La historia de la veterinaria que rescata gatos bebés abandonados y les da una segunda oportunidad de vida

Thalía Tetecatl tiene 23 años y ha salvado la vida de decenas de animalitos huérfanos o abandonados en las calles

Thalía Tetecatl tiene 23 años, está por titularse como veterinaria, pero ya tiene muchos años de experiencia rescatando bebés gatitos huérfanos o abandonados Foto: (Twitter)
Thalía Tetecatl tiene 23 años, está por titularse como veterinaria, pero ya tiene muchos años de experiencia rescatando bebés gatitos huérfanos o abandonados Foto: (Twitter)

Thalía Tetecatl toma la responsabilidad que no le correspondería pero lo hace por amor a la vida y a los animales. Esta joven veterinaria lleva varios años rescatando gatitos bebés huérfanos, ya sea por la muerte de la madre o por lo más común, porque son abandonados en la calle.

Fue el 4 de enero de este nuevo año que salí de mi casa después de varias semanas de no hacerlo por la pandemia, tomé un camino donde jamás suelo transitar. Escuché unos maullidos constantes y desesperados a lo lejos, allí estaban tres bebés gatos abandonados, su pequeño tamaño y cordón umbilical evidenciaba que sólo tendrían unos dos días de nacidos. Estaban en una pequeña y sucia caja de cartón en la calle, a unos dos metros estaba otro un bebé muerto, se veía que había salido de la caja y tal vez falleció por frío.

Tomé la caja sin saber exactamente qué hacer, pero no los iba a dejar ahí solos y era cuestión de tiempo para que llegara alguno de los cientos de perros callejeros, también abandonados de las calles y se los comieran. Alguien los desechó como si fueran basura, con el fin de que murieran.

Cuando encontré a los gatitos estaban en una caja sucia, los tres se aferraban a la vida, metros adelante su hermanito había fallecido probablemente de frío Foto: (Nallely Sánchez/Infobae)
Cuando encontré a los gatitos estaban en una caja sucia, los tres se aferraban a la vida, metros adelante su hermanito había fallecido probablemente de frío Foto: (Nallely Sánchez/Infobae)

Los llevé a cuatro veterinarios de las colonias circundantes, ninguno los quiso o siquiera me dijeron qué debería hacer, yo pregunté si había alguna especie de mamilas y fue cuando me vendieron una, uno más me dijo que requerían leche especial pero ninguno de ellos la vendía.

Tras colocarlos en el sol se callaron por un rato, era una helada mañana y me sorprendió que permanecieran juntos, gracias a eso guardaron el suficiente calor para estar bien. Era muy temprano cuando los encontré y estaban fríos, por lo que supongo que los tiraron en la madrugada o en la noche.

Gracias a los dedicados cuidados de esta joven veterinaria, los tres pequeños han crecido saludablemente y están ya en proceso de adopción Videos: (@esc_michis)

Por redes sociales comencé a postear ayuda para conseguir una mamá gata sustituta para que los adoptara temporalmente, ya que no querían comer de la mamila que les había comprado.

Tengo dos gatas, madre e hija y ambas están esterilizadas. Ingenuamente pensé que como la grande había sido excelente madre con su única camada, tal vez cuidaría a los bebés por ratos, pero no, ella los olió y rechazó de inmediato.

Pensé que sería difícil si conseguía otra mamá gata que estuviera lactando y más difícil aún sería que los aceptara como suyos, pero entonces uno de los posteos rindió frutos, la página de Facebook Animales CDMX me canalizó con ella, fue cuando conocí a Thalía Tetecatl.

Thalía dedica gran parte de cada día en el cuidado integral de los bebés, baño, comida, curaciones y se da tiempo de jugar con ellos y verlos hacer travesuras por su casa Foto: (Thalía Tetecatl)
Thalía dedica gran parte de cada día en el cuidado integral de los bebés, baño, comida, curaciones y se da tiempo de jugar con ellos y verlos hacer travesuras por su casa Foto: (Thalía Tetecatl)

Los llevé cerca de su domicilio y desde ese día sin peros o condiciones ella se hizo cargo de inmediato. Me mandaba fotos de la evolución de los peques, ella les dio una segunda oportunidad de vida.

Thalía Tetecatl tiene 23 años, vive en el municipio de Cuautitlán Izcalli, en el Estado de México, es egresada de la Universidad del Valle de México y está por titularse como veterinaria, pero ya tiene muchos años de experiencia.

La joven tenía gatitos cuando era niña, una gata que estaba preñada llegó a su casa cuando ella tenía cinco años. Posteriormente y desde hace tres años rescató a su actual gata tipo calico.

En este mismo periodo comenzó a especializarse en neonatos, buscó en internet sobre el cuidado de los bebés gatos pero en esa época no había mucha información en el país, por lo que le surgió la idea de crear esta información desde la perspectiva médica ya que precisamente estudiaba para veterinaria.

Posteriormente creó la cuenta de Twitter Escuela de Michis (@esc_michis) y el canal de youtube donde postea consejos para cuidar neonatos, cómo deben alimentarse, lavarse, la comida adecuada según su etapa de desarrollo y las hermosas historias y evolución de los gatitos que rescata.

Si bien la mayoría son fotos y videos de sus travesuras, también hay otros casos como el de Pixie que tiene una enfermedad en la piel, la cual ya se la está tratando o uno de los más dolorosos como el de Lynx. Un bebé que llegó en muy mal estado de salud, posiblemente envenenado, sin embargo a pesar del suero y todo el cuidado, su cuerpo ya estaba muy maltratado y falleció.

A Lynxs lo rescató su novio y desde Tamaulipas lo trajo al Estado de México, estaba muy maltratado pero resistió algunas semanas, Thalía le puso suero y logró hacer que comiera solo, incluso por  momentos el pequeño jugaba feliz con ella, lamentablemente no sobrevivió
A Lynxs lo rescató su novio y desde Tamaulipas lo trajo al Estado de México, estaba muy maltratado pero resistió algunas semanas, Thalía le puso suero y logró hacer que comiera solo, incluso por momentos el pequeño jugaba feliz con ella, lamentablemente no sobrevivió

En internet usuarios suelen reconocer su gran labor, sin embargo hay haters que en ocasiones la critican sin saber que detrás de cada pequeño rescatado hay miles de horas de cuidado sacrificando su tiempo, dinero que ella da de su bolsa, o los múltiples desvelos cuando son recién nacidos y tienen que comer cada tres horas, incluso cuando están agravándose y los lleva de emergencia con veterinarios veteranos, aunque sean las tres de la mañana.

Thalía explica que hay múltiples factores para que abandonen a los animales de compañía, la falta de recursos económicos pero más aún la falta de educación de respeto a los seres vivos.

“La mayoría de casos donde abandonas a estos animalitos son en zonas de marginación social, pero he encontrado más falta de cultura y educación. No nos enseñaron en la escuela el respeto por los animales y en la casa tampoco”, explica y agrega que ha sido invitada a las escuelas para dar información de concientización a niños de primaria. “Debería ser un tema obligatorio”, reflexiona.

Además del abandono, otra de las problemáticas es el maltrato animal, los llegan a usar en rituales (principalmente a negros y blancos) donde los mutilan y asesinan, además en casos peores se los dan de comer a perros para entrenarlos en peleas: “hay mucho maltrato animal pero poca gente que denuncia”.

Cariñosamente los llama "panaderos" Foto: (@ThalizTH)
Cariñosamente los llama "panaderos" Foto: (@ThalizTH)

Si usted es testigo en la Ciudad de México de maltrato animal puede llamar a la Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial de la Ciudad de México (PAOT) al teléfono 5265 0780 exts. 15410, 15420, 15430, 15450, 15440 y 15212 donde se atienden todo tipo de denuncias relacionadas con el maltrato de cualquier tipo de especie.

Además si ubica en redes sociales de algún material gráfico de maltrato o apología del mismo puede denunciar además a la policía cibernética los teléfonos 52-42-51-00 o 52-08-98-98 o enviar un correo electrónico a policia.cibernetica@ssc.cdmx.gob.mx

Mientras que en el Estado de México puede denunciar el maltrato de cualquier animal ante la Procuraduría de Protección al Ambiente del Estado de México (Propaem). Cuentan con una línea telefónica de lunes a viernes de 09:00 a 18:00 horas: (722) 213 5456, extensión 105.

La joven veterinaria explica que los programas de vacunación y esterilización anuales (generalmente son en enero) no pueden dar abasto con la gran cantidad de animales que hay, es por eso que se requiere más ayuda de organizaciones.

Debido a que los bebés recién nacidos son muy demandantes de tiempo, cuando Thalía tienen a su cuidado a varios no puede aceptar más bebés desamparados, por lo exhorta a más activistas de los animales a crear una red de apoyo, incluso hay quien aloja en su casa de forma temporal a gatitos o gatos adultos en lo que encuentran un hogar definitivo, o como el caso que ayudó a difundir de una gata anciana que iba a ser sacrificada.

En varios de estos casos el apoyo de las redes sociales fue fundamental, incluso algunos veterinarios aceptaron curar a la gata sin cobrar. Hay quien critica a los millenials al llamarlos “activistas de sofá en redes” pero ellos parecen tener mayor organización que las generaciones predecesoras, en tiempo real, por ubicación referenciada y tan sólo a un click de cambiarle la vida a estos peluditos.

Si cada entidad logra organizar campañas de esterilización varias veces al año, adopción en lugar de compra, veterinarios solidarios para personas de pocos recursos y/o personas para apadrinar vacunas y operaciones, el mundo para estos animales podría cambiar radicalmente y muestra que todos podemos ser activistas.

Los dos hermanitos amarillos, Juzo y Koori, dos de los tres gatitos que alguien desechó y los destinó a morir, crecieron hermosos, saludables y juguetones, siguen en espera de que los adopten. Iwaki (color crema) hoy se fue a su nuevo hogar con un humano que lo adoptó, cambiará su entorno y lo llenará de sonrisas con sus travesuras.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: