La Estación Espacial Internacional, afectada por el desperfecto de la cápsula Soyuz
La Estación Espacial Internacional, afectada por el desperfecto de la cápsula Soyuz

El agujero que causó a finales de agosto la pérdida de hermeticidad de la cápsula espacial Soyuz MS-09 adosada a la Estación Espacial Internacional (EEI) fue provocado intencionalmente, aseguró este martes Dimitri Rogozin, director general de Roscosmos, la agencia espacial rusa.

En una entrevista al Canal 1 de Rusia, Rogozin explicó que una comisión está actualmente trabajando en la investigación del incidente y que otra ya ha concluido su actividad, por lo que inicialmente se ha podido "descartar un defecto de fábrica", como se pensaba en un comienzo.

"La única teoría que queda es que fue un impacto intencional", provocado "en Tierra o en el espacio", indicó el responsable de la agencia espacial rusa.

Una imagen del agujero, que habría sido taladrado intencionalmente, según Rusia
Una imagen del agujero, que habría sido taladrado intencionalmente, según Rusia

"La segunda comisión que continúa trabajando en la investigación lo determinará (si fue en Tierra o en el espacio). Seamos pacientes", sostuvo Rogozin.

El director ejecutivo de Roscosmos, Serguéi Krikaliov, dijo a su vez que la agencia estaba evaluando la posibilidad tanto de un impacto intencional como no intencional en el casco de la nave, según la agencia Interfax.

"Se están estudiando todas las posibilidades, incluido un accidente y mala intención. No queremos creer que fue mala voluntad, pero también estamos considerando un escenario en el que (el agujero) fue provocado a bordo", indicó.

Una cápsula Soyuz, principal vehículo para llegar y retornar de la Estación Espacial Internacional (Getty)
Una cápsula Soyuz, principal vehículo para llegar y retornar de la Estación Espacial Internacional (Getty)

El agujero, ya reparado, se detectó en el espacio habitacional de la Soyuz y no en la cápsula principal, por lo que no afectará su regreso a la Tierra. Motivó sin embargo una revisión de las naves espaciales en construcción en busca de defectos similares, ya que con la próxima partida hacia la Tierra planificada para diciembre, cualquier interferencia podría tener efectos en cadena sobre las operaciones de la estación espacial.

Tras el retiro de los transbordadores operados por la NASA, las confiables cápsulas rusas Soyuz fueron durante mucho tiempo el único vehículo del que disponían los astronautas de todo el mundo para llegar a la EEI, operada por Rusia, Estados Unidos, Canadá, Japón y un consorcio de países de Europa.

La sombra del sabotaje

Rusia ya había sugerido a  comienzos de septiembre la posibilidad de que el incidente hubiera sido causado por un acto de sabotaje. "Hubo varios intentos de taladrar. Estamos chequeando la versión en Tierra. Pero existe otra versión que no descartamos, la interferencia deliberada en el espacio" dijo en ese momento el mismo Rogozin.

Una cápsula Soyuz en proceso de ingreso a la Tierra (AFP)
Una cápsula Soyuz en proceso de ingreso a la Tierra (AFP)

Maxim Surayev, un cosmonauta ruso convertido en legislador, insinuó también a comienzos de septiembre la posibilidad de que el agujero podría haber sido taladrado por un tripulante de la estación "que probablemente quiera regresar a casa", en especial alguno que se encontrara enfermo, aunque también aclaró que una falla en la fabricación de origen ruso no debía ser descartada.

El actual comandante de la EEI, el astronauta estadounidense Drew Feustel, desestimó estas especulaciones y dijo que plantear una responsabilidad de la tripulación era "vergonzante".

El despegue de un cohete portando una cápsula Soyuz (Reuters)
El despegue de un cohete portando una cápsula Soyuz (Reuters)

No fue tampoco esa la primera vez, sin embargo, en la que Rusia especula con la posibilidad de sabotaje de sus operaciones espaciales.

Seis años atrás, el predecesor en el cargo de Rogozin, Vladimir Popovkin, sugirió que potencias foráneas eran responsables por los lanzamientos fallidos de sus naves espaciales de ese entonces.

Y Rogozin, quien fue sancionado por los Estados Unidos durante la crisis de Ucrania en 2014,  ha dicho también que en los últimos años se ha dificultado la cooperación entre Roskosmos y la NASA, agencia espacial estadounidense, debido a las crecientes tensiones entre Washington y Moscú.

(Con información de EFE y AFP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: