El asesinato de Enrique Salinas de Gortari: la sombra del narco y el ocaso del imperio de su poderoso hermano

La Fiscalía aseguró que Enrique Salinas de Gortari murió asesinado por asfixia con una bolsa de plástico, pero una entrevista el ex presidente Miguel de la Madrid afirmó que tenía nexos con el crimen organizado

Cuartoscuro
Cuartoscuro

El cuerpo sin vida de Enrique Salinas de Gortari fue encontrado el 5 de diciembre de 2004 al interior de un coche aparcado en un barrio del municipio de Huixquilucan, Estado de México, según confirmó la Procuraduría General de Justicia (hoy Fiscalía) de ese estado.

Veinticuatro horas después el procurador mexiquense, Alfonso Navarrete Prida, afirmó que contaban con indicios de que la víctima había ido a buscar a los homicidas y dijo que la hipótesis más fuerte apuntaba a que la reunión tuvo que ver con un intento de extorsión, o una extorsión ya en proceso, por personas que tenían información que podía dañar a Salinas.

Incluso se aventuró a especular que quizá la intención de los homicidas no había sido el asesinato, puesto que cuando se utiliza una bolsa de plástico para asfixiar a la víctima generalmente lo que se busca es prolongar la agonía, según el propio Navarrete, para hacerlos sufrir o para obtener información de algo que se está exigiendo.

Según el procurador, el hermano del ex presidente de México atravesaba por “momentos muy malos”, debido a que recientemente se había divorciado y la situación derivó en varias disputas por sus propiedades, deudas, hipotecas y pagos que debió enfrentar después de la separación.

Enrique, Carlos, Raúl y Sergio Salinas de Gortari
Enrique, Carlos, Raúl y Sergio Salinas de Gortari

Después de haber platicado con parientes -ex esposa e hijos- y otras personas allegadas a la víctima, el procurador dedujo que Enrique Salinas había pasado las dos últimas semanas muy preocupado y “de un humor muy difícil”.

Conforme fue avanzando la investigación y pasando los días, se fueron sabiendo más detalles de las últimas horas de Salinas de Gortari.

Se supo que había ido con su familia a Cuernavaca a pasar el fin de semana, en busca de un poco de tranquilidad. Sin embargo, el domingo, poco antes de la comida, salió a la calle, según dijeron sus familiares, porque tenía que ir a ver a “unas personas”. No dio más detalles. Calcularon que salió alrededor de las 2 de la tarde; en su teléfono celular quedaron registradas varias llamadas telefónicas hasta casi las tres.

El celular estaba en el mismo coche donde fue hallado el cadáver. Los peritos que examinaron el Passat de Gortari y la posición del cuerpo en el asiento derecho delantero, explicaron que probablemente el crimen se había cometido en otro lugar y lo abandonaron a bordo del carro en la colonia Empresarios, en Huixquilucan.

Carlos Salinas de Gortari
Carlos Salinas de Gortari

Navarrete informó que tres cámaras de video de la zona habían captado al Passat en movimiento, aunque dijo que las tomas eran poco claras:

Cerca del Passat se ve a una camioneta negra y a una persona, pero no se ve bien el color, ni las placas”, dijo.

El 13 de febrero de 2009 se transmitió en el programa de radio MVS Noticias una entrevista que días antes la periodista Carmen Aristegui realizó al ex presidente Miguel de la Madrid para un libro que ella estaba escribiendo: Transición (Grijalbo). En la conversación, De la Madrid no dudó en señalar diversos delitos y actos de corrupción por parte de la familia Salinas de Gortari. Incluso acusó al ex mandatario de favorecer a su familia y permitirles la realización de diversos delitos:

-Usted creía que Salinas era estudioso, inteligente, honesto, buen muchacho. Y resultó que cometió errores muy serios. El peor, la corrupción.

-Sí y sobre todo la corrupción de su hermano. Conseguía contratos del gobierno, se comunicaba con los narcotraficantes…

–¿Con quiénes?

-No sé exactamente, los que le dieron el dinero para llevárselo a Suiza.

–Acuérdese que un grupo de empresarios reconocieron una parte de ese dinero.

-Por complicidad.

-¿Era dinero del narco?

-Es posible, sí.

En la misma entrevista, De la Madrid confirmó que el asesinato de Enrique estaba relacionado con el narcotráfico.

–¿Qué dice de la muerte de Enrique Salinas?

–No sé llegó a saber nada, pero a lo mejor estuvo ligado a dinero del narcotráfico

–¿Pudo haber sido la muerte producto de litigios de hermanos por la fortuna de la familia?

–No lo creo

–¿Su propia fortuna ligada al narcotráfico?

–sí

Carlos Salinas y Manuel-Bartlett (Foto: Especial)
Carlos Salinas y Manuel-Bartlett (Foto: Especial)

La Fiscalía aseguró que Enrique Salinas de Gortari murió asesinado por asfixia con una bolsa de plástico.

El hermano menor del ex gobernante tenía abierta una investigación en Francia desde 1996 para determinar su supuesta complicidad en un delito de lavado de dinero con su hermano Raúl. Fiscalías extranjeras encontraron cuentas en Suiza con 120 millones de dólares -presuntamente provenientes del narco-controladas por Raúl Salinas.

Al menos tres de los cinco hermanos se han visto involucrados en diversos escándalos de corrupción, homicidios, tráfico de influencias, evasión fiscal y lavado de dinero, y hasta han sido investigados por las autoridades mexicanas y la Interpol.

Del matrimonio entre Raúl Salinas Lozano, senador extitular de la Secretaría de Industria y Comercio en el sexenio de Adolfo López Mateos (1958-1964), y Margarita de Gortari Carvajal, una profesora perteneciente a una familia de buen prestigio en el ámbito cultural de la época, nacieron cinco hijos: Raúl, Carlos, Enrique, Sergio y Adriana.

Carlos Salinas de Gortari fue presidente de México en el período de 1988 a 1994. Su mandato estuvo marcado por la sombra de un fraude electoral en los comicios de 1998, cuando resultó ganador tras un polémico “fallo en el sistema” que impidió dar a conocer los resultados en la fecha que se había previsto, despertando así todo tipo de especulaciones que continúan vigentes.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: