(Nota publicada en Aurora)

Una mujer de 21 años embarazada fue herida de gravedad en un atentado terrorista con disparos efectuados a la salida del poblado de Ofra en Cisjordania. La mujer fue llevada de urgencia al hospital Shaare Tzedek en Jerusalén, donde le realizaron una operación de cesárea y lograron salvar al bebé.

La mujer sigue en estado grave en el hospital tras haber perdido una cantidad significativa de sangre. Estaba en la semana 30 de su embarazo y se había casado hace poco más de 8 meses. "Tiene heridas en la zona del estómago y la cintura", explicó el doctor Schwartz del hospital Shaare Tzedek.

La policía israelí trabaja en la zona del atentado
La policía israelí trabaja en la zona del atentado

Los doctores siguen luchando por estabilizar el estado del bebé, que nació en una operación de emergencia y que durante las horas de la noche sufrió una decaída en su situación. Los doctores además avisaron que se sospecha que el bebé haya sufrido daños neurológicos.

Otras 5 personas fueron heridas en el atentado. Dos de forma moderada y dos de forma leve.

Los reportes iniciales indican que un auto palestino llegó por la carretera 60 cerca de la estación de autobús a la entrada de Ofra. Un terrorista sentado en el auto comenzó a disparar contra varios israelíes parados en el lugar.

El ejército israelí logró disparar contra el auto del terrorista que realizó el atentado, aunque este logró escapar. Las fuerzas del ejército entraron luego al poblado cercano de Silwad para buscar al autor del atentado.

El movimiento terrorista Hamás alabó el atentado, al que calificó de "heroico",  dijo: "La operación en Ofra es una afirmación de la elección de nuestro pueblo". Además hizo directa referencia a la resolución propuesta por los Estados Unidos en la ONU para condenar al Hamas: "Prueba que cualquier intento de condenar la resistencia palestina fracasará".

MÁS SOBRE ESTE TEMA: