará el desarrollo de sus capacidades militares.

"Frenaremos a nuestro enemigo. Hemos decidido hacerlo", advirtió durante un discurso el pasado 19 de febrero. "Tenemos un plan. Estamos organizados y motivados. Nosotros tenemos fe. Tenemos sacrificio. Tenemos la Jihad"

Hossein Salami en una foto de septiembre de 2018 (ATTA KENARE / AFP)
Hossein Salami en una foto de septiembre de 2018 (ATTA KENARE / AFP)

Nacido en 1960 en la ciudad de Golpayegan, en el centro de Irán, Salami estudió ingeniería mecánica e ingresó en la Guardia Revolucionaria un año después del triunfo de la Revolución Islámica de 1979.

"Nuestros enemigos deben saber que nunca los dejaremos ser", agregó en ese discurso. "Estados Unidos también está angustiado hoy. No tiene la apariencia de una potencia mundial en absoluto. Estados Unidos, también, ha sido derrotado. Nunca dejaremos nuestras armas".

Durante la guerra entre Irán e Irak (1980-1988), comandó varias operaciones militares y ocupó posteriormente los cargos de jefe adjunto de Operaciones del Estado Mayor Conjunto y comandante de la Fuerza Aérea de los Guardianes.

Khamenei, que es también comandante en jefe de las Fuerzas Armadas de Irán, aconsejó a Salami fortalecer y actualizar las capacidades de los Guardianes de la Revolución.

En ese sentido, dijo en febrero que "estamos todos sosteniendo el estandarte. Hemos hecho un juramento. Esto es lo que somos. No fuimos creados para este mundo. Fuimos elegidos para librar la Jihad. Vamos a luchar contra ellos a nivel global, no solo en un lugar. Nuestra guerra no es una guerra local. Tenemos planes para derrotar a las potencias mundiales. Estamos planeando quebrar a Estados Unidos, Israel y sus socios y aliados. Nuestras fuerzas terrestres deben limpiar el planeta de la suciedad de su existencia".

Salami ha sido ya felicitado por el ministro iraní de Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, y por el secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional, Ali Shamjaní, entre otros.

El Consejo Supremo de Seguridad Nacional fue el encargado el pasado 8 de abril de responder a la medida sin precedentes adoptada por Washington contra los Guardianes de la Revolución.

El ayatolá Ali Khamenei, líder supremo de Irán (AFP)
El ayatolá Ali Khamenei, líder supremo de Irán (AFP)

El Consejo reconoció a Estados Unidos como "patrocinador del terrorismo" y a sus tropas desplegadas en Oriente Medio CENTCOM como grupo terrorista.

Los distintos órganos de poder de la República Islámica han salido en defensa de la Guardia Revolucionaria, que fue creada después del triunfo de la Revolución Islámica para proteger al sistema teocrático chií.

Los Guardianes, con unos 125.000 efectivos, son la organización militar más poderosa de Irán y tienen una gran influencia política y económica en el país, así como en Oriente Medio, donde han desplegado asesores militares y milicianos en Siria e Irak.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: