Guardias civiles retiran a un votante durante el referéndum (Reuters)
Guardias civiles retiran a un votante durante el referéndum (Reuters)

Los heridos en la represión protagonizada por la Guardia Civil y la Policía Nacional de España contra los centros de votación y los electores durante el referéndum independentista en Cataluña ascendieron a 893, según reportó este lunes el gobierno de la Generalitat.

Entre estos 384 resultaron lesionados en Barcelona; 302 en la ciudad vieja, 51 en la zona norte y 32 en el sur. Por otro lado 250 debieron recibir asistencia médica en Girona, 111 en Lleida, 58 en Terres de l'Ebre, 47 en el centro de Cataluña, 42 en Tarragona y una persona en Alto Pirineo y Arán.

Los datos surgen del Sistema de Emergencias Médicas (SEM), los centros de atención continuada y los hospitales de Cataluña, y fueron difundidos por el departamento de Salud del Gobierno de la Generalitat.

En tanto dos de los herido se encontraban en estado grave, según reportó La Vanguardia.

La región de Cataluña vivió una jornada de extrema tensión el domingo, cuando sus autoridades celebraron un referéndum para decidir sobre la independencia de España, una herramienta que Madrid había declarado ilegal.

En la última semana las autoridades españolas habían intentando frenar el proceso incautando materiales y papeletas, y cerrando centros de votación, pero la consulta popular se realizó según lo planeado y en desafío al gobierno central, y entonces la tropas antidisturbios de la Guardia Civil y la Policía Nacional avanzaron sobre los colegios destinados para la elección.

Una mujer herida durante los disturbios con la policía
Una mujer herida durante los disturbios con la policía

La decisión derivó en numerosos episodios violentos, choques con activistas pro independencia e incluso fuertes tensiones con los Mossos d'Esquadra, las fuerzas de seguridad locales que se negaron a participar de la represión.

A la espera de los resultados, el presidente catalán Carles Puigdemont dio por ganado el referéndum y anunció que avanzará hacia la separación de España, mientras el que el presidente del gobierno de España, Mariano Rajoy sentenció que "no ha habido un referéndum de autodeterminación".

LEA MÁS: