“Represiva y controladora”: así describió Britney Spears la tutela bajo la que se encuentra desde 2016

La cantante ha estado en una batalla por su libertad por más tiempo del que se tenía conocimiento

Britney Spears ha abogado por su independencia desde hace cinco años (Foto: REUTERS/Mario Anzuoni)
Britney Spears ha abogado por su independencia desde hace cinco años (Foto: REUTERS/Mario Anzuoni)

Britney Spears ha estado en una batalla legal en contra de su padre, Jamie Spears, y la tutela que tiene sobre ella, durante más tiempo del que el mundo creía. Hace más de cinco años, la cantante ya estaba “cansada” del control que su padre ejercía sobre su vida.

De acuerdo con un artículo hecho por el diario The New York Times y por papeles obtenidos por el portal de entretenimiento, E! News, la intérprete se pronunció en contra de las estrictas pautas de Jamie y su tutela en 2016.

Un investigador de la corte escribió un informe en el mencionado año, en donde detalló que la cantante sentía que su padre tenía “demasiado control sobre su vida”, desde las personas con las que salía, hasta los colores de su cocina.

“Expresó que siente que la tutela se ha convertido en una herramienta represiva y controladora [...] Está ‘harta de que se aprovechen de ella’ y dijo que ella es la que trabaja y gana su dinero, pero todos a su alrededor están en su nómina”, detalló el investigador.

La cantante estaba molesta con no poder gastar el dinero que ella hacía (Foto: REUTERS/Eduardo Munoz)
La cantante estaba molesta con no poder gastar el dinero que ella hacía (Foto: REUTERS/Eduardo Munoz)

El artículo también mencionó que de los millones que la cantante ganó por su residencia en Las Vegas, Britney solamente tenía acceso a 2,000 dólares a la semana. Esto le resultaba restrictivo en muchos aspectos, en especial cuando quiso hacer una renovación de la cocina de su hogar, pero su padre se negó debido a que era un gasto mayor a los pagos que ella recibía.

Aunado a esto, Spears era sometida a pruebas de detección de drogas varias veces en una misma semana. Esta actitud de control sobre ella, hizo que Britney tuviera miedo de la tutela, pues si cometía cualquier error, las consecuencias solían ser “muy duras”.

A pesar de externar todas sus dudas y miedos, el investigador de la corte recomendó que Britney permaneciera bajo tutela, debido a sus “finanzas complejas, susceptibilidad a influencias indebidas y problemas ‘intermitentes’ de drogas”.

Sin embargo, el investigador agregó que la corte le debería de permitir un “camino a la independencia y la eventual finalización de la tutela”.

Spears calificó a su padre como controlador (Foto: EFE/Christian Liliendahl)
Spears calificó a su padre como controlador (Foto: EFE/Christian Liliendahl)

Pero pasaron otros tres años y en 2019 Britney volvió a hablar acerca de su recelo hacia la tutela. Esta vez, la cantante explicó que este sistema la “obligó a quedarse en un centro de salud mental y después a dar conciertos en contra de su voluntad”.

No trabajará más para otros

Desde marzo pasado la cantante anunció que no volvería a los escenarios hasta que su padre cediera la tutela que tiene sobre ella y le devolviera el control de su dinero y su carrera.

Hasta ahora han pasado 12 años desde que el padre de Britney obtuvo ese papel en 2007, lo cual no había sido un tema de escrutinio público hasta que en el 2020, la cantante solicitó el control de su tutela al decir que tenía “miedo” de su padre.

El tema se colocó en el ojo del huracán y la batalla legal apareció en titulares nacionales e internacionales. Sobre todo, al publicarse el documental sobre la vida de la cantante, el tema volvió a ser ampliamente referido y las críticas contra de Jamie Spears se reavivaron por ser el único con el control de la carrera y dinero de la cantante.

La cantante declaró que no volvería a los escenarios hasta que su padre cediera la tutela que tiene sobre ella (Foto: Europa Press/Lisa O'Connor)
La cantante declaró que no volvería a los escenarios hasta que su padre cediera la tutela que tiene sobre ella (Foto: Europa Press/Lisa O'Connor)

Por su parte, la abogada de Jamie Spears, Vivian Thoreen, defendió el papel de su cliente al decir que la preocupación externa sobre el bienestar de la cantante se encuentra fuera de lugar.

Aseguró que Jamie Spears, como cualquier otro padre, tiene desacuerdos con Britney y a veces las cosas que quiere cada una puede no concordar.

SEGUIR LEYENDO: