Supuestos sicarios del CJNG amenazaron a gobernadora electa de Baja California: “Arderá la Baja si no cambian de bandera”

Marina del Pilar, quien abandera al partido de Morena, fue advertida a través de narcomantas firmadas por el Cártel Tijuana Nueva Generación, una fusión entre el CJNG y los Arellano Félix

Marina del Pilar Ávila Olmeda - Twitter
Marina del Pilar Ávila Olmeda - Twitter

“Si el gobierno no reconoce el triunfo de Fernando Serrano vamos a seguir calentando Rosarito, la 4T le robó el triunfo. Jaime Bonilla ya te vas, a ver si muy valiente ahora que no seas gobernador. O reconocen el triunfo de Serrano o vamos contra sus familias. Y tu Araceli y Montserrat, alcaldesa de Tijuana, y Marina del Pilar, ya sabemos que tomaron en Mexicali con el cande y apoyan a los sinaloas. Arderá la Baja sino cambian de bandera. Atte La mera verga de la baja” [sic].

En Baja California (al norte de México) continúan las investigaciones alrededor de una narcomanta encontrada el pasado 22 de septiembre, firmada por supuestos sicarios del Cártel Tijuana Nueva Generación —una fusión entre el CJNG y los Arellano Félix.

La amenaza, según se lee, está dirigida a la gobernadora electa de la entidad, Marina del Pilar Ávila Olmeda —que tomará posesión el próximo 1 de noviembre—, y a las alcaldesas de los municipios de Rosarito y Tijuana, Araceli Brown Figueredo y Montserrat Caballero Ramírez.

Ávila, Brown y Caballero abanderadas del partido de Morena, fueron acusadas de tener supuestos vínculos con el Cártel de Sinaloa. Además, la alcaldesa de Rosarito, Aracelí Brown fue inculpada de robarle la presidencia municipal al candidato independiente, Fernando Serrano.

Araceli Brown, alcaldesa de Rosarito
Araceli Brown, alcaldesa de Rosarito

El semanario local Zeta Tijuana dio a conocer el hallazgo de la narcomanta, asegurando que las autoridades intentaron ocultar el hecho. Asimismo, advirtieron que detrás del mensaje amenazante estaría Rodolfo López Arellano Cabo 30 y/o Solecito; el Güero Pecas; el ex policía Jesús Alfonso Trapero Ibarra el Trapos y/o el Profe, miembro del CJNG; así como Pablo Edwin Huerta Nuño el Flaco y David López Jiménez el Lobo, del Cártel Arellano Félix.

Pese a que todos los criminales son identificados por la Mesa de Seguridad como los principales generadores de violencia en la entidad, sólo Rodolfo López Arellano, Cabo 30, cuenta con una orden de aprehensión.

La frase “cambiar de bandera” mencionada en la advertencia, es utilizada en el argot criminal para referirse a apoyar a cierto cártel, en este caso a los grupos criminales del CJNG y los Arellano Félix.

Al principio del ultimatúm se menciona al aún mandatario estatal, Jaime Bonilla, a quien amenazan con hacerle daño a su familia una vez deje el cargo. Esta no es la primera vez que Bonilla es advertido por los criminales de Jalisco. El pasado mes de abril a través de una grabación, los sicarios del CJNG amenazaron al político de Morena.

Ingeniero Jaime Bonilla Valdez, ponte a hacer tu trabajo y deja de estar peleando como malandro y pon atención en Guillermo Ruiz Hernández, “El quique” Ruiz, fiscal general de Baja California porque junto con Hiram Sánchez Zamora, traen un desmadre. Se trajeron a Carlos Flores después del Culiacanazo, acuérdense que ustedes son de Tijuana y tienen su zona de confort aquí, no quieran perder su tranquilidad y su vida”, señalaron.

Informes recientes indican que la tregua que el Cártel Jalisco Nueva Generación pactó con los grupos criminales de Tijuana terminó hace unos meses, por romper supuestos acuerdos.

En los reportes de inteligencia existen pocos detalles de la relación que aún pudiera existir entre los Arellano Félix y los jaliscos.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR