AMLO negó que el caso Julio Scherer debilite a Alejandro Gertz Manero como titular de la FGR

El presidente aseguró que su Gobierno no intervendrá en la querella que involucra a su ex consejero jurídico

AMLO aclaró que su Gobierno únicamente interviene en "asuntos muy graves". (Foto: EFE/ José Méndez / Archivo)
AMLO aclaró que su Gobierno únicamente interviene en "asuntos muy graves". (Foto: EFE/ José Méndez / Archivo)

Andrés Manuel López Obrador (AMLO) negó que el caso de Julio Scherer Ibarra pudiera desgastar la imagen de Alejandro Gertz Manero como titular de la Fiscalía General de la República (FGR) - institución que ha encabezado las acusaciones hacia el ex consejero jurídico del presidente.

“No, para nada. Hay desgaste cuando no se actúa bien, cuando hay corrupción e impunidad”.

El 19 de mayo pasado, el juez Felipe de Jesús Delgadillo Padierna decretó no vincular a proceso al grupo de abogados. presuntamente ligados a Scherer, señalados por extorsión, asociación delictuosa y tráfico de influencias.

Con esta resolución, el Fiscal General vuelve al ojo del huracán por presuntamente haber usado su poder para impulsar una revancha contra su antiguo aliado. Aún cuando la disputa involucra a sus dos cercanos, López Obrador aseguró que su Gobierno no intervendrá en lo que ha calificado como “una querella propia de ministerios públicos”.

“Solo cuando se trata de un asunto muy grave, entonces sí participamos (...) No quiere decir que no importe. Sí (importa), pero primero lo primero”, subrayó en su conferencia de prensa.

El presidente aseguró que su Gobierno no intervendrá en la querella que involucra a su ex consejero jurídico. (Fotos: Galo Cañas/Cuartoscuro.com y Presidencia)
El presidente aseguró que su Gobierno no intervendrá en la querella que involucra a su ex consejero jurídico. (Fotos: Galo Cañas/Cuartoscuro.com y Presidencia)

Juan Antonio Araujo Riva Palacio, César Omar González Hernández, David Gómez Arnau e Isaac Pérez Rodríguez conforman el grupo de litigantes que, a finales del 2021, Juan Ramón Collado Mocelo acusó de intento de extorsión.

Según la Fiscalía, el trato planteado por los imputados condicionaba su libertad a la entrega de 10 millones de pesos, medio millón de dólares y todas las acciones de su empresa Caja Libertad; esto, con el supuesto apoyo de Scherer Ibarra.

No obstante, en la sesión del jueves pasado se determinó que los argumentos del órgano fueron notoriamente infundados. Esto, declaró la defensa de los acusados, significó un gran regaño del Poder Judicial a la FGR por emprender el caso sin fundamento jurídico.

Cabe recordar que Collado (cercano a los ex mandatarios Carlos Salinas de Gortari y Enrique Peña Nieto) ha permanecido recluido desde el 2019 tras ser aprehendido en un restaurante por los presuntos delitos de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Juan Collado se presentó a la audiencia por videoconferencia. Fotoarte: Infobae México
Juan Collado se presentó a la audiencia por videoconferencia. Fotoarte: Infobae México

Con el nuevo decreto, el caso queda a la espera para que la parte acusadora presente un recurso de apelación.

Sin embargo, la FGR tomó cartas en el asunto y ahora emprenderá una investigación por considerar que la actuación de Delgadillo Padierna fue en contubernio para defender de manera ilegal a Scherer Ibarra.

Bajo ese tenor, aseguró que el juez ofendió y descalificó de manera agresiva la acción del Ministerio Público Federal y omitió un análisis imparcial de pruebas no refutadas. Ello, reiteró, denota acciones para favorecer a una de las partes.

“Dicho Juez descalificó y agredió groseramente a la Representación Social, negándose a tomar en cuenta más de setenta y cinco datos de prueba presentados por las víctimas y por la parte acusadora, que no habían sido objetados”.

La parcialidad denunciada por el órgano encabezado por Gertz Manero se apoya en que Delgadillo Padierna, según la dependencia federal, se dedicó a defender a Scherer Ibarra de manera prioritaria, pese a que no estaba imputado.

Sin embargo, la fiscalía argumenta que existen pruebas que no habían sido refutadas sobre la participación del exfuncionario en delitos por los cuales se acusó a tres abogados cercanos a él, así como a un supuesto operador financiero de estos últimos.

SEGUIR LEYENDO:


TE PUEDE INTERESAR