Indignación en España por las perturbadoras imágenes grabadas con cámara oculta por la ONG Equalia (Video: @Equalia)
Una grabación con cámara oculta en un matadero en Segovia, España, ha horrorizado en redes por la tremenda crueldad con la que son tratados los corderos antes de ser degollados. 

Además del maltrato y el hacinamiento a los que son sometidos los animales, las crudas imágenes, capturadas por la ONG Equalia, revelaron cómo algunos de los corderos agonizan hasta el último momento, pues los trabajadores no siempre utilizan las pinzas de aturdimiento, esenciales para disminuir el dolor del animal.

Los operarios no utilizaban las pinzas reglamentarias para aturdir el dolor
Los operarios no utilizaban las pinzas reglamentarias para aturdir el dolor

El material audiovisual delató cómo uno de los empleados no utiliza en ningún momento la pinza para adormecer al cordero. En lugar de esto, activa el aparato repetidas veces contra el suelo "para que contabilice como animal aturdido". Esta acción, explican en la organización, supone una evidente violación de la normativa europea, que regula la protección de los animales en el momento de la matanza.

También denuncia la organización la ausencia de personal cuando los animales perecen en la máquina. Durante una de las tomas, uno de los operarios desatiende la zona de matanza para mantener una conversación telefónica durante más de un minuto. Mientras, una cría cuelga de la pata en el área de matanza, "plenamente consciente".

La ONG denunció que los operarios desatienden la máquina, dejando a los corderos colgados y conscientes
La ONG denunció que los operarios desatienden la máquina, dejando a los corderos colgados y conscientes

El video, presentado por la actriz Emma Ozores, conocida por su papel en la serie Aquí no hay quien viva, muestra cómo las crías son lanzadas brutalmente por los aires, con una fuerza desmedida. Además, los corderos son aplastados, abofeteados, pateados y tratados de forma inhumana durante toda su permanencia en el matadero.

Las condiciones en las que se muestra el recinto en las imágenes son desoladoras: los animales mueren hacinados, pudiendo apreciarse incluso en uno de los fotogramas cómo uno de los corderos padece en el pequeño corral, al ser aplastado por el resto.

En las tomas, uno de los corderos aparece aplastado por el hacinamiento
En las tomas, uno de los corderos aparece aplastado por el hacinamiento

En las instalaciones también se avistan animales tendidos en el suelo, agonizando por enfermedad, incapaces de levantarse. Esto llevó a Equalia a denunciar, no solo el maltrato a los animales, sino también la insalubridad del recinto.

En las instalaciones, el video muestra animales pereciendo, tendidos en el suelo
En las instalaciones, el video muestra animales pereciendo, tendidos en el suelo

Desde la organización denuncian incluso que uno de los trabajadores llegó a "orinarse" dentro del corral, lo que consideran prueba suficiente para acreditar el incumplimiento en materia de higiene y sanidad en el que incurre el centro.

La ley española, además, obliga por cuestión de "bienestar animal y seguridad alimentaria" a que los animales destinados a consumo cárnico sean sacrificados antes de arribar al matadero o, de no ser así,  al momento de llegar a las instalaciones. En este sentido, señala la organización, el centro de Segovia también está incurriendo en delito.

La ONG denunció que el centro vulnera las directrices sanitarias impuestas por la ley española y la regulación europea
La ONG denunció que el centro vulnera las directrices sanitarias impuestas por la ley española y la regulación europea

Por la espeluznante bestialidad con la que se trata a los animales en el centro, y por no acogerse a las directrices sanitarias, Equalia ha interpuesto una denuncia. Además, ha lanzado una campaña de recogida de firmas en España para exigir a las autoridades la implantación por ley de cámaras de videovigilancia en todos los mataderos del país.

Silvia Mayorga, portavoz de la ONG, ha subrayado la preocupación que siente Equalia por la entrada de ejemplares en la cadena que no son aptos para el consumo, y ha recordado que este matadero ya fue investigado en 2017 por presunto fraude en el etiquetado de 15.000 corderos.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: