La desigual batalla contra CDMX para salvar los humedales de Xochimilco, uno de los últimos cuerpos de agua prehispánicos

El viernes 28 de abril los pueblos, barrios y colonias de Xochimilco lograron suspender nuevamente las obras del puente vehicular de Claudia Sheinbaum

Zona de obras del puente vial de Xochimilco.
Zona de obras del puente vial de Xochimilco.

La lucha en defensa de los humedales de Xochimilco, uno de los últimos cuerpos de agua prehispánicos que sobrevivien en la ciudad, se lleva en las calles y también en los tribunales. En los últimos días, las y los habitantes de la alcaldía sureña se han manifestado exigiendo que el tribunal publique la sentencia donde se concreta la última victoria de sus pueblos, barrios y colonias.

El viernes 7 de mayo se cumple la fecha límite para que el tribunal notifique la resolución por la que deben de detenerse las obras.

Ésta es la historia de cómo jóvenes y niños de la alcaldía siguen luchando para detener una obra que ellos no pidieron y que no quieren.

Los embarcaderos base en dónde se realizará el trabajo es en Fernando Celada, Puente de Urrutia y Cuemanco, desarrollarán actividades con herramientas como: guadañas, bieldos, palas, machetes y azadones para deshierbar las riberas de las chinampas, así como para extraer maleza acuática (Foto: Cuartoscuro)
Los embarcaderos base en dónde se realizará el trabajo es en Fernando Celada, Puente de Urrutia y Cuemanco, desarrollarán actividades con herramientas como: guadañas, bieldos, palas, machetes y azadones para deshierbar las riberas de las chinampas, así como para extraer maleza acuática (Foto: Cuartoscuro)

El pasado viernes 28 de abril, el Décimo Quinto Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Primer Circuito revocó la resolución del amparo según el cual las obras podían continuar y ordenó “reponer procedimiento por vicios procesales”. Esta sentencia implica que las obras deben suspenderse mientras se renueva el juicio de amparo.

Según Alejandro, el asesor legal de la Coordinación de Pueblos, Barrios Originarios y Colonias de Xochimilco (CPByCX), esos “vicios procesales” que señala la resolución del Tribunal Colegiado se refieren a la omisión de los acuerdos a los que se llegó en la Cuarta Sesión Extraordinaria del Comité Nacional de Humedales (CNH).

Tanto las y los activistas que defienden los humedales de Xochimilco, como la presidenta del CNH, la bióloga Laura Martínez Ríos del Río, acusan una tergiversación de la información enviada al Juzgado Quinto de Distrito en Materia Administrativa por parte de la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) con tal de que el juez revocara la suspensión de las obras que había concedido el 11 de septiembre del 2020.

Carta del CNH dirigida al Juzgado Quinto de Distrito en Materia Administrativa de la Ciudad de México aclarando las decisiones tomadas en su Cuarta Sesión Extraordiaria.
Carta del CNH dirigida al Juzgado Quinto de Distrito en Materia Administrativa de la Ciudad de México aclarando las decisiones tomadas en su Cuarta Sesión Extraordiaria.
CNH denuncia tergiversación por parte de la SEDEMA en la información dirigida al juzgado.
CNH denuncia tergiversación por parte de la SEDEMA en la información dirigida al juzgado.

Fue gracias a la recomendación del CNH de suspender el proyecto que, en un primer momento, el juez Juan Carlos Guzmán Rosas ordenó que las obras debían detenerse. Después de esa sentencia inicial, la Secretaría de Medio Ambiente propuso enviar información técnica sobre la obra del puente vehicular al CNH para que reconsiderara su recomendación de que se detuviera su construcción. Sin embargo, luego de analizar los datos proporcionados, el Comité volvió a votar a favor de la suspensión en su Cuarta Sesión Extraordinaria.

Sin embargo, cuando la licenciada Andrée Lilian Guigue Pére, Directora General de Evaluación de Impacto y Regulación Ambiental de la Sedema envió al Juzgado Quinto los resolutivos de la discusión con el Comité Nacional de Humedales, aseguró al juez que la decisión de suspender la obra había “sido superada por una Cuarta Sesión Extraordinaria”, en contradicción con lo que realmente ocurrió durante esa reunión.

Debido a esta tergiversación de la información por parte de la Sedema, el Juez Juan Carlos Guzmán decidió revocar la suspensión de las obras el pasado 4 de diciembre del 2020.

SEDEMA asegura al Juzgado Quinto que la CNH "superó" la recomendación de detener las obras del puente.
SEDEMA asegura al Juzgado Quinto que la CNH "superó" la recomendación de detener las obras del puente.

La CPByCX no desperdició tiempo en impugnar la decisión. Sin embargo, en los 4 meses que el Juzgado Quinto se demoró en dar paso a la revisión del amparo, las y los vecinos de Xochimilco han presenciado un trabajo intensivo sobre el humedal. Tanto así que, días antes de que se resolviera la necesidad de volver a suspender las obras, la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, anunció que las obras ya llevaban un avance del 92%.

Claudia Sheinbaum es una de las principales responsables de la destrucción de 16,402 metros cuadrados de un humedal catalogado como de importancia internacional según la Convención Ramsar. Antes de los juicios, sentencias y revisiones, estuvo el decreto por el que la Jefa de Gobierno creó el Acuerdo de Facilidades en materia de Impacto Ambiental. Con este mecanismo, la mandataria logró pasar por encima de las instancias nacionales e internacionales que defendían el último humedal de la capital, para realizar sobre él su puente vehícular.

Mediante el nuevo Acuerdo de Facilidades, la Dirección General de Evaluación de Impacto y Regulación Ambiental ya no realizará su tarea de evaluación. Los interesados en hacer un proyecto de obra podrán presentar la carpeta con su propuesta donde manifiesten que cumplen con los requisitos en materia de impacto ambiental, y la institución se limitará a aprobar o no el proyecto.

Imagen satelital de la zona del humedal antes de que comenzaran las obras, en marzo del 2019.
Imagen satelital de la zona del humedal antes de que comenzaran las obras, en marzo del 2019.
Imágen satelital de lo que queda del humedal a inicios del 2020. El último reporte es que ya se tiene un 92% de avance en las obras.
Imágen satelital de lo que queda del humedal a inicios del 2020. El último reporte es que ya se tiene un 92% de avance en las obras.

Fue por esto que, cuando Claudia Sheinbaum anunció su puente vehicular, Xochimilco no tardó en reaccionar. Para la CPByCX es importante recalcar que quienes firmaron el amparo para suspender las obras, son las y los niños y jóvenes de Xochimilco. Para ellas y ellos, que conviven constantemente con los últimos cuerpos de agua que quedan de los tiempos prehispánicos, el humedal representa su historia, identidad, su fuente de trabajo; en síntesis, los humedales son el pasado, el presente y el futuro de las y los xochimilcas.

“Si no hubiera existido ese humedal, nosotros no hubiéramos hecho esas chinampas, no hubieran sido heredadas, y no seríamos lo que somos ahora. Nuestra identidad xochimilca”, expresa una habitante de la alcaldía y miembro de la CPByCX. quien, por las agresiones físicas sufridas en recientes manifestaciones, prefiere reservar su identidad.

Las chinampas conviven con el complejo ecosistema que sostienen los humedales. En este sistema lacustre con una superficie de aproximadamente 2,657 hectáreas conviven 146 diferentes especies de plantas y hasta 139 especies de animales. Algunos de ellos, como el axolote mexicano, son únicos en el mundo.

Los axolotes mexicanos han sido objeto de estudio ya que pueden regenerar varias partes de su organismo, incluyendo parte de su cerebro y corazón Foto: (Instituto de Bioetecnología UNAM)
Los axolotes mexicanos han sido objeto de estudio ya que pueden regenerar varias partes de su organismo, incluyendo parte de su cerebro y corazón Foto: (Instituto de Bioetecnología UNAM)

Este tipo de ecosistemas tan complejos se rigen bajo reglas que se asemejan al llamado “efecto mariposa”, donde un pequeño cambio puede derivar en grandes afectaciones: acabar con las ranas del humedal puede provocar una sobrepoblación de insectos, que puede devenir en una plaga, la cual podría llegar a devorar los cultivos de los chinamperos, reduciendo la disponibilidad de alimentos para el resto de la ciudad.

El amparo contra el puente vehícular no sólo aboga por la defensa de la identidad xochimilca y del derecho a un medio ambiente sano. Las y los firmantes también hablan de los derechos de la naturaleza intentando alejarse de una visión donde el ser humano es el centro de todo. De hecho, ellas y ellos deciden alejar el foco de las grandes invenciones humanas como el automóvil y el asfalto. Se acercan más, por otro lado, a posiciones que giran alrededor de la vida. Es por esto que los movimientos ciclistas de la ciudad han simpatizado con la causa, acompañando muchas de las protestas.

Luis Ricardo Sanchez, 36, harvests flowers of Cempasuchil -Mexican marigold (Tagetes erecta)- at a cultivation field on a chinampa (floating gardens) in Xochimilco, Mexico City, on October 13, 2020, amid the COVID-19 novel coronavirus pandemic. - The Cempasuchil flowers are widely used in Mexico within the Day of the Dead celebrations, to make paths of petals to guide souls to altars set up for them to enjoy the pleasures they had in life. (Photo by PEDRO PARDO / AFP)
Luis Ricardo Sanchez, 36, harvests flowers of Cempasuchil -Mexican marigold (Tagetes erecta)- at a cultivation field on a chinampa (floating gardens) in Xochimilco, Mexico City, on October 13, 2020, amid the COVID-19 novel coronavirus pandemic. - The Cempasuchil flowers are widely used in Mexico within the Day of the Dead celebrations, to make paths of petals to guide souls to altars set up for them to enjoy the pleasures they had in life. (Photo by PEDRO PARDO / AFP)

En la CPByCX reclaman que “mientras en otros espacios, en el centro, están implementando ciclovías, acá no tenemos nada de esa infraestructura. Y nos quieren poner un puente vehicular que vuelve todavía más peligroso el tránsito para quienes son ciclistas, para quienes somos peatones”.

Para las y los xochimilcas, el puente vehícular no pasa solamente por encima de sus humedales, sino que atraviesa problemas como la desigualdad y marginación. La obra termina echando asfalto por sobre los derechos de las generaciones más jóvenes a un medio ambiente sano y también sepulta la posibilidad de aquellos que ni siquiera han nacido para conocer el último humedal de la capital, aquel que permitió la conformación de una identidad xochimilca.

SEGUIR LEYENDO: