UDLAP podría reabrir sus puertas por decisión del Poder Judicial de la Federación, asegura la familia Jenkins

La Fundación Mary Street Jenkins presume victoria entre tribunales. Asegura que la UDLAP reabrirá sus puertas bajo el control del antiguo patronato.

udlap (Foto: Instagram@udlap)
udlap (Foto: Instagram@udlap)

Ya han pasado casi cuatro meses desde que las instalaciones de la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP) fue tomada por las fuerzas policiales del estado de Pueblo. Sin embargo, el día de hoy la Fundación Mary Street Jenkins (FMSJ) publicó un comunicado en el que, por una decisión del Poder Judicial de la Federación (PJF), la escuela podría reabrir sus puertas.

La UDLAP es el centro de una disputa legal en la que está involucrada la Fundación Mary Street Jenkins y sus miembros; quienes eran las autoridades de la Universidad, como el ex rector Luis Ernesto Derbez Bautista; y los integrantes del “Nuevo Patronato”, quienes han impuesto una serie de denuncias en contra de todos los anteriores.

Las primeras señales del conflicto se dieron a conocer cuando el 15 de junio de este año la FMSJ publicó un comunicado en el que denunció que sus miembros eran víctima de una campaña de desprestigio por parte de Guillermo Jenkins Landa, quien fue expulsado de la fundación. El apellido Jenkins ha tenido el control de la fortuna que dejó William Oscar Jenkins tras su muerte hace 58 años.

Comunicado de la Fundación Mary Street Jenkins sobre decisión del Poder Judicial de la Federación (Foto: Twitter @Fund_MSJenkins
Comunicado de la Fundación Mary Street Jenkins sobre decisión del Poder Judicial de la Federación (Foto: Twitter @Fund_MSJenkins

Ese dinero, según los deseos de su dueño original, estaba destinado a mantener a la UDLAP, entre otras beneficencias. Sin embargo, según acusa Guillermo Jenkins, la fundación fue desfalcada por más de 700 millones de dólares. Los imputados son varios miembros de la familia Jenkins así como sus abogados. Debido a las denuncias, se en febrero del 2021 se giraron órdenes de aprehensión en su contra.

La reacción del patronato de la Fundación que administra a la UDLAP fue excluir a la familia Jenkins, sin embargo, el rector Luis Ernesto Derbez Bautista desconoció la decisión. Como consecuencia, él mismo fue denunciado más adelante por el presunto delito de lavado de dinero.

Debido a la disputa, la policía estatal de Puebla tomó el control de las instalaciones para entregarlas al “Nuevo Patronato” de la institución que nombró como rector al ex senador de la República, Armando Ríos Piter. Sin embargo, el día de hoy la FMSJ asegura que una decisión del Poder Judicial de la Federación podría lograr que el control de la UDLAP regrese al antiguo patronato, del cual formaban parte las y los miembros de la fundación.

Ernesto Derbez es acusado de fraude específico en perjuicio de la UDLAP (Foto: Twitter@Zotaxi4)
Ernesto Derbez es acusado de fraude específico en perjuicio de la UDLAP (Foto: Twitter@Zotaxi4)

A través de su comunicado, la Fundación asegura que “es la decisión más trascendente emitida desde el Poder Judicial de la Federación sobre el caso, al resolver la queja en la que se desconoce la legitimidad del patronato espurio [el nuevo patronato de la UDLAP]”.

La decisión del Segundo Tribunal Colegiado del Sexto Circuito en Puebla significa, según la FMSJ que “la suspensión de amparo que obliga a la devolución de las instalaciones, invadidas desde el pasado 29 de junio, es irreversible”. Agregan que la decisión del Tribunal Colegiado implica que el desconocimiento del nuevo patronato y califica al antiguo como el “único y legalmente constituido”:

“La resolución del Tribunal Colegiado deja clara la falta de legitimidad de quienes se ostentan falsamente como las ‘nuevas autoridades’ de la UDLAP” señala la Fundación.

El ex perredista decidió llevar su queja ante el Tribunal electoral, pero no trascendió y se unió al equipo de Meade (Foto: Cuartoscuro).
El ex perredista decidió llevar su queja ante el Tribunal electoral, pero no trascendió y se unió al equipo de Meade (Foto: Cuartoscuro).

Además, las y los miembros de la fundación acusan al gobierno de Puebla de estar detrás de la invasión de las instalaciones, la que califican como un “atropello inadmisible que ha sido patrocinado por Miguel Barbosa, Gobernador de Puebla, y un grupo de litigantes”.

Para concluir, la Fundación Mary Street Jenkins presume que “Queda demostrado que la razón, la verdad y la justicia nos asisten, como también será decidido en los demás litigios pendientes”.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR