En los próximos días Europa tendría que definir si adopta el riesgoso sistema de 5G de Huawei (Reuters)
En los próximos días Europa tendría que definir si adopta el riesgoso sistema de 5G de Huawei (Reuters)

Los Estados Unidos continuarán con las advertencias que su jefe diplomático, Mike Pompeo, ha desplegado recientemente en Europa contra la tecnológica china Huawei durante el próximo Mobile World Congress (MWC) de Barcelona, adonde acudirá una delegación de funcionarios estadounidenses.

Según el diario The Wall Street Journal, que cita a un funcionario del Departamento de Estado, los representantes de Washington en el MWC planean reunirse con sus homólogos de otros países y con operadoras de telecomunicaciones para advertirles de los riesgos "a largo plazo" de recurrir a los productos de Huawei.

La diplomacia de los Estados Unidos ha estado alertando a países aliados y a sus proveedores de internet y servicios inalámbricos para que eviten a Huawei, el mayor fabricante de equipos de telecomunicaciones y el segundo de teléfonos inteligentes del mundo, diciendo que Beijing podría forzarla a espiar o desactivar sus redes.

Australia, Nueva Zelanda y los Estados Unidos han prohibido o bloqueado a Huawei para suministrar equipo para las futuras redes de móviles, mientras que países europeos, que preparan el lanzamiento del 5G, la han respaldado o sopesan qué paso dar.

Huawei es uno de los principales expositores del MWC de Barcelona, y en los días previos al foro sus ejecutivos están haciendo lobby para tratar de contrarrestar las alegaciones de que cedería ante las exigencias del Partido Comunista Chino (PCC).

La intención de Huawei es tender la red más amplia en territorio europeo y quedarse con el control de las telecomunicaciones. Por ley, las empresas chinas tienen la obligación de compartir los datos e información sensible con el PCC. El temor de organismos independiente y de países desarrollados es que esa información quede en manos del régimen.

Pero la preocupación no es solo norteamericana. Uno de los más conocidos y respetados think-tanks del Reino Unido brindó un amplio diagnóstico respecto a este último punto y advirtió también sobre el riesgo de adoptar el 5G de Huawei.

"El personal chino de Huawei no tiene más remedio que acceder a las solicitudes de los departamentos del Gobierno chino. Huawei puede ser una empresa privada, pero el PCC está fortaleciendo sus comités dentro de las empresas privadas, y las recientes leyes de seguridad nacional de China requieren cooperación con las autoridades de seguridad en asuntos de seguridad nacional", dice el documento del Royal United Services Institute (RUSI).

Es decir, con la excusa de tratarse de un asunto de supuesta "seguridad" para el país, la firma deberá otorgar todos los datos que se requieran desde el comité comunista. Sin objeción alguna. Sin medida judicial que ampare la protección de información de los usuarios, Gobiernos y otras empresas.

"La gobernanza o soberanía de Internet es un área de diferencia importante entre las democracias liberales y los Estados autoritarios. China y otros desean promover la idea de que cada país tiene el derecho de controlar Internet dentro de sus propias fronteras. Las democracias liberales sostienen que internet debe ser un bien global abierto. El Gobierno del Reino Unido debe continuar apoyando este principio", manifiesta el estudio del RUSI.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: