Así se dieron cuenta los médicos si estaban tocando áreas comprometidas del cerebro (Fotos: Twitter: @Rafaigual)
Así se dieron cuenta los médicos si estaban tocando áreas comprometidas del cerebro (Fotos: Twitter: @Rafaigual)

Un músico de Sudáfrica que tenía un enorme tumor en el cerebro se sometió a una larga cirugía para extraerlo, pero la única petición era que pudiera permanecer despierto durante la operación y tocara la guitarra acústica mientras le realizaban el procedimiento.

El músico que responde al nombre de Musa Manzini, es un bajista de jazz que se convirtió en noticia después de que la semana pasada se sometiera a una cirugía de cráneo abierto y en el video del portal News24 se puede ver al músico tocando la guitarra lentamente mientras es operado.

La técnica es conocida como "craneotomía despierta" y permite a los médicos operar en áreas delicadas del cerebro, como el lóbulo frontal derecho, justo el sitio  en el que se encontraba el tumor del señor Manzini, sin causar daño.

Incluso se dijo que si el bajista hubiese tocado alguna nota equivocadamente, esto hubiera sido una clara señal de que los cirujanos estaban tocando un área comprometida que no deberían de estar moviendo.

"Puede ser muy difícil distinguir la diferencia entre el tumor y el tejido cerebral normal", dijo el Dr. Basil Enicker, un neurocirujano especialista que dirigió la operación en el Hospital Central Inkosi Albert Luthuli, en la ciudad costera de Durban. "Una vez que estés cerca de un área crítica, puedes recoger el instrumento pronto, porque él te lo dirá".

El paciente se encontró consciente durante toda la intervención
El paciente se encontró consciente durante toda la intervención

Esta no es una cirugía inusual, de hecho las primeras craneotomías se remontan a tiempos prehispánicos, ya que existen registros fósiles de pacientes que muestran agujeros en sus cráneos y sobrevivieron, y de eso hace ya ocho mil años.

Durante la década de 1930, un neurocirujano canadiense-estadounidense conocido como Wilder Penfield fue el pionero en realizar estas operaciones y las usó para tratamientos de epilepsia.

Desde entonces, el procedimiento es cada vez más común alrededor del mundo, ya que no plantea mayores desafíos técnicos que el de una cirugía cerebral regular, según expresó el médico de Manzini.

Sin embargo se debe de seleccionar a los pacientes de manera muy específica, ya que las personas que padecen de algún tipo de ansiedad o que pueden moverse, toser o simplemente reaccionar con pánico durante la cirugía que dura bastantes horas, son las más peligrosas de operar.

Este no es el primer músico al que se le solicita que haga un performance durante el procedimiento cerebral, ya por el 2014, el tenor Ambroz Bajec-Lapajne, de la Ópera Nacional Holandesa cantó "Gute Nacht" de Schubert cuando los médicos extrajeron un tumor.

En 2015 el saxofonista Carlos Aguilera estuvo leyendo partituras y tocó su instrumento durante una operación en España.

Y en Seattle, a una adolescente llamada Kira Iaconetti que padecía de una forma rara de epilepsia se le pidió que cantara mientras se le practicaba  la extracción en el Hospital de Niños de Seattle.

El cerebro no tiene nervios de dolor en esa zona
El cerebro no tiene nervios de dolor en esa zona

Los médicos que realizaron el procedimiento a Manzani estaban preocupados por la función motora de su mano izquierda, por lo que uno de los cirujanos que realizó la intervención llamado Rohen Harrichandparsad señaló "queríamos asegurarnos de tomar todo el tumor que pudiéramos, pero preservar su destreza".

Y es que en la actividad en la que se desarrolla profesionalmente el señor Manzini, se requiere de una actividad coordinada en múltiples regiones del cerebro por lo que hay más complicaciones y riesgos.

"Teníamos que asegurarnos de que las conexiones que utilizaba para la música se conservaran. No hay una sola conexión, sino una multitud que interactúa", agregó el médico Harrichandparsad. Y refirió que hubiese sido imposible hacerlo sin que el paciente hubiese permanecido despierto.

Así fue la cirugía

Primero los médicos le pusieron anestesia intravenosa y luego lo fueron despertando suavemente  una vez que hubieran abierto el cráneo y expuesto su cerebro.

Posteriormente se adormecieron los nervios sensibles de la piel, los músculos y las membranas que circundaban a la zona con un analgésico local. Y una vez que estaban en el cerebro, el doctor Enicker señaló que en esa zona no hay dolor, ya que no tiene receptores nerviosos propios que lo provoquen.

Esta era la tercera intervención a la que se sometía, las dos anteriores con cirugía general
Esta era la tercera intervención a la que se sometía, las dos anteriores con cirugía general

Usando pequeños electrodos, los cirujanos estimularon diferentes partes de la corteza de Manzini, probando qué áreas eran funcionales en un proceso conocido como mapeo cortical.

"La mano se movería automáticamente de forma automática. Es muy divertido y extraño", añadió el paciente.

Posteriormente los doctores le dieron una guitarra y le pidieron que tocara mientras ellos le extraían el tumor, para así asegurarse de que no estaban tocando un tejido que podría resultar crítico.

"Era difícil concentrarse con lo que se sentía como un "soplete" dentro de mi cabeza. Había un fuerte sonido de succión y todo eso, sin embargo, no sentí ningún dolor", dijo Manzini, refiriéndose al dispositivo de aspiración que se usa para extraer la sangre mientras operan. "Es como si estuvieras entre estar muerto y estar vivo".

Antecedentes del paciente

En el 2006 los médicos descubrieron un tumor en el cerebro de Manzini y fue sometido a dos cirugías bajo una anestesia general, pero a principios de este año, su mano comenzó a sentirse adormecida y torpe al tocar la guitarra y cuando los escáneres mostraron que el crecimiento del tumor había regresado, se optó por la craneotomía despierto.

"Vi muchos videos de YouTube para prepararme mentalmente", dijo Manzini.

Después de esta operación, el doctor Enicker estimó que el cerebro había quedado un 90% libre del tumor, el músico permaneció despierto hasta el final de su operación y podría recuperarse en casa.

"Se me ha dado una nueva oportunidad", dijo Manzini.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: