La caída de un F-5 en el desfile: cómo se infiltró Amado Carrillo Fuentes en las fuerzas armadas de México

Se cumplen 25 años del choque de cuatro aeronaves durante el Desfile Militar de Independencia y en el que perdió la vida el Gonzalo Curiel García, a quien se le vinculó con el “Señor de los Cielos”

Fueron 12 años que no se permitió la participación de la Fuerzas Aéreas en el Desfile Militar, consecuencia del accidente que se registró el 16 de septiembre de 1995 (Foto: Mario Jasso/Cuartoscuro/Fotoarte: Jovani Pérez) Nota: La imagen es ilustrativa no pertenece al hecho descrito.
Fueron 12 años que no se permitió la participación de la Fuerzas Aéreas en el Desfile Militar, consecuencia del accidente que se registró el 16 de septiembre de 1995 (Foto: Mario Jasso/Cuartoscuro/Fotoarte: Jovani Pérez) Nota: La imagen es ilustrativa no pertenece al hecho descrito.

Es 1995. En la bitácora de vuelo queda registrado el choque de cuatro aviones a las 11:44 horas, del 16 de septiembre. Las aeronaves preparaban una sexta vuelta por el Zócalo de la Ciudad de México, pero en el momento previo para alistarse se registró el incidente.

En tanto, el presidente Ernesto Zedillo presencia su primer Desfile Militar y antes de medio día le informan que el avión F-5E Tiger II se impactó contra tres aviones T-33A Shooting Star. En el incidente perdieron la vida el General de Ala, Gonzalo Curiel García; el Mayor José Rivera Gutiérrez y los Tenientes Gustavo Enrique Pérez Estrada, Mario Humberto Sánchez García y Jorge Vergara Mogollón.

La Secretaría de Defensa Nacional (Sedena), informó que el incidente fue consecuencia de un error en los cálculos al realizar las obras las maniobras, ocasionado por la variación en la altitud de vuelo de los aviones involucrados. Situación que ocasionó la suspensión de las demostraciones aéreas por 12 años, y se retomaron en en septiembre del 2007.

Relación entre Gonzalo Curiel y Amado Carrillo

El ejército investigaba Curiel García por su relación con el narcotráfico. La mañana del viernes, previo al accidente, el general Gonzalo Curiel García llegó a la base aérea militar de Santa Lucía, en el Estado de México, con un niño de aproximadamente 10 años, a quien presentó como su sobrino.

El general Gonzalo Curiel García llegó a la base aérea militar de Santa Lucía, en el Estado de México, con un niño de aproximadamente 10 años, a quien presentó como su sobrino, pero en realidad era hijo de Amado Carrillo (Foto: Guillermo Perea/Cuartoscuro) Nota: La imagen es ilustrativa no pertenece al hecho descrito.
El general Gonzalo Curiel García llegó a la base aérea militar de Santa Lucía, en el Estado de México, con un niño de aproximadamente 10 años, a quien presentó como su sobrino, pero en realidad era hijo de Amado Carrillo (Foto: Guillermo Perea/Cuartoscuro) Nota: La imagen es ilustrativa no pertenece al hecho descrito.

Y le solicitó al teniente coronel de la Fuerza Aérea, Antonio Borja, que se hiciera cargo del menor, ya que Curiel García iba a participar en el Desfile Militar como piloto de un avión T-33. La instrucción siguiente fue que ya estaba autorizado que el niño fuera uno de los tripulantes del helicóptero Sikorsky y los acompañaría durante la demostración, de acuerdo con información de la revista Proceso.

Borja le preguntó al niño su nombre y la respuesta que obtuvo fue que se llamaba Amado. El helicóptero Sikorsky también lo tripulaban el capitán Juan Solano Aguayo, el oficial Sergio Licona García y el empresario Emilio Garay.

A Juan Solano y Sergio Licona les informaron del choque entre las aeronaves y les pidieron que fueran dirección a Huixquilucan, sitio en donde cayeron los aviones. Al llegar buscaron los restos, pero no lograron reconocer los cuerpos.


 (Foto: Guillermo Perea/Cuartoscuro) Nota: La imagen es ilustrativa no pertenece al hecho descrito.
(Foto: Guillermo Perea/Cuartoscuro) Nota: La imagen es ilustrativa no pertenece al hecho descrito.

Posteriormente, solicitan a los militares regresar a la base militar de Santa Lucía y al llegar a dicho sitio se enteran que uno de las personas que murió es Gonzalo Curiel García.

Borja Polino le notificó al general Juan Arturo Villasana que tenía al sobrino de Curiel García, pero no tenía ningún otro dato o información sobre algún familiar para que los fuera a recoger. Fue Juan Arturo el que se hizo cargo del menor y decidió llevárselo a la Ciudad de México porque tenía que reportarse.

Proceso relata que antes de llegara a la caseta México-Pachuca recibió una llamada y le dijeron que a la base militar había llegado un familiar del menor.

Lo que pidió el general fue que recogieran al niño al punto en donde se encontraba y en un lapso menor a una hora, llegó un chico en un carro negro. El general entregó al menor y no obtuvo más información al respecto.

Amado Carrillo Fuentes murió en julio de 1997 mientras le realizaban una cirugía estética (Foto: Archivo)
Amado Carrillo Fuentes murió en julio de 1997 mientras le realizaban una cirugía estética (Foto: Archivo)

Entre las pertenencias de Gonzalo Curiel encontraron una maleta de ropa, un portafolio con 11 millones de pesos, USD 2 millones, una pistola, un reloj y un portafolio cerrado con candado, de acuerdo con información del semanario. Tras el accidente comenzaron las sospechas sobre su relación con el narcotráfico.

Gonzalo Curiel originario de Jalisco, fue un piloto con más de 27 años de ser instructor en la Escuela del Aire con sede en Zapopan, Jalisco.

El secretario de la Defensa Nacional, Enrique Cervantes Aguirre, quien reveló que el niño que presentó Curiel García como su sobrino se trataba del hijo de Carrillo Fuertes, además, que el general había pasado la noche anterior al accidente, en la casa del narcotraficante en una fiesta mexicana, en una casa en Bosques de las Lomas.

Aunque no era el único, estaba también involucrado un grupo de generales los que se relacionaban con el capo, entre los que estaba Jesús Gutiérrez Rebollo, quien fue secretario de Seguridad Pública y Federal. El 18 de febrero de 1996, el general Enrique Cervantes Aguirre, entonces secretario de la Defensa Nacional (Sedena), ofreció una inusitada conferencia de prensa y lo acusó de defraudar a las fuerzas armadas y vulnerar el esfuerzo conjunto de las instituciones en contra del narcotráfico.

Amado Carrillo junto a uno de los aviones de su flota que utilizaba para transportar droga (Foto: Archivo)
Amado Carrillo junto a uno de los aviones de su flota que utilizaba para transportar droga (Foto: Archivo)

El ejército tenía documentada la relación entre El Señor de los Cielos y Gonzalo Curiel desde 1994, cuando lo mandaron a la Base Aérea Militar 4, en Cozumel, Quintana Roo. Región que significaba una de las principales rutas para el tráfico de cocaína.

Fuentes consultadas por Milenio indicaron que “cuando se va a Cozumel, el general Curiel ya había sido cooptado por la gente de Amado Carrillo, quien ya estaba utilizando ese punto como uno de los principales centros de entrada de droga al país”.

Al interior de las fuerzas militares se sabía de la relación con el jefe del Cártel de Juárez, ya que ocasionalmente realizaba vuelos con su familia helicópteros Blackhawk de la Fuerza Aérea Mexicana, relata el diario mexicano.

Dicha relación la confirmó Vicente Carrillo Leyva, tras ser detenido reveló que el ejército le brindaba a su familia y papá en los viajes que realizaban en México y en el extranjero.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Jesús Gutiérrez Rebollo, el otro zar antidrogas que fue a prisión por sus nexos con el narco

La historia de Amado Carrillo: el capo que se convirtió en “El señor de los cielos” y tuvo una muerte sospechosa en un quirófano

El increíble palacio de “Las mil y una noches” del “Señor de los Cielos”, el narco que le robó a Pablo Escobar

Quién es la reina del narco que enamoró a Amado Carrillo, fue amiga del “Chapo” Guzmán y “El Mayo” Zambada

MAS NOTICIAS