(Reuters)
(Reuters)

El papa Francisco bautizó a 34 niños durante una larga ceremonia en la Capilla Sixtina el domingo y dijo a sus madres que podían sentirse libres de amamantar a los bebés ahí si tenían hambre.

Durante la ceremonia que duró más de dos horas, Francisco bautizó a 18 niñas y 16 niños, incluyendo dos parejas de gemelos.

"Si comienzan con un concierto (de llanto), o si están incómodos o muy acalorados o no se sienten bien o tienen hambre, amamántenlos, no tengan miedo, aliméntenlos porque ese también es el lenguaje del amor", dijo el Papa en una improvisada homilía.

Las mujeres aún enfrentan gestos de disgusto en algunos países por amamantar a sus hijos en público aunque la actitud ha ido cambiando.

El Papa ha hecho comentarios similares en ceremonias en el pasado. Imágenes de televisión mostraron al menos a una madre alimentando a su bebé con un biberón.

El lenguaje de los padres debe ser el amor, pero también los niños tienen un dialecto propio, con el que se comunican y expresan, destacó el pontífice argentino. En esta línea, bromeó sobre los llantos que se escucharon en varias ocasiones entre los altos muros de la Capilla Sixtina, bajo los frescos del gran genio Miguel Ángel.

"Ahora todos están callados, pero solo hace falta que uno dé el tono y después la orquesta sigue, es el dialecto de los niños", comentó, sonriendo.

El bautismo papal es un evento anual restringido a niños de empleados del Vaticano o de la diócesis de Roma.

(Con información de Reuters y EFE)

LEA MÁS: