Vacuna contra el COVID-19: México acordó su participación en otros tres protocolos de pruebas clínicas

Los proyectos están encabezados por dos empresas de China y una de Estados Unidos

Marcel Ebrard, Secretario de Relaciones Exteriores de México. Video: Gobierno de México.

Este martes, el canciller Marcelo Ebrard informó que México podrá ser voluntario para las pruebas clínicas de tres vacunas para el SARS-CoV-2. Los proyectos con los que logró “memorándums de entendimiento” son la vacuna de Johnson & Johnson, la de CanSino Biologics y la de Walvax Biotechnology. La primera es una vacuna estadounidense, las otras dos son chinas.

De acuerdo con el secretario de Relaciones Exteriores (SRE), la cancillería tiene dos encomiendas principales frente a la pandemia, “la primera es participar, en los esfuerzos internacionales, sean estos de gobiernos, empresas o instancias multilaterales, para asegurar que México tenga acceso oportuno a tratamientos y a la posible vacuna,” y la segunda es proteger a connacionales en el extranjero.

La primera encomienda ha tenido resultados positivos de inicio, además de los tres protocolos anunciados esta semana, la SRE acordó la colaboración de México con la vacuna del laboratorio francés, Sanofi Pasteur. De acuerdo con esta farmacéutica, la participación de voluntarios mexicanos no es una garantía. El protocolo busca otras personas para las pruebas cuando sus grupos prioritarios están agotados, es más como una lista de espera.

La vacuna de Johnson & Johnson es desarrollada por su empresa farmacéutica, Janssen. El proyecto es una vacuna del tipo “vector viral deficiente”. Esta clasificación describe vacunas que utilizan un virus benigno como vehículo para introducir células desactivadas del SARS-CoV-2 al cuerpo y enseñarle a combatirlas.

Medidas de control frente al coronavirus hoy en la entrada al trabajo en Pekín. EFE/EPA/ROMAN PILIPEY
Medidas de control frente al coronavirus hoy en la entrada al trabajo en Pekín. EFE/EPA/ROMAN PILIPEY

De acuerdo con un reportaje de New York Times sobre esta vacuna, los resultados preliminares de las fases 1 y 2 de seguridad fueron positivos a finales de julio. La fase 3, que determina su eficacia, comenzará en septiembre y, si tiene éxito, el laboratorio producirá cientos de millones de dosis de emergencia en enero de 2021. De acuerdo con Ebrard, la participación de voluntarios mexicanos busca que el país tenga acceso temprano a las primeras tandas de vacunas.

El proyecto de CanSino Bio también es una vacuna de vector viral deficiente. Las fases 1 y 2 de seguridad de la vacuna reportaron resultados positivos en la revista científica The Lancet, por lo que está lista para iniciar pruebas de eficacia. Además de México, el 9 de agosto, el Arabia Saudita anunció que sus ciudadanos serían voluntarios en la fase 3.

En junio, casi un mes antes de publicar los resultados de seguridad, el gobierno chino aprobó el “uso de emergencia” de esta vacuna en personal del ejército. Esta medida está en línea con otras acciones de China para diversificar los protocolos de desarrollo de vacunas y no limitar sus proyectos a la metodología formal. El uso de emergencia chino también aplica para que ciudadanos que trabajan fuera de sus fronteras sean inmunizados.

Este martes, la institución de investigación del gobierno ruso, Gamaleya, también aprobó la aplicación temprana de su proyecto de vacuna, aun cuando no realizaron pruebas masivas de eficacia.

El proyecto de CanSino Bio también es una vacuna de vector viral deficiente.  (FOTO DE ARCHIVO: REUTERS/Colaborador)
El proyecto de CanSino Bio también es una vacuna de vector viral deficiente. (FOTO DE ARCHIVO: REUTERS/Colaborador)

Al igual que el proyecto de CanSino, Walvax Pharmaceutica desarrolla su vacuna en conjunto con la Academia Ciencias Médicas Militares. Este protocolo usa una vacuna de ARN mensajero, que introduce la información genética del virus al organismo para que las células lo aprendan y copien cada vez que se dividen.

De acuerdo con el informe de Marcelo Ebrard, las pruebas clínicas de estas vacunas serán supervisadas por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) y la Secretaría de Salud. Estas dependencias informarán sobre los protocolos de aplicación y la selección de voluntarios cuando queden confirmados los proyectos que sí necesitarán mexicanos.

Además, adelantó que la SRE está buscando entendimientos con proyectos de Reino Unido y Alemania.

En cuanto a la otra encomienda de la cancillería, Ebrard informó que han participado en la repatriación de 16 mil 874 mexicanos y que los consulados en Estados Unidos reanudaron operaciones casi en su totalidad.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Rusia aprobó la primera vacuna contra el coronavirus

La OMS alertó sobre la vacuna rusa contra el coronavirus: “Acelerar los progresos no debe significar poner en compromiso la seguridad”

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos