Se usará fuerza pública contra quien no porte cubrebocas durante votaciones en la CDMX

El IECM estableció un protocolo epidemiológico para el sano ejercicio del sufragio durante la jornada del próximo 6 de junio, quien no lo obedezca no podrá votar

En caso de no atender las medidas sanitarias se usará la fuerza pública durante la votación (Foto: Cuartoscuro)
En caso de no atender las medidas sanitarias se usará la fuerza pública durante la votación (Foto: Cuartoscuro)

El Instituto Electoral de la Ciudad de México (IECM) explicó que para el sano desarrollo del ejercicio de las votaciones que se realizarán el próximo 6 de junio, los funcionarios de casillas podrán solicitar el uso de la fuerza pública para las y los ciudadanos que se nieguen a seguir las medidas sanitarias contra el COVID-19.

A través de un comunicado oficial, el instituto local explicó que ante la situación que se vive derivada de la pandemia del nuevo coronavirus en la capital nacional, se promoverán una serie de medidas que procurarán garantizar el sano ejercicio del sufragio.

“En esta ocasión la ciudadanía hará fila para ingresar, de dos en dos, a las casillas; se mantendrá la sana distancia en todo momento; habrá gel y material sanitizante; el uso de cubrebocas será obligatorio; las personas electoras deberán acudir con su propio bolígrafo para marcar las boletas; no habrá contacto directo entre las personas funcionarias de casilla y votantes, quienes únicamente mostrarán su credencial para votar sin entregarla; las mamparas estarán libres de cortinillas; la tinta indeleble contará con una sustancia especial para evitar la transmisión del virus”, anunció Mario Velázquez, consejero presidente del IECM.

A pesar de que avance la vacunación en México, se tomarán medidas precautorias en las votaciones (Foto: EFE)
A pesar de que avance la vacunación en México, se tomarán medidas precautorias en las votaciones (Foto: EFE)

Asimismo, se especificó que se impedirá el paso a personas que presenten alguno de los síntomas relacionados con el COVID-19 y habrá señalizaciones en las zonas de votación con información necesaria sobre las medidas sanitarias que deben respetarse.

Bajo esta lógica de protección y de cultura sanitaria ante el SARS-CoV-2, también se informó a la opinión pública que en caso de que alguien desobedezca las disposiciones sanitarias se le negará el acceso a las instalaciones donde se montarán las casillas. Y en caso de que exista un encono referente a esta restricción, los funcionarios podrán solicitar el apoyo de la fuerza pública.

En caso de negarse a usarlo, se le restringirá el ejercicio del voto e incluso, la presidencia de la casilla puede determinar solicitar el uso de la fuerza pública, si existe alguna situación que vulnere el desarrollo de la votación”, aseguró Velázquez Miranda.

Destacó además que, como parte de las medidas de salubridad desarrolladas por el IECM, desde febrero pasado, personal de este organismo trabaja en el almacén del Instituto en la rehabilitación y sanitización de los materiales que serán utilizados el día de la jornada electiva del 6 de junio, con el objetivo de que en mayo sean distribuidos a cada uno de los Consejos Distritales.

El ICEM promueve un protocolo sanitario para evitar brotes de COVID-19 el 6 de junio (Foto: Cuartoscuro)
El ICEM promueve un protocolo sanitario para evitar brotes de COVID-19 el 6 de junio (Foto: Cuartoscuro)

En total, son 102,460 materiales electorales, entre cajas paquete, cancel modular, urnas, base porta urnas, lupa fresnel y sellos ‘X’, los cuales pasan por un proceso de revisión y clasificación; sustitución y reforzado de piezas, según sea necesario en canceles y sellos ‘X’; retiro de etiqueta, adhesivos y desmanchado de plumón, en el caso de urnas y cajas paquete; abrillantado en el caso de los canceles, y limpieza y desinfección”, numera el comunicado del instituto capitalino.

Por su cuenta, la Secretaría de Salud (SSa) reportó que hasta este jueves hay 2,319,519 casos confirmados acumulados de COVID-19. Además, desde el inicio de la epidemia, México ha sufrido 214,095 defunciones por la enfermedad.

Esto significa que hubo un incremento de 3,708 contagiados en las últimas 24 horas, así como 498 muertes. Asimismo, hay 1,841,964 personas recuperadas, 3,731,161 casos negativos y un total de 6,487,007 personas estudiadas desde el primer caso. En cuanto a los casos activos, la autoridad sanitaria refirió que se mantiene en el 1%, lo que se traduce en 25,462 pacientes que desarrollaron la sintomatología de COVID-19 en los últimos 14 días y tienen la capacidad de transmitir el virus.

SEGUIR LEYENDO: