CJNG: tres órdenes de aprehensión por el homicidio de los hermanos González Moreno, el crimen que consternó a Jalisco

A dos meses de la masacre, las autoridades aún no tienen ningún detenido

Ana Karen, José Alberto y Luis Ángel González Moreno fueron asesinados por presuntos miembros del CJNG en una supuesta confusión (Foto: Facebook@Javier Armenta)
Ana Karen, José Alberto y Luis Ángel González Moreno fueron asesinados por presuntos miembros del CJNG en una supuesta confusión (Foto: Facebook@Javier Armenta)

El fiscal de Jalisco, Octavio Solís, ha informado en conferencia de prensa que se han girado tres órdenes de aprehensión por el crimen de los hermanos González Moreno, quienes fueron asesinados el pasado mes de mayo, en un acto de confusión del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

“Referirles de manera mucho muy general, por tratarse de asuntos que requieren el sigilo, así como lo ordena la ley, puedo mencionarles así muy brevemente que contamos con tres órdenes de aprehensión”, señaló.

Relatives of missing persons hold up photos of their loved ones during a march to demand justice for the siblings Jose Alberto, Ana Karen and Luis Angel Gonzalez Moreno, who were abducted and killed by unknown assailants, according to local media, in Guadalajara, in Jalisco state, Mexico May 11, 2021. REUTERS/Fernando Carranza
Relatives of missing persons hold up photos of their loved ones during a march to demand justice for the siblings Jose Alberto, Ana Karen and Luis Angel Gonzalez Moreno, who were abducted and killed by unknown assailants, according to local media, in Guadalajara, in Jalisco state, Mexico May 11, 2021. REUTERS/Fernando Carranza

El pasado mes de mayo, Ana Karen, de 24 años; José Alberto, de 29 y Luis Ángel González Moreno, de 32, se sumaron a la desbordante lista de homicidios ocurridos en el sexenio de Andrés Manuel López Obrador. Los tres hermanos fueron asesinados al más puro estilo del narco: con una violencia excesiva e intentando intimidar al gobierno.

Las víctimas se encontraban en su casa en la colonia San Andrés, en Guadalajara, cuando fueron levantados por un comando de ocho personas presuntamente miembros del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), el viernes 7 de mayo. Dos días después, y en la soledad de la carretera que va a San Cristóbal de la Barranca los cuerpos de las víctimas fueron hallados sin vida. La Fiscalía estatal ha señalado que existe la posibilidad de que confundieran a los jóvenes.

Un indicio que las autoridades consideron relevante es el ataque a personal de la Fiscalía General de la República (FGR), registrado la misma noche del secuestro de los jóvenes.

Con media hora de diferencia, un grupo de hombres del CJNG agredió a una camioneta de la FGR en Tlaquepaque, un centro turístico cercano a Guadalajara. Los elementos escoltaban a una persona, cuyo domicilio se encontraba cercano al de los hermanos González Moreno, por lo que el grupo criminal podría haberse confundido de casa.

En tanto, la Fiscalía no ha querido descartar tampoco que fuera un ataque directo contra los jóvenes.

Uno de los puntos más polémicos de la investigación está relacionado con el hallazgo de una lona con un mensaje, abandonada junto a los cuerpos de los hermanos: “Para el gobierno: Esto les va a pasar a todos los del gobierno que estén mandado vestidos de civiles y en carros particulares, aprendan a respetar ¡No sean vendidos! Somos mexicanos, putos. ¡Vendidos vende patria! ¿Quieren respeto? Den respeto, usen uniformes y carros del gobierno porque a todos los que anden de civiles LES VA A PASAR LO MISMO” [sic] se leía.

Uno de los hermanos, José Alberto González era estudiante de geografía en el CUCSH de la Universidad de Guadalajara; su computadora fue destruida por los criminales. El mayor, Luis Ángel González planeaba iniciar un negocio de serigrafía. Había dejado sus estudios de música por necesidad. Ana Karen, la más joven de todos, trabajaba en una empresa del sector automotriz. Quería estudiar Biología y Medicina Veterinaria, informó el diario Mural.

Jalisco también ha estado bajo el ojo público por el secuestro y el asesinato de tres estudiantes de cine disueltos en ácido, en 2018. Salomón Aceves, de 25 años; Jesús Daniel Díaz, de 20 y Marco Ávalos, de 20, fueron confundidos con miembros del Cártel Nueva Plaza, rival del CJNG.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR