Dispositivo con misiles y un retrato del líder supremo Ayatollah Ali Khamenei en una plaza de Teherán el 27 de septiembre de 2017 (Nazanin Tabatabaee Yazdi/TIMA via REUTERS/archivo)
Dispositivo con misiles y un retrato del líder supremo Ayatollah Ali Khamenei en una plaza de Teherán el 27 de septiembre de 2017 (Nazanin Tabatabaee Yazdi/TIMA via REUTERS/archivo)

Francia y Reino Unido, con el respaldo de Estados Unidos, solicitaron este lunes que el Consejo de Seguridad de la ONU discuta la última prueba con un misil balístico llevada a cabo por Irán y que, según Washington, viola una prohibición de Naciones Unidas.

La cita se celebrará este martes a puerta cerrada, confirmaron fuentes diplomáticas.

"El régimen iraní acaba de probar un misil balístico de alcance medio que es capaz de llevar múltiples ojivas. El misil tiene un rango que le permite golpear partes de Europa y cualquier lugar del Oriente Medio", indicó en un comunicado el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo.

Pompeo aseguró que esta prueba "viola la resolución 2231 del Consejo de Seguridad de la ONU que prohíbe a Irán emprender cualquier actividad relacionada con misiles balísticos diseñados para ser capaces de entregar armas nucleares, incluidos los lanzamientos que utilizan esa tecnología".

Sin embargo, no todos los países del Consejo de Seguridad comparten esa interpretación, tal y como ha quedado claro en reuniones sobre anteriores pruebas con misiles por parte de Teherán.

La resolución 2231, el texto con el que el Consejo de Seguridad ratificó el acuerdo nuclear negociado entre Irán y varias potencias internacionales, llama a Teherán a no llevar a cabo lanzamientos de misiles capaces de transportar armas atómicas, pero países como Rusia insisten en que ello no supone una prohibición.

Este domingo, Irán reaccionó a las acusaciones de Pompeo subrayando que su programa de misiles tiene una naturaleza defensiva y no ha sido prohibido.

(Con información de EFE)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: