Manifestantes sudafricanos vandalizaron un local de la cadena de moda Hennes and Mauritz, conocida como H&M, en protesta por una publicidad de una prenda que envolvió a la compañía en acusaciones de racismo.

La firma optó por cerrar sus locales en el país para garantizar la seguridad de sus empleados y ante las persistentes quejas en redes sociales. En las protestas nadie resultó herido, aunque buena parte de las estanterías quedaron destrozadas y se dañó parte de la mercadería.

Los manifestantes actuaron en locales de Johannesburgo y otros puntos de la provincias de Gauteng, al parecer impulsados por el grupo izquierdista Economia Freedom Fighters (EFF), según informaciones del portal sudafricano News24.

(@FloydShivambu)
(@FloydShivambu)

Las protestas siguieron a la indignación causada en todo el mundo por una campaña publicitaria de la marca en la que se mostraba a un niño negro vistiendo una sudadera con el lema "Coolest monkey in the jungle" (el mono más cool de la jungla).

(@FloydShivambu)
(@FloydShivambu)

La cadena sueca retiró hace unos días la prensa de su inventario y pidió disculpas, en medio de las críticas aparecidas en las redes sociales y también entre figuras del deporte, como el jugador de baloncesto estadounidense LeBron James.

El artista canadiense Abel Tesfaye, líder del exitoso proyecto musical The Weeknd, decidió romper su colaboración con la empresa sueca en protesta por el anuncio.

“Coolest monkey in the jungle”, la prenda de la polémica
“Coolest monkey in the jungle”, la prenda de la polémica

H&M expresó en un primer comunicado su "comprensión" por la indignación creada por la imagen del niño y se comprometió a analizar lo ocurrido para impedir este tipo de incidentes en el futuro.

Sin embargo, el grupo sudafricano EFF consideró que las disculpas llegaron tarde y llamaron a actuar con contundencia contra los "comercios racistas".

(Con información de EFE)

LEA MÁS: