Tras la ruta del dinero: la estrategia de UIF y FGJ para golpear a los cárteles en CDMX donde más les duele

Las organizaciones criminales cuentan con numerosos negocios que utilizan para lavar dinero

(Foto: Especial)
(Foto: Especial)

Las autoridades de la Ciudad de México en coordinación con el gobierno federal, han puesto la mira en las estructuras financieras de los cárteles y organizaciones delictivas de la capital del país.

De acuerdo con el diario El Universal, un grupo especial de la Fiscalía General de Justicia (FGJ) de la Ciudad de México, trabaja en coordinación y colaboración con la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), para rastrear diversas rutas que utilizan los cárteles locales para el lavado de dinero.

Por ejemplo, descubrieron que La Unión Tepito tiene desde casas de cambio, gasolinerías, gimnasios, salones de belleza, lotes de venta de vehículos y hasta complejos habitacionales, mientras que el grupo antagónico, La Anti-Unión Tepito, cuenta con restaurantes, fondas, chelerías, bares y cantinas en Garibaldi; además de tiendas de ropa y varios spa y moteles de paso en la zona sur de la Ciudad.

Sin embargo, por el desconocimiento en el blanqueo de efectivo de los líderes de esas estructuras han cometido errores “primarios”, que terminaron en sus capturas o en el decomiso de grandes cantidades de efectivo.

Imagen de archivo (Foto: Especial)
Imagen de archivo (Foto: Especial)

Tan solo en lo que va de este año, a La Unión Tepito  le fueron decomisados 200,000 euros, 100 mil dólares y 16 vehículos de lujo; mientras que a La Anti-Unión, le decomisaron dos lingotes de oro de cuatro kilos cada uno y otros dos lingotes de plata de 400 gramos cada uno.

No obstante -destacó el diario- la preocupación de las autoridades se concentra en lo decomisado recientemente a presuntos integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) a quienes en sólo dos golpes les quitaron más de 37 millones de pesos, dinero que aparentemente se utilizaría para la compra de armas de grueso calibre, con la finalidad de formar un brazo armado que opere directamente desde la Ciudad de México, y sobre todo, para corromper a policías de la Secretaría de Seguridad Ciudadana y de la Fiscalía General de Justicia capitalinas.

Parte del trabajo para decomisar el efectivo y frenar el poder adquisitivo de los delincuentes locales, quedó asentado en la carpeta de investigación DCI/ ACI/UI-2C/D/00041/102-2020, en la que se revela que en febrero pasado fueron detenidos Rubén “N”, Máximo “N” y Manuel “N” en la alcaldía Cuauhtémoc, con 1.4 millones pesos en su poder.

Fueron detenidos a bordo de un Chevrolet Beat blanco que fue investigado por varios días. Las autoridades sabían en qué momento trasladarían el dinero de un domicilio ubicado en Tepito a una casa de seguridad, por lo que implementaron un operativo especial y los interceptaron en el camino. Al momento de su captura no pudieron explicar la procedencia del efectivo, por lo que fueron consignados a un penal federal.

Mientras que en el expediente FCI/ACI/UI-3C/D/00207/05-2020, se detalla que Arturo “N” y Ricardo “N” fueron detenidos a bordo de un Nissan Sentra gris, en poder de 1 millón de pesos en efectivo. 

Imagen de archivo (Especial)
Imagen de archivo (Especial)

La indagatoria revela que los imputados tenían nexos con La Anti-Unión Tepito y eran los encargados de mover grandes cantidades de efectivo de la colonia Guerrero, en específico de un restaurante de quesadillas perteneciente a la familia de “El Tortas”, líder de esa agrupación criminal, hacia la alcaldía Tlalpan, en donde antes de ser capturado el 28 de mayo de 2019.

El medio destaca que hasta el momento, los trabajos para desactivar la actividad financiera de los cárteles preponderantes en la capital de la República se han concentrado en los que operan en la zona centro —La Unión y La Anti-Unión—; sin embargo, gradualmente se han extendido a los asentados en la zona sur, desde el Cártel de Tláhuac; Los Rodolfos, en Xochimilco, y las pequeñas células que están diseminadas en los alrededores de Tlalpan y hasta el Valle de Chalco.

Pero después del atentado que sufrió el secretario de Seguridad Ciudadana, Omar García Harfuch, los trabajos de inteligencia se han concentrado en desarmar y desactivar la estructura financiera del Cártel Jalisco Nueva Generación.

De momento, las autoridades de investigación han detectado que este cártel cuenta con departamentos en las alcaldías Miguel Hidalgo, Benito Juárez y Cuajimalpa.

También identificaron a una mujer que tenía relación con La Unión Tepito y quien presuntamente es la encargada de blanquear el efectivo que le entregan, además de proporcionarles fuertes sumas de dinero cuando es necesario. Las autoridades creen que ella fue la encargada de facilitar el dinero para comprar armas, vehículos y el pago a los sicarios que atentaron contra García Harfuch.

MÁS DE ESTE TEMA:

Unión Tepito Nueva Generación: un cártel desconocido para el gobierno pero no para sus víctimas

Detuvieron a Big Mama, presunta coordinadora de La Unión Tepito y persona de confianza de El Lunares

La UIF confirmó que La Unión Tepito y el Cártel Santa Rosa de Lima también se dedican a la trata de personas

La UIF prepara otro golpe al CJNG: investiga 2,325 cuentas del narco, la mayoría de este cártel

MAS NOTICIAS