Avión de Qeshm Fars Air (Foto: Wikimedia Gsmar CC BY-SA 4.0)
Avión de Qeshm Fars Air (Foto: Wikimedia Gsmar CC BY-SA 4.0)

(Nota publicada por Aurora)

El blog Intelli Times, del investigador Ronen Solomon, revela que esta mañana partió un vuelo directo desde Irán hacia Beirut, la capital del Líbano. Según el reporte, el avión, de la empresa Fars Air Qeshm, opera generalmente para el Cuerpo de la Guardia Revolucionaria de Irán. Se trata de un Boeing 747 que no tiene ventanas y que en los últimos tiempos toma cada vez más frecuentemente esa misma ruta.

A fines de septiembre, el primer ministro Benjamín Netanyahu mostró en la Asamblea General de la ONU un mapa de Beirut, que tenía marcadas las instalaciones de misiles que el grupo terrorista libanés chiita Hezbollah ha emplazado en el aeropuerto internacional de la ciudad. "Hezbollah está usando intencionalmente a los habitantes de Beirut como escudos humanos. Ellos han emplazado instalaciones de misiles dentro del aeropuerto de Beirut".

"Tengo un mensaje para Hezbollah: Israel sabe qué es lo que están haciendo y dónde lo están haciendo; e Israel no dejará que lo hagan", expresó el primer ministro. Netanyahu también agradeció al presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, por abandonar el acuerdo nuclear y subrayó que el único resultado positivo del fortalecimiento de Irán es el acercamiento de Israel y los países árabes de la región.

Hace tres meses, fuentes de inteligencia occidental reportaron que Irán estaba transfiriendo de contrabando armamentos y equipos bélicos a Hezbollah en aviones comerciales. El informe indica que los cargamentos incluyen armas y componentes para aumentar la precisión de los cohetes y misiles del grupo chiita en las plantas clandestinas que Irán ha instalado en el Líbano.

El reporte indicaba que dos aviones despegaron de Teherán el 9 de julio y que el 2 de agosto pasado volaron hacia el Líbano haciendo una trayectoria de vuelo inusual y aterrizaron en el aeropuerto de Beirut. Uno de ellos hizo una parada en el aeropuerto de Damasco. Los vuelos fueron llevados a cabo por la empresa iraní Fars Air Qeshm, controlada por el Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Iraní.

MÁS SOBRE ESTOS TEMAS: