Iván Reyes Arzate, el ex comandante ligado a los Beltrán Leyva y García Luna, se declaró culpable en EEUU de narcotráfico

Reyes Arzate había sido cercano a García Luna y ocupado importantes puestos en la Policía Federal

(Ilustración: Infobae México)
(Ilustración: Infobae México)

Iván Reyes Arzate, ex comandante de la Policía Federal de la división antidrogas en México, se ha declarado culpable este martes del delito de conspirar para traficar droga a Estados Unidos. El hombre, ligado al ex jefe policíaco Genaro García Luna, admitió su participación para traficar cocaína ante un tribunal federal de la ciudad de Brooklyn, Nueva York, como parte de un acuerdo con la fiscalía que le permitirá obtener una condena más reducida.

La Reina leyó ante el juez Brian Cogan una carta —en español— en la que señala que entre los meses de septiembre y noviembre, siendo funcionario de México, a cambio de sobornos dio información a un grupo criminal para traficar droga a Estados Unidos.

Iván Reyes Arzate será sentenciado el próximo 6 de enero. Podría recibir una condena de 5 a 40 años de prisión.

A el mando policíaco se le acusaba de tres cargos por conspirar para traficar, poseer y distribuir cocaína; sin embargo, este martes sólo se declaró culpable de uno.

La audiencia de culpabilidad de Reyes Arzate ocurre ocho días antes del proceso de Genaro García Luna, secretario de Seguridad del gobierno de Felipe Calderón (2006-2012), quien está acusado de cargos de narcotráfico y se le vincula al Cártel de Sinaloa.

Iván Reyes Arzate (Foto: Twitter@MarioBeteta)
Iván Reyes Arzate (Foto: Twitter@MarioBeteta)

El manda más de la Unidad de Asuntos Sensitivos de la Policía Federal colaboró con una organización criminal hasta ahora poco conocida, denominada El Seguimiento 39.

La DEA cuenta con todo detalle cómo este cártel de cárteles trabajaba con múltiples grupos criminales el de Sinaloa, Jalisco Nueva Generación, del Golfo y Los Zetas, y era protegido por las autoridades mexicanas.

El Seguimiento 39 no sólo movía grandes cantidades de su propia cocaína y marihuana a EEUU, sino que líderes de otros cárteles le confiaban el envío de sus drogas.

La acusación asegura también que el desconocido grupo criminal trasladaba coca sudamericana de Centroamérica a México, utilizando botes, aviones y vehículos comerciales, para luego introducirla a Texas y California.

El dato más difícil de digerir para las autoridades mexicanas es que Iván Reyes Arzate protegió a El Seguimiento 39 en cooperación con otros oficiales mexicanos corruptos.

En 2016, durante su puesto como comandante de la UAS, Reyes Arzate supo de una investigación de la DEA contra El Seguimiento 39. Poco después, el oficial se reunió con líderes del cártel, les compartió información sobre la indagación y aceptó un soborno de USD 290,000.

Reyes Arzate, alias la Reina, fue subordinado del ex secretario de Seguridad Pública de México, Genaro García Luna, con quien será procesado por el mismo juez en Estados Unidos.

Al igual que el ex comandante, García Luna fue acusado de proteger a grupos criminales como los Beltrán Leyva y el Cártel de Sinaloa.

En abril de 2017, la conversación entre dos narcotraficantes captada por la DEA destapó las actividades ilícitas de Reyes Arzate, con la banda criminal de los Beltrán Leyva.

Según la Agencia Antidrogas, Reyes cobraba a la organización familiar a cambio de información de investigaciones sobre ellos.

En 2016, por ejemplo, información facilitada por Reyes a los Beltrán Lyeva llevó a la tortura y asesinato de una fuente confidencial de la DEA en Miami. Reyes no sólo era perfectamente consciente de esto, sino que estuvo en la reunión donde se decidió el asesinato y junto con otras dos personas, cobró USD 3,000,000 por esta información.

10:00 (GMT-5), Brooklyn, Nueva York. Iván Reyes Arzate, ex comandante de la Policía Federal de la división antidrogas, se encuentra en la Corte Federal de Brooklyn, Nueva York (EEUU) para declararse culpable de conspirar para traficar droga a Estados Unidos.

INFORMACIÓN EN PROCESO...


TE PUEDE INTERESAR