(Reuters)
(Reuters)

La primera ministra británica, Theresa May, admitió este lunes que todavía no cuenta con suficientes apoyos en la Cámara de los Comunes para que sea aprobado su acuerdo para la salida de la Unión Europea (UE), rechazado ya en dos ocasiones.

Por este motivo, la líder conservadora no prevé de momento someter el texto a votación parlamentaria por tercera vez, después de que ya fuera descartado con contundencia el 15 de enero y el 12 de marzo.

De todas formas, la premier aseguró sigue trabajando para intentar lograr un respaldo que le permita presentarlo en la Cámara esta semana.

Theresa May escucha los cuestionamientos en el Parlamento
Theresa May escucha los cuestionamientos en el Parlamento

La jefa de gobierno conservadora mantuvo reuniones durante el fin de semana con los más duros euroescépticos de su Partido Conservador, que se oponen al acuerdo por considerar que hace concesiones inaceptables a la UE.

Londres decidió pedir una prórroga al bloque, que fue aceptada la semana pasada pero con condiciones: el Brexit se aplazará al 22 de mayo si el Parlamento aprueba el acuerdo esta semana, de lo contrario Reino Unido deberá presentar una solución alternativa antes del 12 de abril o abandonar la UE de forma brutal.

En este contexto, May enfrenta crecientes pedidos de renuncia, tanto de la oposición como de su propio partido, al no conseguir aprobar un acuerdo viable, el principal objetivo para el que asumió el cargo a mediados del 2016.

Por su parte, la Unión Europea alimentó más los temores de un Brexit duro, al anunciar este lunes que ha concluido sus preparativos para tal escenario.  "Dado que es cada vez más probable que Reino Unido abandone la UE sin llegar a un acuerdo el 12 de abril, la Comisión Europea completó hoy sus preparativos para el Brexit sin acuerdo", indicó el ejecutivo comunitario en un comunicado.

(Con información de AFP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: