UNAM aprobó la creación de la Escuela Nacional de Ciencias Forenses en México

La ENaCiF participará con evidencia científica y dará solución a problemas del ámbito forense en beneficio de la nación

La Escuela Nacional de Ciencias Forenses (ENaCiF) consolidará la identidad y presencia de la Licenciatura en Ciencia Forense que actualmente imparte la Facultad de Medicina.
(Instagram)
La Escuela Nacional de Ciencias Forenses (ENaCiF) consolidará la identidad y presencia de la Licenciatura en Ciencia Forense que actualmente imparte la Facultad de Medicina. (Instagram)

Este 8 de diciembre, el Pleno del Consejo Universitario de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) aceptó la creación de la Escuela Nacional de Ciencias Forenses (ENaCiF).

Se trata de la primer escuela de su tipo en todo México, la UNAM dio a conocer la noticia a través de un comunicado ofical, donde señaló que esta nueva escuela es a fin de continuar formando “profesionales altamente calificados en las diversas áreas de estas ciencias; realizar investigación de vanguardia y difundir a la sociedad los conocimientos más actuales, contribuyendo a la solución de problemas del ámbito forense en beneficio de la nación”.

Asimismo buscarán que la Escuela sea líder en México en cuanto al fortalecimiento de este campo de estudio y coadyuvará con la procuración e impartición de justicia con evidencia científica más robusta.

En la actualidad la UNAM imparte la Licenciatura en Ciencias Forenses de la Facultad de Medicina, donde se han formado siete generaciones -249 alumnos- de las cuales han egresado tres generaciones -92 alumnos-, con una eficiencia terminal de prácticamente el 100 por ciento.

De ellos, la mitad cuenta con trabajo formal en el ámbito forense y están insertos en el área de justicia y de derechos humanos en el país, donde desarrollan principalmente investigación y difusión de conocimientos forenses, por mencioanr solo algunos.

Las instancias en las que laboran son: Comisión Nacional de Búsqueda de Personas, Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, Fiscalía General de la República, Comisión para la Verdad y Acceso a la Justicia en el Caso Ayotzinapa, entre otras.

Tres de las posibles carreras mencionadas serían: Identificación Humana; Seguridad Pública y Política Criminal; y Auditoría Forense, con sus respectivas nuevas líneas de investigación.
(EFE/Ulises Ruiz Basurto/Archivo)
Tres de las posibles carreras mencionadas serían: Identificación Humana; Seguridad Pública y Política Criminal; y Auditoría Forense, con sus respectivas nuevas líneas de investigación. (EFE/Ulises Ruiz Basurto/Archivo)

Las autoridades académicas esperan que este plan se desarrolle en un periodo de nueve años, el cual, a su vez, se dividirá en tres etapas de tres años cada una. De igual manera se consideró manejar la modalidad presencial, mixta o semipresencial y en línea para aquellas asignaturas que lo permitan.

Con un enfoque ya a largo plazo se planteó la posibilidad de diseñar e implementar tres nuevas carreras que se definirán en función de las necesidades de profesionistas forenses en el país, las cuales podrían ser: Identificación Humana; Seguridad Pública y Política Criminal; y Auditoría Forense, con sus respectivas nuevas líneas de investigación.

“A través de los egresados se brindará un apoyo fundamental a la investigación, el servicio de víctimas y de la población en general, al ofrecer soluciones tecnológicas en sus diferentes campos de acción”, señaló el documento.

A la ENaCiF, se sumarán diversas escuelas, facultades e institutos de la UNAM; también se buscará la colaboración con diferentes instituciones públicas del país, que van desde lo social, jurídico, político, científico y de gobierno.

En ese sentido, la institución educativa reiteró que los aportes de la ciencia forense se han vuelto indispensables para procurar y administrar justicia, en concreto, para “demostrar que un delito se ha cometido e identificar cuáles son los elementos claves del mismo; asociar a un imputado con una víctima y con el lugar en que se cometió el delito; establecer la identidad de las personas responsables de la comisión de un delito y exonerar a los inocentes; corroborar el testimonio de víctimas, imputados y testigos, y establecer los hechos comprobables de un caso”.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR