Esta fue la estrategia en CDMX para hacer más segura el transporte público durante la pandemia

La capital mexicana registra hasta 19 millones de transportes diarios en sus diferentes modalidades

Así fue la estrategia en Ciudad de México para hacer más eficaz y segura la movilidad y el transporte público durante la Pandemia (Foto: AP Photo/Rebecca Blackwell)
Así fue la estrategia en Ciudad de México para hacer más eficaz y segura la movilidad y el transporte público durante la Pandemia (Foto: AP Photo/Rebecca Blackwell)

La capital mexicana se caracteriza por tener una gran red de transporte público, pero también por las grandes cantidades de personas que pueden llegar a movilizarse durante un solo día, por lo que las medidas para hacerlo más eficaz, evitar horas pico y sanitizar las unidades, fueron prioridad para el gobierno en turno.

Andrés Lajous, secretario de Movilidad en la Cuidad de México, reveló que el territorio contabiliza un total de 19 millones de viajes diarios. 7.2 millones se realizan en colectivos o microbuses, mientras que 4.5 millones caminan, 4.3 millones se transportan en automóvil, un millón en taxis.

Cinco millones más lo hacen en metro, 1.5 millones en Metrobús y 396 mil en RTP. El Tren suburbano, conexión con el Valle de México, alcanza los 155 mil, el Trolebús 146 mil, y el Tren Ligero 112 mil.

Por último, las bicicletas registran 253 mil viajes diarios, las motocicletas 170 mil, los transportes escolares o laborales 154 mil y los mototaxis, así como los bicitaxis acumulan 150 mil.

Algunas de las medidas para reducir la movilidad fueron mantener la frecuencia de autobuses y trenes para que la ocupación dentro de estos no sea alta y, en consecuencia, que no haya una saturación de los servicios.

Algunas de las medidas para reducir la movilidad fueron mantener la frecuencia de autobuses y trenes para que la ocupación dentro de estos no sea alta y, en consecuencia, que no haya una saturación de los servicios (Foto: Victoria Valtierra / Cuartoscuro)
Algunas de las medidas para reducir la movilidad fueron mantener la frecuencia de autobuses y trenes para que la ocupación dentro de estos no sea alta y, en consecuencia, que no haya una saturación de los servicios (Foto: Victoria Valtierra / Cuartoscuro)

Además, reveló la importancia del cierre temporal de algunas estaciones, lo que permitió que más trenes y autobuses llegaran a las estaciones con aglomeraciones con mayor rapidez para que se desahogaran.

La ocupación promedio era de hasta 261 personas por autobús, misma que bajó después del cierre temporal de algunas estaciones, aunado a una sobreoferta de autobuses a una frecuencia más alta.

También se puso en marcha un programa llamado Subsidio a combustible, ruta y corredores. En esta, el transporte concesionado de ruta y corredores recibía un bono mensual de combustible por 4,000 o 6,000 pesos por un periodo de siete meses.

Lo anterior, explicó Lajous, también permitió que se mantuvieran en operación las unidades, e incluso reveló que hubo una sobreoferta del servicio, para garantizar que no hubiera aglomeraciones en el transporte al tener más unidades de las requeridas.

Por otra parte, en el sistema de metro y metrobus pusieron en marcha la dosificación de pasajeros en las entradas para la sana distancia, donde se emplearon elementos pictográficos para indicar la sana distancia, entre otras cosas.

También se puso en marcha un programa llamado Subsidio a combustible, ruta y corredores (Foto: REUTERS/Carlos Jasso)
También se puso en marcha un programa llamado Subsidio a combustible, ruta y corredores (Foto: REUTERS/Carlos Jasso)

Destacó también la habilitación de ciclovías emergentes, mismas que fueron instaladas en Insurgentes y Eje 4 Sur, pues se trata de avenidas que cruzarían toda la Ciudad de sur a norte o de poniente a oriente, respectivamente.

De acuerdo con los números presentados, hubo un aumento del 221% de ciclistas en las horas pico del transporte público, pues pasó de 1,996 ciclistas en abril, a 6,415 a finales de octubre de 2020.

En el Centro Histórico, por otra parte, se hizo la peatonalización del Centro Histórico, para que pudieran caminar de manera libre y que las banquetas no presenten grande aglomeraciones.

Los restaurantes, por otra parte, se les permitió poner mesas al aire libre, donde habrían cajones de estacionamiento; el trámite era bastante sencillo, pues pudo hacerse incluso a través de internet.

Por último, se iniciaron medidas preventivas como la distribución de gel antibacterial y la capacitación del transporte concesionado para que realizaran la limpieza de unidades; sin olvidar el uso de cubrebocas obligatorio o las campañas de comunicación.

MÁS SOBRE OTROS TEMAS:

México se compromete a tener un manejo sustentable del 100% de sus aguas oceánicas para el 2025

“Un asunto de seguridad nacional”: México encargará al Ejército la distribución y aplicación de la vacuna contra el COVID-19

Deudos COVID-19: familiares de personas que murieron sin diagnóstico podrían solicitar el apoyo de más de 11,000 pesos