Líder de colectivo encontró los restos que serían de su hijo desaparecido desde mayo del 2019

El colectivo Madres Buscadoras de Sonora halló un esqueleto que, de acuerdo con su ropa y sus identificaciones, pertenecería a Marco Antonio Sauceda Rocha, hijo de Cecy Patricia Flores Armenta

La osamenta de la víctima, quien desapareció el 4 de mayo del 2019 en Bahía de Kino, no tenía el cráneo (Foto: Madres Buscadoras de Sonora)
La osamenta de la víctima, quien desapareció el 4 de mayo del 2019 en Bahía de Kino, no tenía el cráneo (Foto: Madres Buscadoras de Sonora)

El colectivo Madres Buscadoras de Sonora halló un esqueleto que, de acuerdo con su ropa y sus identificaciones, pertenecería a Marco Antonio Sauceda Rocha, hijo de Cecy Patricia Flores Armenta, líder del grupo. La osamenta de la víctima, quien desapareció el 4 de mayo del 2019 en Bahía de Kino, no tenía el cráneo.

La asociación empezó la búsqueda en las cercanías de la Carretera Estatal 100, Hermosillo-Bahía de Kino, después de recibir una llamada anónima que advertía sobre el lugar. En el kilómetro 60 descubrieron un cadáver que coincidía con las identificaciones, cartera, y ropa de Sauceda Rocha.

Flores Armenta, a través de una entrevista, según La Jornada, reveló que se trata de su hijo. No obstante, afirmó que esperará a que la Fiscalía General de Justicia del Estado de Sonora (FGJES) confirme su identidad con las pruebas genéticas del Laboratorio de Inteligencia Científica Forense.

La asociación empezó la búsqueda en las cercanías de la Carretera Estatal 100, Hermosillo-Bahía de Kino, después de recibir una llamada anónima que advertía sobre el lugar (Foto: Facebook/Madres Buscadoras de Sonora)
La asociación empezó la búsqueda en las cercanías de la Carretera Estatal 100, Hermosillo-Bahía de Kino, después de recibir una llamada anónima que advertía sobre el lugar (Foto: Facebook/Madres Buscadoras de Sonora)

La lideresa también agregó que continuarán las labores de búsqueda hasta encontrar a su otro hijo desaparecido en Los Mochis, Sinaloa: Alejandro Guadalupe. El colectivo regresó este sábado a las inmediaciones de la carretera para buscar el cráneo de la víctima.

“Con mucho dolor, porque aquí se acaba la esperanza, pero seguiré buscando su cráneo aquí mismo porque quiero tener a mi hijo completo, las búsquedas no van a parar por mi otro hijo y por todas las madres que estamos buscando a nuestros corazones”, dijo Flores Armenta.

Por lo menos siete grupos de búsqueda se han formado desde enero del 2018: Familias Recuperando Tesoros en Puerto Peñasco, Madres Buscadoras de Sonora, Buscadoras de la Paz en Hermosillo, Buscadoras en vida de Huatabampo, Rastreadoras de Ciudad Obregón, Guerreras Buscadoras de Cajeme, y Guerreras Buscadoras de Guaymas.

De los siete colectivos, tres de sus líderes, entre ellos Flores Armenta, han encontrado los restos de sus hijos: víctimas de la desaparición forzada y el crimen organizado.

De los siete colectivos, tres de sus líderes, entre ellos Flores Armenta, han encontrado los restos de sus hijos: víctimas de la desaparición forzada y el crimen organizado (Foto: Facebook/Madres Buscadoras de Sonora)
De los siete colectivos, tres de sus líderes, entre ellos Flores Armenta, han encontrado los restos de sus hijos: víctimas de la desaparición forzada y el crimen organizado (Foto: Facebook/Madres Buscadoras de Sonora)

Nora Lira, del grupo Rastreadoras de Ciudad Obregón, localizó los restos de su hija, Fernanda Sañudo Lira, en octubre del 2020 dentro de una fosa clandestina en el municipio de Bácum, al sur de la entidad federativa. Cecilia Delgado, de Buscadoras por La Paz, descubrió el cadáver de uno de sus hijos, Jesús Ramón Reynoso Martínez, el pasado 25 de noviembre. Jesús Alfonso, su otro hijo, continúa desaparecido.

Flores Armenta y Delgado comparten el mismo dolor y la misma rabia: tener a sus hijos desaparecidos.

Delgado decidió sumarse a esta búsqueda debido a que el pasado 2 de diciembre de 2018 un grupo de personas secuestró en Hermosillo a Jesús Ramón Martinez Delgado, quienes lo subieron a un vehículo pickup. Hasta el momento no se sabe nada de su paradero.

Por su parte, Flores Armenta, ha comentado en entrevistas que su lucha comenzó un 4 de mayo de 2019, cuando su hijo Marco Antonio Saucedo Rocha fue privado de su libertad por un grupo armado en la capital sonorense junto a otro de sus hermanos.

Del 1 de enero al 25 de noviembre de 2020, el país ha registrado 11 mil 841 personas desaparecidas, de las cuales 5 mil 779 sí fueron localizadas, pero 6 mil 62, el 51.20%, no han sido encontradas (Foto: REUTERS/Henry Romero)
Del 1 de enero al 25 de noviembre de 2020, el país ha registrado 11 mil 841 personas desaparecidas, de las cuales 5 mil 779 sí fueron localizadas, pero 6 mil 62, el 51.20%, no han sido encontradas (Foto: REUTERS/Henry Romero)

Cecy confesó durante una entrevista para El Sol de Hermosillo que después de ser testigo de la ineficacia de las autoridades decidió buscar a su hijo con sus propios recursos y haciendo llamados a través de redes sociales y provocando que otras mujeres que pasan por la misma situación se unieran a la causa.

Ambas mujeres se han organizado en brigadas para buscar a sus familiares por su propia cuenta, sin embargo, en ocasiones el presupuesto no es suficiente, por lo que tienen que construir las formas para obtener financiamiento para combustible, herramientas, y alimentos.

De acuerdo con cifras del Registro Nacional de Personas Desaparecidas y No Localizadas (RNPDNO), del 1 de enero al 25 de noviembre de 2020, el país ha registrado 11 mil 841 personas desaparecidas, de las cuales 5 mil 779 sí fueron localizadas, pero 6 mil 62, el 51.20%, no han sido encontradas.

MÁS SOBRE OTROS TEMAS: