López Obrador confirmó que algunas aerolíneas aún se resisten a operar desde el AIFA

AMLO negó que su Gobierno orqueste complots en el AICM para obligar a las compañías a abrir rutas en el Felipe Ángeles

AMLO negó que se le es obligue a las compañías a operar en el AIFA (Foto: REUTERS/Quetzalli Nicte-Ha)
AMLO negó que se le es obligue a las compañías a operar en el AIFA (Foto: REUTERS/Quetzalli Nicte-Ha)

Este jueves, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), aceptó que existe un ambiente caótico en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) debido a que algunas aerolíneas “no ayudan” con el control de la saturación al negarse a operar en el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA).

“Sí, hay un exceso en el tráfico aéreo que se está controlando, y hay una resistencia de línea que se niegan a trasladarse al Felipe Ángeles”, agregó en la conferencia matutina.

Sin embargo, el mandatario aseguró que no existe presión en una acto de “autosabotaje” para que las compañías aéreas entren en funciones en el AIFA, el cual ha sido proyecto insignia de su gobierno.

“Quiero aclarar que a nadie se le ha obligado a que se traslade, porque eso es otra cosa. Manejan que lo que está sucediendo tiene que ver con el que se obligue a ocupar el Aeropuerto Felipe Ángeles. Ese es ya un gran aeropuerto y va a ser el mejor de México dentro de poco, con muchos vuelos”. No obstante, dijo, se está en un proceso de transición.

AMLO, presidente de México en la ceremonia de inauguración del AIFA (Foto: Presidencia)
AMLO, presidente de México en la ceremonia de inauguración del AIFA (Foto: Presidencia)

Atribuyó también el caos que se presentan actualmente en la terminal aérea, a la saturación por la supuesta paralización del Aeropuerto Internacional de Toluca (AIT), además de a los cambios generados por la llegada de la Secretaría de Marina (SEMAR) cuyo objetivo es el control de las actividades ilícitas que se realizaban al interior del aeropuerto, como el contrabando de drogas.

López Obrador negó saber por qué no existe la posibilidad de que los pasajeros contacten el servicio de taxis por medio de aplicaciones y aseveró que “se seguirán” tomando medidas para solucionar los problemas que aquejan al AICM, aunque no aclaró en qué consistirán.

El pasado 29 de abril un nuevo dictamen a cargo de autoridades del gobierno de México, recortó un 20% la actividad en la terminal aérea de la capital mexicana, limitándola a 25 llegadas y 24 salidas por hora. Situación que obligaría a las aerolíneas a mudar parte de sus vuelos al nuevo AIFA.

Fue por ello que la compañía aérea Aeroméxico impugnó ante un juzgado federal dichas medidas implementadas por el gobierno federal para reducir las operaciones del AICM, la cuales resultaron en favor del Aeropuerto Felipe Ángeles, que apenas entró en operaciones el 18 de marzo.

La demanda de amparo de la aerolínea fue admitida el pasado lunes por el Juez Tercero de Distrito Especialiazado en Competencia Económica, Ramón Lozano Bernal, y aunque no se pide suspender el nuevo límite de operaciones en el AICM durante el desarrollo del proceso legal, sí podría conseguir que las medidas no se apliquen a esta compañía en caso de una sentencia favorable.

Además, Aeroméxico impugnó la Declaratoria de Saturación de las dos terminales del AICM, la cual fue publicada por la Agencia Federal de Aviación Civil (AFAC) el pasado 3 de marzo, justo antes de entrar en operaciones el AIFA.

Aeroméxico aceptó trasladar parte de sus operaciones al nuevo AIFA, sin embargo, impugnó las medidas para recortar vuelos en el AICM (Foto: REUTERS/Edgard Garrido)
Aeroméxico aceptó trasladar parte de sus operaciones al nuevo AIFA, sin embargo, impugnó las medidas para recortar vuelos en el AICM (Foto: REUTERS/Edgard Garrido)

Ante esto, personajes como la analista política Denise Dresser ha lamentado que desde el gobierno, se esté permitiendo e incluso promoviendo la degradación del AICM para forzar a que se utilice el AIFA, acción que dijo es “un autosabotaje”.

En su cuenta personal de Twitter, la politóloga escribió: “Permitir/promover la degradación del AICM para forzar el uso del AIFA es auto-sabotaje. Afecta a los ciudadanos, a los turistas, a la economía, a la seguridad, a la calificación aeronáutica y la conectividad con el mundo. Evidencia incompetencia y manipulación gubernamental”, enfatizó en su mensaje.

SEGUIR LEYENDO:



TE PUEDE INTERESAR