La intrincada red de Juan Collado, el abogado de Peña Nieto señalado por delincuencia organizada y ligas al Cártel de Sinaloa

El llamado “abogado del poder” se encuentra preso en el Reclusorio Norte en la CDMX acusado de delincuencia organizada en su modalidad de operaciones con recursos de procedencia ilícita

Fotoarte: Infobae México
Fotoarte: Infobae México

Hablar de Juan Collado es referirse al poder. De profesión abogado, fue defensor de la élite política mexicana.

Hijo del reconocido jurista José Ramón Collado, es egresado de la Universidad Panamericana y dirigió la firma de abogados Collado & Asociados, que brinda apoyo y servicios tanto nacionales como internacionales.

Entre sus clientes se encontraban poderosos como el expresidente Carlos Salinas de Gortari, su hermano Raúl Salinas, Diego Fernández de Cevallos, Carlos Ahumada, el exlíder sindical, Carlos Romero Deschamps; el exgobernador de Quintana Roo, Mario Villanueva Madrid (acusado de nexos con el narcotráfico); así como el exmandatario Enrique Peña Nieto, a quien divorció de la actriz Angélica Rivera, entre otros.

Uno de los eventos que congregó a muchos de los amigos políticos de Collado fue la boda de su hija Mar con Gonzalo Zabala, ocurrida en mayo de 2019 y que tiempo después, en la prensa fue catalogada como un enlace maldito debido a que muchos de los poderosos asistentes terminaron encarcelados.

Pero por años, Juan Collado gozó del poder que le dieron sus relaciones con las altas esferas de la política nacional, lo cual lo habrían llevado a cometer diversos delitos que hoy lo tienen tras las rejas.

Los señalamientos

Infografía: Infobae México
Infografía: Infobae México

El 9 de julio de 2019, Juan Collado Mocelo, conocido como “el abogado del poder” comía en un lujoso restaurante ubicado en la colonia Lomas de Chapultepec de la Ciudad de México (CDMX), en compañía del exlíder del Sindicato petrolero, Carlos Romero Deschamps, cuando agentes de la Fiscalía General de la República (FGR) lo detuvieron por los delitos de delincuencia organizada en su modalidad de operaciones con recursos de procedencia ilícita.

De inmediato, el abogado Juan Collado fue llevado al Reclusorio Norte de la CDMX en donde continúa preso. De ser encontrado culpable, podría alcanzar hasta los 20 años de prisión.

Su arresto fue derivado de la denuncia presentada por el empresario Sergio Bustamante, quien acusó a Collado de la apropiación fraudulenta de un terreno ubicado en el estado de Querétaro (que era suyo) por 24 millones de pesos, a través de una sociedad llamada “Libertad Servicios Financieros” y de la cual, era presidente. El juez le dictó prisión preventiva oficiosa por máximo dos años.

Pero no fue al único que el empresario queretano señaló. Aseguró que los verdaderos dueños de Caja Libertad Servicios Financieros eran los ex presidentes Carlos Salinas de Gortari y Enrique Peña Nieto, así como el gobernador de Querétaro Francisco Domínguez y Mauricio Kuri, excoordinador de los senadores del PAN y actual gobernador electo de Querétaro.

Pero ese solo fue el inicio de una serie de acusaciones contra el “abogado del poder”.

Y es que Juan Collado también es investigado por lavado de dinero y gestiones indebidas del descongelamiento de 76.5 millones de euros de una cuenta suya en el microestado de Andorra, en la Unión Europea.

A inicios de febrero de este año se dio a conocer que la Fiscalía General de la República (FGR) realiza una investigación en su interior sobre el excoordinador general de Investigación de esa dependencia, Alberto Alcántara Martínez, y tres viajes “inusuales” que hizo a España y Andorra en los cuales, señalan, presuntamente favoreció el archivo de la causa contra Collado Mocelo, cuando era investigado en el Principado europeo por blanqueo de capitales.

De acuerdo con El País, Juan Collado ocultó 107 millones de euros (unos 120 millones de dólares) en la Banca Privada d’Andorra (BPA) desde 2006 hasta 2015, año en el que la entidad bancaria fue cerrada por las autoridades andorranas por presunta corrupción y lavado de dinero a grupos criminales originarios de distintos países. Las cuentas de sus clientes fueron congeladas, entre ellas las del abogado mexicano, y se iniciaron indagaciones de cada uno de ellos.

Los ex presidentes Carlos Salinas y Enrique Peña NIeto (Foto: Especial/ Cuartoscuro)
Los ex presidentes Carlos Salinas y Enrique Peña NIeto (Foto: Especial/ Cuartoscuro)

La fiscalía mexicana investiga actualmente tres viajes que Alcántara hizo a España y Andorra en los que presuntamente llevó a cabo una serie de gestiones para que se desbloquearan las cuentas de Collado. Para eso presentó supuesta información falsa, que habría sido obtenida en “una investigación” de la entonces Procuraduría General de la República (PGR), para convencer a las autoridades andorranas de que todo el capital de Collado era de origen lícito.

Pero al parecer, la hermana de Juan, Lucía Collado, y el esposo de esta, Mario Andrade; también estarían involucrados en el ocultamiento de 2.87 millones de euros (cerca de 50 millones de pesos), por lo que se les investiga por presunto blanqueo de capitales.

El mismo medio español señaló el pasado 8 de julio, que la pareja utilizó sociedades en México y Hong Kong para simular operaciones comerciales textiles y ocultar su dinero en el Principado. Las empresas son: Grupo Corporativo Uror S. A. de C. V, Grupo Rilato, S. A. de C. V., Blick Aus S. A., de C. V. y Loom Textil México S. A., de C. V.

Es por eso que Lucía y su marido están siendo investigados en el marco de la causa abierta en el Principado europeo contra Collado por un presunto delito de blanqueo de capitales, por lo que las cuentas de ambos fueron embargadas.

Pero los señalamientos contra Juan Collado lo implican incluso con el narcotráfico. El abogado de Enrique Peña Nieto y Carlos Salinas de Gortari cobró en Andorra USD 45.9 millones (908.3 millones de pesos mexicanos aproximadamente) de una red de empresas utilizadas por el Cártel de Sinaloa para lavar dinero, así lo reveló el diario español a finales del pasado mes de junio.

La pieza periodística precisa que los movimientos fueron realizados entre 2009 y 2013, es decir, entre la segunda mitad del sexenio de Felipe Calderón, emanado del Partido Acción Nacional (PAN), y el primer año del de Enrique Peña Nieto, jefe del ejecutivo federal por el Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Conforme a lo referido en el reportaje, las sociedades utilizadas por Collado Mocelo eran instrumentales; sin embargo, éstas “no tenían actividad real y fueron empleadas también por otros grupos y organizaciones para el blanqueo de capitales”.

SEGUIR LEYENDO: