Detuvieron a capitán del Ejército con armas y dinero de dudosa procedencia en Sinaloa

El elemento activo de la Sedena iba de paso por Mazatlán cuando fue interceptado mientras se transportaba a bordo de un camión de pasajeros

El agente tiene su base en Tamaulipas e iba de paso por Sinaloa (Foto: GN)
El agente tiene su base en Tamaulipas e iba de paso por Sinaloa (Foto: GN)

Un capitán del Ejército, identificado como Jesús Martín “N”, fue detenido en Sinaloa mientras viajaba a bordo de un camión y transportaba dos armas, así como cientos de miles de pesos de los cuales no pudo acreditar su procedencia.

El agente de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) quedó asegurado en un tramo carretero de Mazatlán por elementos de la Guardia Nacional, adscritos a la Coordinación de Batallón Seguridad en Carreteras e Instalaciones de la zona.

Al practicarle una revisión le fueron decomisadas un arma corta Colt .38 super con la figura del Sol Azteca en las cachas, así como un fusil de la misma marca pero de calibre 5.56. También llevaba hasta 268 mil pesos en efectivo en billetes de mil, quinientos y doscientos.

Los informes indican que el detenido tiene el grado de Capitán Primero de Caballería y viajaba en un autobús de la empresa Estrella Blanca, línea Futura. El capitán de la Sedena portaba tres cargadores abastecidos para el arma larga que transportaba, así como uno más para la pistola.

La Sedena no ha informado si iniciará investigaciones por este caso (Foto: GN)
La Sedena no ha informado si iniciará investigaciones por este caso (Foto: GN)

De acuerdo con reportes locales, el aseguramiento se dio por la mañana de este miércoles, pues el militar en activo iba de paso por la entidad sinaloense, ya que su base se encuentra en Tamaulipas.

La Guardia Nacional interceptó el camión de pasajeros en el kilómetro 200+900 de la carretera México 40 Durango – Villa Unión en el tramo Lázaro Cárdenas – Villa Unión.

Hasta el momento, la Sedena no ha reportado el suceso ni ha informado si procederá con alguna investigación para explicar por qué un agente en activo transportaba la fuerte suma de dinero y viajaba con dos armas mientras se ostentaba como otro civil más en un autobús.

El Capitán no pudo acreditar la procedencia de la fuerte suma de dinero (Foto: GN)
El Capitán no pudo acreditar la procedencia de la fuerte suma de dinero (Foto: GN)

Es la segunda vez en este 2021 que personal relacionado con la Sedena es detenido con dinero y armas de dudosa procedencia. Aunque cabe destacar que otros agentes del Ejército fueron arrestados por conducir en estado de ebriedad en Tabasco e Hidalgo, en meses recientes.

El pasado 30 de agosto cayeron cuatro militares en retiro en la colonia Polanco, alcaldía Miguel Hidalgo, con tres millones de pesos de los que no comprobaron su procedencia.

José “N”, Ramón “N”, Ricardo “N” y Luis “N” alegaron trabajar para una casa de cambio en sus primeras declaraciones y acreditaron su pasado como miembros de la Secretaría de Marina y de la Defensa Nacional con sus respectivas identificaciones.

Sin embargo, el juez determinó vincularlos a proceso y que deberán permanecer en prisión preventiva justificada durante los dos meses que fueron fijados como plazo para el cierre de la investigación complementaria desde el 3 de septiembre.

Todo lo asegurado fue puesto a disposición de las autoridades correspondientes (Foto: GN)
Todo lo asegurado fue puesto a disposición de las autoridades correspondientes (Foto: GN)

Se trata de dos tenientes, un Mayor y un Subteniente, quienes fueron detenidos por efectivos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México (SSC) mientras circulaban en un vehículo con vidrios polarizados sobre en la avenida General Mariano Escobedo.

Los cuatro se encontraban en una camioneta con placas para discapacitado del estado de Guerrero, por lo que al final del operativo se aseguró la unidad y dos chalecos balísticos. Tras una revisión les fueron halladas cuatro pistolas y ocho cargadores, sin contar con los requerimientos indispensables para comprobar la legal adquisición o portación de las mismas.

En primera instancia justificaron los fajos de 500 pesos eran transportados por actividades relacionadas con sus labores. Pero las autoridades no tuvieron garantía de esas afirmaciones e, incluso, se presume que habrían intentado ofrecer un soborno para quedar en libertad, de ahí la acusación por cohecho.

Algunos reportes destacaron que estos sujetos son sospechosos por una supuesta colaboración con organizaciones dedicadas al narcotráfico. Mientras tanto permanecerán internos en el Reclusorio Preventivo Varonil Oriente durante el proceso que se les imputa.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR