Hospitales iniciarán una etapa de “regreso a la normalidad” en los servicios de salud

La Secretaría de Salud prepara un plan para subsanar el rezago que existe en la provisión de ciertos servicios tanto diagnósticos como terapéuticos y de rehabilitación

(Foto: EUROPA PRESS / Jacky Muniello)
(Foto: EUROPA PRESS / Jacky Muniello)

Los hospitales de México destinados a la atención de los pacientes con complicaciones ligadas a la enfermedad COVID-19, podrían iniciar con los planes de continuidad de operaciones en los servicios de salud generales en las próximas semanas.

Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de Salud, reveló en conferencia de prensa desde Palacio Nacional que desde hace cuatro semanas aproximadamente, el secretario de Salud federal, Jorge Alcocer, instruyó a la creación de un grupo de trabajo con este objetivo.

El grupo lo integran tanto la Secretaría de Salud y la Subsecretaría, como el Instituto Mexicano del Seguro Social, el Instituto de Seduridad (IMSS) y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), el Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI) y la Comisión Coordinadora de Institutos Nacionales de Salud y Hospitales de Alta Especialidad.

Como propósito, informó López-Gatell, se les pidió “identificar y poner en práctica un proceso de regularización o de regreso a la normalidad o continuidad de operaciones de los servicios de salud para subsanar el rezago que existe en la provisión de ciertos servicios tanto diagnósticos como terapéuticos y de rehabilitación que necesariamente fueron desplazados con la reconversión hospitalaria”.

Aseguró, además, que en un principio se enfocaron en la “desconversión” de los servicios, pero luego de “recapacitarlo”, buscarán, más bien, “reorganizar los servicios para mantener el estado de conversión que nos ha permitido albergar a pacientes con covid”.

(Foto: Cortesía Presidencia)
(Foto: Cortesía Presidencia)

Lo anterior, dijo, porque se acerca la temporada otoño-invierno en la que se espera una epidemia de influenza, además de la probabilidad que existe de tener un repunte en los casos de la enfermedad COVID-19.

“Necesitamos conservar esa capacidad hospitalaria, pero también regresar a la capacidad de subsanar el rezago y atender a las personas con estos padecimientos”, informó, refiriéndose a otras enfermedades crónico-degenerativas.

Reveló, por otra parte, que entre las salidas posibles que se han analizado en el grupo de trabajo, destaca “el reforzamiento de la capacidad el primer nivel de atención y el desplazamiento de servicios clínicos al primer nivel de atención para que sea recibida con mayor eficiencia entre la población con necesidad de éstos”.

Por último, el subsecretario advirtió a la población que dentro del documento podrían incluir cambios de domicilios donde las personas acuden a su atención, con el objetivo de facilitar el acceso a los servicios de salud.

El subsecretario advirtió a la población que se podrían incluir cambios de domicilios donde las personas acuden a su atención, con el objetivo de facilitar el acceso a los servicios de salud (Foto: REUTERS / Edgard Garrido)
El subsecretario advirtió a la población que se podrían incluir cambios de domicilios donde las personas acuden a su atención, con el objetivo de facilitar el acceso a los servicios de salud (Foto: REUTERS / Edgard Garrido)

Disponibilidad hospitalaria en México

José Luis Alomia, director general de Epidemiología, reveló en conferencia de prensa desde palacio de nacional que actualmente hay 30,587 camas totales para hospitalización general de personas con la enfermedad COVID-19.

Hasta el momento, hay 16,769 camas disponibles en todo el país, mientras que 13,827 continúan ocupadas, es decir, el 45%, por debajo del límite meta.

Nuevo León es el estado con la mayor ocupación hospitalaria con un 73% y una disponibilidad del 27%. Le sigue Coahuila con el 69% de ocupación y el 31% de disponibilidad; así como Nayarit con los mismos números; Tabasco, por su parte, mantiene el 63% de ocupación contra el 37% de disponibilidad; Puebla y Veracruz contabilizaron el 61% de ocupación y el 39% de disponibilidad.

La Ciudad de México, entidad con más casos de contagio de coronavirus (76,173), registró una disponibilidad del 47% y una ocupación del 53%. El Estado de México, territorio con más número de muertes (8,383) contabilizó 45% de ocupación hospitalaria general y 55% de las camas disponible.

Fotografía de archivo cedida por la presidencia de México del director de Epidemiología del Gobierno de México, José Luis Alomía, durante su participación este jueves en una rueda de prensa, en Palacio Nacional de Ciudad de México (México). . EFE/Presidencia de México/
Fotografía de archivo cedida por la presidencia de México del director de Epidemiología del Gobierno de México, José Luis Alomía, durante su participación este jueves en una rueda de prensa, en Palacio Nacional de Ciudad de México (México). . EFE/Presidencia de México/

En el caso de las camas con ventilador respiratorio para los pacientes con graves complicaciones, Alomía reveló que hay un total de 10,863 camas a nivel nacional. Hasta el 4 de agosto de 2020 se contabilizaron 3,925 ocupadas, el 36%, y 6,938 disponibles.

Nuevo León es de nueva cuenta el estado con mayor nivel de ocupación con el 66% y el 34% de disponibilidad. Le siguen Colima con el 60% de ocupación y el 40% de disponibilidad; Tabasco mantiene 53% de las camas ocupadas contra el 47% de disponibilidad; Baja California en el cuarto sitio registró 50% de ocupación y 50% de disponibilidad; mientras Tlaxcala tiene un 49% de ocupación, contra un 52% de disponibilidad.

La Ciudad de México y el Estado de México mostraron el mismo porcentaje de disponibilidad hospitalaria en camas con ventilador con el 39% ocupado y el 61% disponibles, lo miso que el territorio de Aguascalientes.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Qué pasó con los “Municipios de la esperanza” de AMLO y cuántos quedan

Coronavirus en México: rebasa los 48,800 muertos y 449,961 contagios

Comipems: estas son las medidas sanitarias que aplicarán durante el examen



MAS NOTICIAS