Autoridades de la Profepa aseguraron 22 cadáveres de especies exóticas en el AICM

Se detectaron durante una revisión con Rayos-X las siguientes especies: zorro gris, tarántula, murciélago, tortuga, serpiente de cascabel, búho, tecolote, calandria, cardenal y gavilán

Aseguró 22 subproductos de vida silvestre que pretendían ser enviados a los Estados Unidos
Aseguró 22 subproductos de vida silvestre que pretendían ser enviados a los Estados Unidos

Tras el llamado de una empresa de paquetería que opera en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), personal de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) aseguró 22 subproductos de vida silvestre que pretendían ser enviados a los Estados Unidos.

Los productos de especie animal, que tenían como destino la ciudad de San Antonio, Texas, se detectaron durante una revisión con Rayos-X y corresponden a distintas especies, entre ellas: zorro gris, tarántula, murciélago, tortuga, serpiente de cascabel, búho, tecolote, calandria, cardenal y gavilán.

Al no encontrar documentos que acreditaran su legal procedencia, personal de la Profepa los aseguró precautoriamente quedando en depositaría de esta autoridad para otorgar el destino correspondiente. Según la Profepa, la multa podría ser de hasta $6,721,500.00 aproximadamente.

Cuartoscuro
Cuartoscuro

El Tecolote Enano (Micrathene whitneyi) y el Gavilan (Accipiter sp.) son especies endémicas de México y se encuentran listados en la NOM-059-SEMARNAT-2010, mientras que el Búho americano (Búho virginianus) se encuentra incluido en la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres CITES (por sus siglas en inglés).

De acuerdo con el artículo 127, fracción III de la Ley General de Vida Silvestre, la multa podría ser de 200 hasta 75 mil unidades de medida y actualización cuyo equivalente es de $17,924 pesos a $6,721,500 pesos por realizar actividades de aprovechamiento que implican dar muerte a ejemplares de vida silvestre.

Quien realiza cualquier actividad con fines de tráfico, captura, posea, transporte, acopie, introduzca al país o extraiga del mismo algún ejempla en peligro de extinción, sujeta a protección especial o regulada por algún tratado internacional del que México sea parte, puede ser acreedor, de acuerdo con la fracción IV del artículo 420 del Código Penal, a penas de prisión que van de uno a nueve años y a multas por el equivalente de trescientos ($26,886.00) a tres mil días de multa ($ 268,862.00).

En febrero pasado la Profepa informó que 39 cocodrilos (especie Caimán de anteojos) que eran transportados ilegalmente en una hielera de unicel fueron rescatados por la Fiscalía General de la República (FGR) en Chiapas.

(Foto: Profepa)
(Foto: Profepa)

El aseguramiento de los reptiles se logró tras una denuncia ciudadana que alertó a la Policía Federal Ministerial (PFM) del municipio de Villaflores, sobre el traslado de varios cocodrilos en un sitio de taxis donde eran transportados.

Ante lo ocurrido, la FGR inició una carpeta de investigación por el delito contra la biodiversidad, a través de la Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo (SCRPPA).

En dicho documento, las autoridades asentaron que los elementos de la PFM, adscritos a la subsede en el municipio de Villaflores, recibieron una denuncia ciudadana que los alertó sobre el transporte de cocodrilos y que el Ministerio Público Federal (MPF) realizó la integración de la carpeta de investigación

Las autoridades informaron que los animales tienen aproximadamente una longitud de 30 centímetros, de 4 a 5 meses de edad y un peso entre 80 y 150 gramos.

(Foto: Profepa)
(Foto: Profepa)

Según Profepa, la especie Caimán de anteojos (Caiman crocodilus), se encuentra listada en la categoría de Sujeta a Protección Especial.

La Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), señala que la principal amenaza de los cocodrilos es la cacería indiscriminada debido a su piel, la contaminación y la pérdida de su hábitat.

Entre las especies más traficadas en México se encuentran las guacamayas, loros, tucanes, orquídeas, cactáceas, monos, ocelotes, tarántulas y reptiles.

De acuerdo a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), el tráfico ilegal de animales tiene un impacto directo e irreversible en la biodiversidad, provocando una gran declive poblacional de las especies con alto valor comercial.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR